Pan de calabacín y arándanos con opción paleo

Hay una gran variedad de panes que puedes preparar en tu casa. Seguramente ya habrás probado los muffins de arándanos y el pan de calabacín. ¿Pero alguna vez se te había ocurrido combinarlos? Esto es lo que harás con esta deliciosa receta de pan de calabacín y arándanos que no te puedes perder. Esta combina el dulce de los arándanos, con el sabor terroso y humedad del calabacín.

Pan de calabacín y arándanos

Los beneficios para la salud de los arándanos 

Los arándanos son ricos en antioxidantes que, según investigaciones, pueden inhibir el crecimiento tumoral, reducir la inflamación e incluso prevenir o ralentizar ciertos tipos de cánceres. El alto contenido de vitamina C en los arándanos puede promover la capacidad del colágeno para prevenir daños en la piel, suavizar las arrugas y mejorar la calidad general de la piel.  

Estas pequeñas bayas contienen otros nutrientes, como el hierro, el calcio, magnesio, fósforo, vitamina K, zinc y manganeso. Todo esto contribuye a construir y mantener la fuerza y ​​estructura de los huesos, así como la fuerza y ​​elasticidad de las articulaciones. 

La fibra que se encuentra en los arándanos, así como su contenido de folato, potasio, vitamina C, vitamina B6 y fitonutrientes, promueven la salud del corazón. El folato y la vitamina B6, en particular, ayudan a prevenir la acumulación de un compuesto llamado homocisteína. Tener altos niveles de homocisteína puede provocar problemas cardíacos.

Los beneficios para la salud del calabacín 

Los calabacines también son ricos en antioxidantes que tienen beneficios para la salud de la piel, los ojos y el corazón, y también pueden ayudar a proteger el cuerpo de algunos tipos de cáncer.  

Además también ayudan a mejorar la digestión por varias razones:

1.  Estas verduras (aunque botánicamente se clasifican como frutas) son ricas en agua que puede ablandar las heces.

2. Los calabacines contienen fibra insoluble (que ayuda a que los alimentos se muevan a través del intestino) y fibra soluble (que alimenta las bacterias beneficiosas en el intestino). Esto puede ayudar a reducir la inflamación y disminuir los síntomas de trastornos relacionados con el intestino como la enfermedad de Crohn, el síndrome del intestino irritable (IBS) y colitis ulcerosa. 

Este alto contenido de fibra puede ayudar a perder peso. Debido a que el calabacín es rico en agua y bajo en calorías, puede ayudar a quien lo consume a sentirse lleno. La fibra puede reducir el hambre y el apetito. Estudios han demostrado que la ingesta alta de frutas y verduras está relacionada con la pérdida de peso y con tasas más lentas de aumento de peso.

Lo que debes saber de la receta

Estos increíbles beneficios para la salud se combinan en esta deliciosa receta de pan dulce. Te ofrecemos dos variaciones, la original, por si estás de humor para darte un pequeño capricho sin culpas. Y una versión más saludable que es paleo, sin gluten y apta para veganos.

Receta de pan de calabacín con arándanos 

Ingredientes:  

  • 3 huevos, ligeramente batidos  
  • 1 taza de aceite de aguacate
  • 3 cucharaditas de extracto de vainilla  
  • 2 1/4 tazas de azúcar  
  • 2 tazas de calabacín rallado  
  • 3 tazas de harina para todo uso  
  • 1 cucharadita de sal  
  • 1 cucharadita de levadura en polvo  
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio  
  • 1 cucharada de canela molida  
  • 1 pinta de arándanos frescos  

Preparación:  

  1. Precalienta el horno a 175 grados C. Engrasa ligeramente 4 moldes para pan pequeño.  
  2. En un tazón grande, bate los huevos, el aceite, la vainilla y el azúcar.
  3. Agrega el calabacín. Bate la harina, la sal, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la canela.
  4. Añade gentilmente los arándanos.
  5. Transfiere la mezcla a los moldes para pan que preparaste.  
  6. Hornea 50 minutos en el horno precalentado, o hasta que al insertar un cuchillo en el centro del pan este salga limpio.
  7. Deja enfriar durante 20 minutos en los moldes, luego colócalos en rejillas de alambre para que se enfríen por completo.  

Pan de Calabacín Paleo  con arándanos y sin gluten (Opción Vegana) 

Ingredientes:  

  • 3 huevos, ligeramente batidos (o huevos de lino ) 
  • ½ taza de aceite de aguacate  
  • ½ taza de puré de manzana sin azúcar  
  • 3 cucharaditas de extracto de vainilla  
  • 1 ½ taza de azúcar de coco *  
  • 2 tazas de calabacín rallado  
  • 1 1/2 tazas de harina de almendras 
  • Media taza de harina de coco 
  • 1/2 taza de harina de tapioca 
  • 1/2 taza de polvo de arrurruz 
  • 1 cucharadita de sal  
  • 1 cucharadita de levadura en polvo  
  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio  
  • 1 cucharada de canela molida  
  • 1 pinta de arándanos frescos 

* Si buscas reducir tu consumo de azúcar y / o calorías, puedes intentar reemplazar el azúcar de coco con un edulcorante a base de fruta del monje.

Preparación: 

  1. Precalienta el horno a 175 grados C. Engrasa ligeramente 4 moldes para pan pequeños.  
  2. En un tazón grande, bate los huevos o los huevos de lino, el aceite, la compota de manzana, el extracto de vainilla y el azúcar de coco. Agrega el calabacín. Añade y mezcla la harina de almendra, harina de coco, tapioca harina, polvo de arrurruz, sal, polvo de hornear, el bicarbonato de sodio, y la canela. Agrega gentilmente los arándanos. Transfiera la mezcla a los moldes para pan que preparaste.  
  3. Hornea por 50 minutos en el horno precalentado, o hasta que al insertar un cuchillo en el centro de un pan este salga limpio. Deja enfriar durante 20 minutos en los moldes, luego colócalos en rejillas de alambre para que se enfríen por completo. 

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.