10 productos del hogar que causan cáncer y debes evitar

Como padre y cónyuge, uno intenta asegurarse de que la familia esté sana y feliz, y hace todo lo que está a su alcance para mantenerlos a salvo. Casi nunca te cruza por la mente que los productos que estás usando para mantenerlos seguros puedan ponerlos en peligro. Los siguientes son 10 productos del hogar que debes erradicar si deseas evitar posibilidades de cáncer.

productos para el hogar tóxicos

10 productos del hogar que causan cáncer

Cuando piensas en la salud y el bienestar, la nutrición adecuada y los suplementos a menudo se encuentran en la parte superior de la lista de maneras de mantener a tu familia segura. No consideras analizar los productos que utilizas para fines de limpieza, por ejemplo.

La verdad es que hay varios carcinógenos conocidos en nuestras casas que se esconden en la ducha, el inodoro, el armario de la cocina y el resto de la casa que tienen el potencial de aumentar sustancialmente el riesgo de que tú o tu familia desarrollen cáncer.

Aquí hay una lista de peligros potenciales, desde ambientadores y velas perfumadas hasta cortinas de baño, que puedes vigilar para que tu hogar vuelva a ser seguro.

1. Velas

Las partículas de las velas encendidas son extremadamente peligrosas para tu salud según varios estudios. Las partículas de las velas encendidas tienen un efecto más fuerte que las partículas de escape diesel.

Estudios han descubierto que las partículas de las velas encendidas provocan reacciones inflamatorias en los pulmones y células dañadas y aumentaba considerablemente la progresión de las arterias obstruidas (aterosclerosis), las cuales, a su vez, aumentan la probabilidad de ataque cardíaco.

Muchos productos usados en el hogar y que son perfumados, como los inciensos, también contienen docenas de toxinas dañinas y carcinógenos como el plomo. Así que comprueba los productos químicos utilizados para crear los aromas de tus productos también.

Una forma sencilla de controlar tus velas es usar un pedazo de papel. Sosteniendo la mecha, intenta dibujar una línea en el papel. Si no hay línea, lo más probable es que la mecha no contenga plomo. También puedes encender la vela y sostener el papel por encima de la llama. Si se forma un residuo de hollín gris, sus telas pueden contener plomo.

2. Ambientadores

De acuerdo con un informe publicado por el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, muchos de los ambientadores que utilizamos en nuestros hogares en forma regular contienen compuestos con potencial carcinogénico. La gran mayoría de los ambientadores, incluso algunos marcados como “totalmente naturales” o “sin aroma”, contienen compuestos llamados ftalatos.

Los diferentes tipos de ftalatos tienen diferentes consecuencias para la salud, aunque la mayoría de ellos afectan la salud reproductiva. Muchos de ellos pueden exacerbar las afecciones respiratorias como el asma.

Cuando las personas usan ambientadores, los ftalatos se liberan en el aire donde pueden inhalarse o pueden caer sobre la piel y ser absorbidos. Una vez que estos químicos ingresan al torrente sanguíneo, pueden alterar los niveles hormonales y causar otros problemas de salud.

Los ambientadores caseros son uno de los productos para el hogar más simples de hacer. Todo lo que necesitas para mantener su hogar con buen olor es el agua destilada y unas gotas de sus aceites esenciales favoritos en una botella con atomizador.

Agita bien antes de cada uso y rocía el aerosol alrededor de tu casa cuando quieras refrescar el aire. O puedes usarlo en un difusor de aromaterapia.

3. Cortinas de baño y otros plásticos para el hogar

El PVC es el tercer tipo de plástico más producido en el mundo, aunque puede ser inofensivo para ciertas aplicaciones, como las tuberías de alcantarillado, por ejemplo, pero cuando se usa en entornos que pueden liberar los compuestos tóxicos cancerígenos del PVC, este polímero plástico podría convertirse en una bomba de tiempo.

Las cortinas de baño contienen PVC y otros compuestos tóxicos que pueden liberarse al ducharse. Estas toxinas pueden afectar el sistema reproductivo, el sistema respiratorio y también pueden ser cancerígenas.

Algunos de los productos plásticos usados para hacer juguetes, recipientes y otros plásticos para niños también pueden ser un peligro para la salud.

Las alternativas más saludables para las cortinas de baño incluyen cortinas de algodón natural o cortinas de EVA (EVA es una alternativa no tóxica al PVC). Revisa los juguetes de tus hijos y tus recipientes de plástico para asegurarte de que estén libres de PVC.

4. Limpiadores de alfombras y champús de tela

Muchos champús para alfombras y limpiadores de telas diseñados para ofrecer un poder superior de eliminación de manchas utilizan un producto llamado percloroetileno. El percloroetileno, también llamado tetracloroetileno, se ha relacionado con mayores riesgos de desarrollar cáncer de pulmón.

Los limpiadores de alfombras y los champús de tela a veces también contienen un compuesto llamado naftaleno. La naftalina es el ingrediente principal de las bolas de naftalina, y la exposición a la naftalina está relacionada con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de garganta y pulmón.

De los productos para el hogar que son amigables al medio ambiente que son más usados está el bicarbonato de sodio, es un excelente removedor de olores, y el vinagre blanco también es efectivo para eliminar la suciedad y las manchas.

Si deseas deshacerte de tu champú para alfombras, rocía tus alfombras con bicarbonato de sodio, agrega vinagre a tu agua para champú, y luego espera a que se sequen tus alfombras.

Si es necesario, espolvorea con bicarbonato de sodio con algunas gotitas de aceite esencial (puede ser tomillo menta o lavanda) para darle aroma y frescura, y luego aspira el polvo que quede.

5. Productos de limpieza en seco

Según la Sociedad Americana del Cáncer, otro carcinógeno oculto en sus armarios podría ser el tetracloroetileno o percloroetileno que se ha usado en sus artículos de limpieza en seco. Estos productos químicos a menudo se incluyen como disolventes en productos como productos de limpieza en seco.

El uso de ropa que fue lavada en seco puede exponerte involuntariamente a estas sustancias nocivas. Asegúrate de que tu tintorería local no use percloroetileno para lavar tu ropa.

6. Insecticidas y pesticidas

El término familia usualmente se extiende a nuestros amigos peludos. Uno pensaría que los productos promocionados como amigables para mascotas deberían ser amigables para mascotas y humanos.

Sin embargo, al igual que tus materiales de limpieza, hay muchos productos químicos potencialmente cancerígenos en muchos de los productos para el control de garrapatas, pulgas y piojos.

Algunos productos para garrapatas y pulgas contienen insecticidas organofosforados, permetrina y carbamatos. Estos productos están listados como probables de ser cancerígenos para los humanos.

7. Productos para el hogar antibacterianos

A menudo nos engañan pensando que ciertos productos son automáticamente seguros. Esto es particularmente cierto en el caso de productos como productos antibacterianos que supuestamente están diseñados para hacer que nuestros entornos sean más seguros.

Las preocupaciones recientes sobre un ingrediente utilizado en muchos productos antibacterianos han llevado a una prohibición en el uso de este producto en áreas como la Unión Europea. El triclosán es un ingrediente antibacteriano y antimicótico que se encuentra en muchos cosméticos, jabones, detergentes e incluso en pastas de dientes.

La evidencia sugiere que el triclosán puede ser carcinógeno. Aunque las pruebas iniciales solo se realizaron en ratones, hubo suficientes preocupaciones para prohibir el producto en la UE.

Los productos como la plata se han utilizado por sus propiedades antibacterianas y antimicrobianas (por ejemplo, el avance de la biotecnología incorpora plata ionizable en tejidos para uso clínico para reducir el riesgo de infecciones), y el uso de plata no parece representar un peligro importante para los seres humanos.

Sin embargo, hoy en día existen muchos jabones libres de tóxico en el mercado e incluso, tú puedes hacer tu propio jabón antiséptico natural, o hacer tu propio productos desinfectantes para el hogar.

8. Desodorantes

Existen afirmaciones de que los desodorantes podrían ser perjudiciales para ti e incluso causar cáncer.

El Dr. Philip Harvey, editor en jefe de Journal of Applied Toxicology examinó las formas en que los cosméticos interactúan con tu cuerpo. Él dice que limpiar los químicos que se encuentran en los desodorantes debajo de tus brazos y en los lados de tu pecho o senos “podría proporcionar una ruta de exposición casi directa al tejido subyacente que contiene receptores de estrógeno”.

Esto es preocupante porque, tanto los parabenos como el aluminio, que se encuentran en los desodorantes, son sustancias químicas “estrogénicas”, lo que significa que interactúan con las hormonas o las células de tu cuerpo de manera similar al estrógeno.

Según el Instituto Nacional del Cáncer, el exceso de estrógeno desempeña un papel en la promoción del crecimiento de las células cancerosas, lo cual es una gran preocupación debido a nuestra exposición diaria a los desodorantes.

Harvey dice que sus cálculos sugieren que estos productos químicos cosméticos pueden “aumentar significativamente las cargas estrogénicas”.

Hay puntos de vista opuestos sobre la conexión entre el uso de desodorantes y el cáncer. Un estudio médico no encontró una correlación entre el uso de antitranspirantes y el cáncer de mama. La FDA dice: “En este momento, no tenemos información que demuestre que los parabenos, ya que se usan en cosméticos, tienen un efecto en la salud humana”.

Pero el Dr. Philip Harvey dice que “la ausencia de evidencia no es evidencia de ausencia”.

¿Por qué correr el riesgo? En lugar de usar desodorantes comerciales, puede usar un desodorante de aceite de coco o un desodorante de lavanda natural u otro tipo ecológico que hoy en día existen muchos ya en el mercado.

9. Pastas de dientes que contienen triclosán

El uso de un químico llamado triclosán en una crema dental de gran venta en una pasta dental muy comercial, ha provocado mucho debate en el pasado. La pasta dental en cuestión fue aprobada por la Administración Federal de Medicamentos (FDA) en 1997.

Solo en este año, la agencia, a raíz de una demanda por el Acta de Libertad de Información (FOIA), dio a conocer todos los datos de seguridad que había estado ocultando sobre este producto.

Surgió que, durante los últimos 18 años, millones de personas han estado poniendo regularmente en la boca una toxina potencialmente relacionada con el cáncer, la alteración endocrina, la infertilidad y otros problemas de salud.

Te puede interesar:
15 maneras de llenar tu hogar con buena energía y vibraciones

¿Qué es el triclosán?

El triclosán es un pesticida y se parece a un componente principal del arma química Agente Naranja rociada durante la Guerra de Vietnam. También se conoce como 5-cloro-2- (2,4-diclorofenoxi) fenol, y se ha utilizado inicialmente en lavados de manos quirúrgicos y otros desinfectantes.

Es un derivado del 2,4-D, que es un herbicida altamente tóxico. No es exactamente una sustancia que esperaría encontrar en tu pasta de dientes.

Esta marca sostiene que su pasta de dientes es segura; un reclamo respaldado por más de 80 estudios clínicos con 19,000 personas. Sin embargo, el triclosán se ha eliminado gradualmente de otros productos de cuidado personal comunes, a excepción de esta pasta de dientes.

Además, la Unión Europea ha prohibido el triclosán de todos los productos que entran en contacto con alimentos.

Productos para el hogar libres de triclosan

Otras compañías no usan triclosan en sus productos para el cuidado bucal. Como el producto químico se utiliza en una gama de otros productos también, después del debate, muchas compañías han anunciado la llegada de una gama de productos sin triclosan, por ejemplo, dispensadores de alimentos para mascotas.

Sin embargo, el fabricante de la marca de dientes comercial no tiene planes de cambiar la fórmula de su pasta de dientes y continúa comercializándolo como un producto que promueve la salud de sus dientes y encías. Todo con la aprobación de la FDA.

10. Utensilios de cocina antiadherentes hechos de teflón

Químicamente, el teflón es conocido como politetrafluoroetileno. Originalmente fue un subproducto de desecho de la producción de freón, que es el nombre comercial de gases o líquidos no inflamables y moderadamente tóxicos que se utilizan como refrigerantes y como propelentes de aerosoles. Freón y Teflón son producidos por la misma compañía.

El teflón está hecho de ácido perfluorooctanoico (PFOA), que se ha asociado con tumores y problemas de desarrollo en animales.

Según la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, existen varias enfermedades relacionadas con la exposición al PFOA:

  • Diabetes (Tipo 2)
  • Cáncer
  • Bajo peso al nacer
  • Pubertad temprana
  • Infertilidad y trastornos reproductivos.
  • Trastornos autoinmunes
  • Enfermedad hepática y renal
  • Enfermedad de tiroides
  • Colesterol alto

¿Qué puedes hacer para reducir los riesgos asociados con el teflón?

  • Nunca precalientes una sartén vacía.
  • Si usas sartenes antiadherentes, no superes el calor medio.
  • Si ves que tu sartén está astillada o dañada, deséchela. Los utensilios de cocina antiadherentes deben reemplazarse cada dos años para evitar fugas tóxicas.
  • Usa solo cucharas de madera para revolver los alimentos y evita los utensilios de metal en sartenes antiadherentes.
  • Los utensilios de cocina de mayor peso suelen ser de mejor calidad y se calientan un poco más lentamente, así que elige eso.
  • Usa utensilios de cocina libres de químicos. Opta por utensilios de cocina de arcilla y vidrio, sartenes de acero inoxidable y cobre, y ollas y sartenes de hierro fundido. El hierro fundido y el acero inoxidable son una buena alternativa a los moldes antiadherentes y son duraderos.

Utencilios para el hogar y la cocina  alternativos al teflon

Vidrio: El vidrio funciona muy bien para hornear, por ejemplo, platos de Pyrex. En general, no están diseñados para ser utilizados en la estufa.

Cada vez más personas eligen ollas de vidrio debido a su diseño simple, su color elegante y su estilo elegante. Además, la superficie lisa de las macetas de vidrio facilita su limpieza.

Hierro fundido: El hierro fundido es perfecto para usar en el horno o en la estufa. El hierro fundido es excelente porque es muy versátil. Si bien los utensilios de cocina de hierro fundido están libres de PFOA, es importante asegurarse de que los utensilios de cocina que elijas cumplan con todas las regulaciones para los niveles de plomo y cadmio.

Acero inoxidable: Esto puede ser un poco complicado ya que los alimentos tienden a pegarse a los utensilios de acero inoxidable, pero muchas personas prefieren usarlos.

Aunque puede tomar algo de investigación para encontrar las mejores alternativas antiadherentes para tu gusto personal, hazlo. Si preparas la mayoría de tus comidas en casa, es importante que no te expongas a los riesgos que implica cocinar con antiadherente.

Notas finales sobre los productos para el hogar tóxicos

La lista de productos para el hogar anteriores es solo una muestra de los peligros potenciales de los productos que damos por sentado. Debes interesarte activamente en los productos en los que confías para mantener a tu familia a salvo. Investiga los productos que usas regularmente y busca los ingredientes.

Desintoxicar tu hogar es una parte integral del concepto de desintoxicación. Esto incluye no solo desintoxicar tu cuerpo, sino también desintoxicar tu mente y los entornos más cercanos.

Señales de advertencia y cómo reducir los peligros de Wi-Fi

Es un producto para el hogar que hoy en día es indispensable, está en nuestras computadoras, teléfonos, computadoras portátiles y tabletas. Flota alrededor de nuestras casas, lugares de trabajo, trenes e incluso aviones.

Desde su inicio a principios de los años 90, el Wi-Fi se ha convertido en una parte estándar de nuestra vida cotidiana, pero ¿debemos confiar ciegamente en ello? ¿Wi-Fi es malo para tu salud?

Seguro que el Wi-Fi es una conveniencia milagrosa para la persona moderna. Es utilizado por cientos de millones.

Síndrome de hipersensibilidad electromagnética (EHS)

El síndrome de hipersensibilidad electromagnética, o EMS, es un problema que concierne a las personas que se exponen a los campos electromagnéticos. Los estudios demuestran ahora que este problema médico es mucho más creíble de lo que podríamos haber pensado.

De acuerdo con un estudio, una estación base de teléfono inalámbrico ubicada a dos pies de distancia de tu cabeza y conectada durante tres minutos a la vez puede interrumpir significativamente tu ritmo cardíaco. Este estudio dirigido por Magda Havas, PhD, del Departamento de Estudios de Recursos Ambientales y de la Universidad de Trent, Canadá.

Hasta ahora los expertos han podido clasificar a los afectados en dos grupos. Hay personas que sufren síntomas menores y personas que están más gravemente afectadas.

El doctor suizo Thomas Rau de la Clínica Paracelso encontró que, en las áreas modernizadas, casi el 40% reciben efectos secundarios negativos de los EMF, mientras que el 8% sufre síntomas más graves.

Síntomas menores de EHS

Puedes ser alguien con EHS y ni siquiera darte cuenta. El simple hecho de pasear por áreas con altas concentraciones de CEM (campos electromagnéticos) podría agravar los siguientes síntomas:

  • Sensaciones de desmayo y mareo
  • Sensaciones de picazón y ardor en la piel
  • Dolores de cabeza espontáneos y persistentes
  • Dolor, incomodidad y dolor en los músculos
  • Sentimientos de náusea o enfermedad
  • Falta de enfoque y claridad

Peligros más graves de EHS

Algunos médicos creen que la exposición a los CEM también podría conducir a problemas más drásticos en personas extremadamente sensibles. Según el Dr. Rau, la exposición a cargas electromagnéticas puede contribuir a los siguientes problemas médicos:

  • ADD y ADHD
  • Migraña crónica
  • Insomnio
  • Enfermedad de Parkinson
  • Dolor de espalda crónico
  • Arritmia
  • Cáncer

Parece extraño que un problema médico con un potencial negativo tan grave esté recibiendo tan poca atención. ¿Cómo puede una parte tan conveniente de nuestra vida cotidiana tener estos efectos negativos? ¿Por qué no se hace más investigación?

Wi-Fi y EMF están creciendo de manera exponencial y no muestran signos de desaceleración. Algunas estimaciones dicen que la cantidad de hotspots probablemente se triplicará para 2015.

No tienes que ser un experto en tecnología para estar expuesto a los CEM a diario, te encontrarán independientemente. Una gran mayoría de las personas que te rodean están emitiendo señales directamente desde sus bolsillos y mochilas. Incluso si no tiene un teléfono celular, podría ser una víctima.

Puede ser difícil evitar absorber los rayos en nuestra cultura saturada de medios, pero eso no significa que no puedas tomar medidas para reducir la exposición. Unos pocos cambios menores en la vida pueden evitarle el riesgo de una absorción excesiva de CEM.

7 pasos para reducir los peligros de Wi-Fi en el hogar y en tu cuerpo

1. Fortalece la fuerza de tu sistema inmunológico. Este es el curso de acción más importante porque hará que tu cuerpo sea más eficaz para rechazar los efectos de la radiación. Una dieta sólida de alimentos orgánicos, abundante agua y la cantidad correcta de vitaminas y minerales te hará bien.

2. Usa líneas fijas en casa, en el trabajo y donde sea posible. Esto causa mucho menos exposición que un teléfono celular. Si es posible, apégate a los teléfonos con cable, son la forma más segura de comunicarse sin la penetración de EMF.

3. No guardes el teléfono en los bolsillos, la ropa o el cinturón. Trata de llevarlo a algún lugar separado de tu cuerpo, como en una maleta o bolso.

4. Mantén las computadoras portátiles fuera de tu regazo. Las computadoras portátiles están constantemente recibiendo y emitiendo ondas eléctricas.

5. Si tienes que usar un teléfono celular, haz de los mensajes una prioridad sobre las llamadas. No solo es más conveniente, también es menos peligroso que colocar el teléfono directamente al lado de tu cerebro.

6. Si tienes hijos, mantenlos alejados de los teléfonos celulares. Los niños con cuerpos en desarrollo son los más vulnerables a los misteriosos efectos de la conexión Wi-Fi y otros EMF. Puede que te resientan por eso, pero es lo mejor.

7. Aprende a usar el modo avión siempre que puedas con tus dispositivos. Deshabilita el Wi-Fi y los datos celulares, lo que también ahorrará una vida útil de la batería. Si no está esperando dar o recibir ninguna comunicación durante la noche, apaga tu teléfono por completo antes de acostarte.

Todavía estamos limitados en nuestro conocimiento de los EMF, pero ¿por qué arriesgarnos? Con la especulación de que podría actuar como un carcinógeno y dañar tu ADN, claramente no es algo para tener en cuenta.

Si tomas el asunto en tus propias manos y tratas de reducir la exposición, podrías estar creando un futuro feliz y más saludable. Tampoco creas que el mundo se habrá acabado, ¡los humanos se llevaron bien sin tecnología por miles de años!

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.