Salud

Que es el astigmatismo: síntomas y causas

El Astigmatismo es una imperfección del ojo específicamente en la zona de la córnea y el cristalino que no permite el correcto paso de la luz hacia la retina provocando visión lejana y cercana borrosa.

Cuáles son las causas del astigmatismo y cómo tratarlo

En un ojo humano normal la forma de la córnea es una perfecta esfera que desvía (refracta) la luz hacia la retina que ésta a su vez transforma la luz en impulsos eléctricos que son transportados al cerebro por medio del nervio óptico para que luego el cerebro transforme estos impulsos en imágenes.

El Astigmatismo ocurre cuando la luz es refractada de manera errónea ya que la córnea y el cristalino presentan una forma ovalada, este caso clínico suele manifestarse en el nacimiento y viene acompañado de la miopía o hipermetropía.  Los niños y adultos no están exceptos a esta anomalía ya que puede generarse por medio de una lesión, cirugía u enfermedad que comprometan la integridad del ojo.

Síntomas y signos del astigmatismo

Se manejan los siguientes síntomas y signos:

  • Dolor de cabeza
  • Visión distorsionada o borrosa a cualquier distancia
  • Fatiga ocular
  • Visión nocturna defectuosa
  • Entrecerrar los ojos

Hay casos en los que un adulto puede sufrir de astigmatismo y llegar a ser asintomáticos o presentar síntomas leves, en niños ocurre que a temprana edad presentan un cierto nivel y no son conscientes de que poseen una vista diferente a la normal.

Es importante recalcar que forzar la vista leyendo con la luz apagada, ver televisión a una corta distancia y torcer la vista no causa ni empeoran el astigmatismo.

Causas 

  • Error de refracción: Se deriva de la forma ovalada de córnea y el cristalino provocando una mala desviación de la luz, se padece de un astigmatismo de córnea si esta posee curvas desparejas y se padece de astigmatismo lenticular si el cristalino presenta curvas desparejas. Cualquiera de los dos astigmatismos puede causar visión borrosa y esta puede ocurrir en dirección vertical, horizontal o diagonal.
También puedes leer:  Endurece el abdomen en pocos minutos con este método japonés

El astigmatismo puede venir acompañado con los siguientes errores de refracción:

  • Miopía: Enfermedad en la que los objetos cercanos se ven claramente pero aquellos que son lejanos se distinguen borrosos, esto producto de que la córnea es muy curva o el ojo muy largo por lo que la luz no logra focalizarse correctamente en la retina. 
  • Hipermetropía: Ocurre cuando la córnea es levemente curva o el ojo es más corto de lo normal produciéndose un efecto contrario al de la miopía donde los objetos cercanos no son logrados a ser vistos con claridad favoreciendo una vista a distancia. 

Tratamiento 

El diagnóstico de esta enfermedad es logrado por medio de un examen ocular en donde el especialista someterá los ojos del paciente a una serie de pruebas en las que medirá el nivel de refracción de los ojos apuntando directamente a estos luces brillantes y haciendo uso de lentes especiales.

El objetivo de este estudio es el de brindar al paciente un tratamiento el cual logre aclarar la visión y aliviar la vista, el tratamiento más recomendado y de bajo riesgo es el del uso de lentes correctivos como anteojos y lentes de contacto los cuales compensan la forma irregular del ojo focalizando la luz correctamente.

Hoy en día se está haciendo uso de la cirugía refractiva con la que se busca modificar permanentemente la forma de la córnea por medio de un rayo láser que moldea su curvatura permitiendo la desviación correcta de la luz (refracción) hacia la retina, descartando de esta manera el uso de anteojos y lentes de contactos.

También puedes leer:  Cómo llevar un estilo de vida saludable para prevenir un derrame cerebral

Técnicas novedosas se están implementando como es la extracción del cristalino transparente y la colocación de lentes de contacto implantables, pero este tipo de operaciones suponen un estudio exhaustivo del paciente para evaluar la posibilidad de dicha cirugía ocular (LASIK).

Como toda cirugía se tiene presente un porcentaje de riesgo en el que se pueda perder la visión, esto es algo muy poco frecuente y particular del caso en estudio, sin embargo, si se mantiene un considerable porcentaje de pacientes que han sufrido durante el transcurso del postoperatorio de sequedad en los ojos y frecuentes distorsiones visuales, por lo general estos efectos secundarios suelen desaparecer en semanas o meses y muy pocos pacientes lo categorizan como problemas permanentes.

Para niños que no logran diferenciar una vista borrosa de una normal se recomienda realizar exámenes oculares con algún profesional de la salud como un pediatra, oftalmólogo u optometrista para detectar tempranamente alguna posible enfermedad visual. Se recomienda realizar los análisis en las siguientes etapas:

  • Durante el periodo neonatal
  • Durante los años escolares, anualmente durante las consultas de rutina con un especialista ocular
5/5 (1 Review)