Psicología Trastornos

Qué es el trastorno de la personalidad dependiente

La característica principal y particular del trastorno de personalidad dependiente es la necesidad fuerte y urgente de ser atendido de manera constante y el afán de conseguirlo a pesar de uno mismo.

una persona con tratorno de personalidad dependiente

El comportamiento dependiente y sumiso de los afectados por este trastorno está principalmente dirigido a obtener protección y surge de una autopercepción como incapaz de funcionar correctamente sin la ayuda de otros.

Características de una personalidad dependiente

  • El individuo con trastorno de personalidad dependiente se reconoce fácilmente por una serie de comportamientos y sentimientos.
  • Una fuerte e irracional necesidad de que los demás tomen la responsabilidad por él ante cualquier situación.
  • Tienen dificultad tomar decisiones, también relacionadas con situaciones cotidianas y triviales, sin el asesoramiento y la tranquilidad de los demás.
  • Dificultad para tener iniciativas, hacer proyectos o hacer cosas de manera independiente, debido a la falta de confianza en el propio juicio, cualidades y habilidades.
  • La necesidad , fuerte y urgente, de ser atendido; asociado con el comportamiento subordinado y dependiente y el miedo excesivo a la separación.
  • Dificultad excesiva para expresar desacuerdos con los demás y temor fuerte de que cualquier desacuerdo pueda hacer que se pierda el apoyo o la aprobación de otros.
  • Tendencia a someterse a cualquier actividad, hasta el punto de ofrecerse para tareas desagradables o fatigosas, con el fin de obtener del otro apoyo y cuidado.
  • Tendencia a sentirse muy incómodo cuando está solo, por temor a no poder cuidarse bien.
  • No poder estar solo ante una separación o terminar una relación con alguien, y sentir la necesidad urgente de encontrar otra relación como fuente de atención o apoyo.
También puedes leer:  6 frases manipulativas que parecen con buenas intenciones

Las personas con un trastorno dependiente manifiestan, por lo tanto, una dificultad excesiva para tomar decisiones diarias, incluso las más triviales, como, por ejemplo, qué ropa ponerse o si aceptar la invitación de un amigo a salir. Incluso para las decisiones sobre asuntos muy simples, deben ser recomendados y tranquilizados por otros.

Estas personas muestran una tendencia a ser excesivamente pasivas y permitir que otras personas, a menudo una sola persona, tomen la iniciativa y asuman la responsabilidad de la mayoría de sus acciones.

Los adultos con este trastorno a menudo dependen de su cónyuge o padre, o de ambos, para decidir dónde deben vivir, qué trabajo deben hacer, cómo deben proceder y hasta qué pareja o estilo de vida tener.

Los adolescentes con este trastorno pueden permitir que uno de los padres, o ambos, decidan qué ropa deben usar, a qué amigos deben asistir, qué carrera estudiar, qué deportes y disciplinas realizar.

Las personas con trastorno de personalidad dependiente, que temen perder la aprobación y el apoyo de otros, manifiestan serias dificultades para expresar un desacuerdo, incluso en asuntos triviales, hacia otras personas, y especialmente hacia aquellos de quienes dependen.

Las causas del trastorno dependiente

causas de la personalidad dependiente

Se han realizado varios estudios e investigaciones para comprender las causas del trastorno dependiente de la personalidad. Los resultados de estos estudios e investigaciones mostraron que los factores causales más relevantes que producen este trastorno son, muy probablemente, experiencias específicas en la infancia (o, como máximo, adolescentes). Como un factor secundario, incluso una cierta predisposición biológica podría contribuir, en interacción con las experiencias infantiles, al inicio del trastorno.

También puedes leer:  El primer animal que veas en esta imagen delatará cómo eres en verdad

Cuando el individuo que padece el trastorno de la personalidad dependiente experimenta angustia y sufrimiento, un tratamiento psicológico puede ser muy útil. De acuerdo con los resultados de algunas investigaciones, los tratamientos cognitivo-conductuales y los tratamientos psicodinámicos logran buenos resultados y determinan una reducción de las manifestaciones más evidentes del trastorno.

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
5/5 (1 Review)