Recetas naturales para tratar el pie de atleta

El pie de atleta puede ser una molestia muy grande, pero con algunos remedios naturales puedes aliviar la picazón y el ardor, mientras que al mismo tiempo se puede apoyar el tratamiento médico, con el fin de conseguir resultados más rápido. A continuación puedes conocer los remedios naturales más usados para el pie de atleta.

pie de atleta

La tinea pedis, más comúnmente conocida como pie de atleta, es una infección causada por los hongos en los pies. Suele darse en los dedos de los pies, pero también puede ocurrir en las palmas o en los talones.

El tiempo que dura la afección del pie de atleta es indeterminado, en algunos pacientes desaparece en unos días y en otros perdura durante meses, pero lo peor de todo es que es un problema que suele volver a aparecer aunque el tratamiento empleado haya sido efectivo. Pero no por ello debemos dejar de emplear estas recetas naturales que ayudarán a tratar el pie de atleta.

Características del pie de atleta

Los hongos son muy contagiosos y pueden transmitirse a través del contacto directo con la piel o mediante la ropa o el calzado. Las duchas comunes y las piscinas también son lugares donde es fácil infectarse.

Este hongo se desarrolla mejor en lugares húmedos y cálidos, por lo que el riego de infección aumenta si usas zapatos cerrados todo el tiempo, mantienes tus pies mojados (por ejemplo en días de lluvia) o sudas mucho. Tener lesiones o pequeñas heridas en los pies o en las uñas también puede acelerar este proceso.

Síntomas comunes del pie de atleta

En cuanto a los síntomas, estos incluyen ardor o sensación de quemazón, piel enrojecida e irritada y ampollas que supuran o que llegan a formar un grano. Si el hongo se extiende hacia las uñas puede afectarlas cambiando su color, textura y en los peores casos rompiéndolas.

Remedios caseros para tratar el pie de atleta

Los remedios caseros están destinados a aliviar los síntomas concomitantes del pie de atleta. Su efecto en su mayoría no ha sido científicamente probado, pero al ser naturales, y venir desde la tradición oral de las abuelas, son remedios caseros que se han puesto en práctica desde hace siglos.

Remedio casero con agua con sal

El agua con sal es un remedio muy bueno para acabar con el pie de atleta. Para aplicarlo efectivamente debemos coger un barreño y agregar ocho cucharadas pequeñas de sal a medio litro de agua caliente. Metemos los pies en el mismo y dejamos actuar. A los hongos no les gusta absolutamente nada la sal, por lo que esta receta actúa directamente sobre el problema. A modo de prevención, si tenemos alguna herida abierta puede picar un poco.

El aceite de árbol de té

Este aceite tiene propiedades antifúngicas. Para su elaboración debemos mezclar a partes iguales aceite de oliva y aceite de árbol del té. Hay que aplicar un par de veces al día en la zona afectada y empezaremos en poco tiempo a notar una considerable mejoría de los síntomas del pie de atleta. Este procedimiento no es recomendados en adolescentes en plena etapa de desarrollo.

Te puede interesar:
Tratamiento casero para la aterosclerosis

Poner los zapatos al sol

Este remedio es uno de los más sencillos que existen pero no por ello menos eficaz. Antes indicábamos que tener todo el día los zapatos cerrados puede hacer que aparezcan hongos. Pues bien, ten la costumbre de ponerlos al sol en una zona bien aireada cuando no los estés usando. De hecho, es especialmente recomendado que lo hagas minutos antes de ponértelos.

Bicarbonato de sodio para los pies

Al igual que la sal, el bicarbonato de sodio es una de las recetas naturales más conocidas para tratar el pie de atleta. Tenemos que mezclar una cucharada de bicarbonato de sodio con un poco de agua hasta conseguir que se haga una pasta.

Una vez hecho, tenemos que untarla entre los dedos del pie y en la zona afectada. Después nos lavamos bien y secamos, este es un efectivo remedio casero para tratar los problemas de pie de atleta.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana  se usa tradicionalmente como desinfectante natural porque tiene un efecto antimicrobiano. Eso lo convierte en un remedio casero muy efectivo para tratar el pie de atleta.

Por ejemplo, puedes aplicar unas cuantas gotas de vinagre sobre algodón o un paño limpio para limpiar las áreas afectadas por el pie de atleta.

También puedes usar un remojo para los pies con vinagre de manzana:

  • Llena un recipiente grande con agua tibia. Un litro de agua debería ser suficiente.
  • Ahora agrega algunas cucharadas de vinagre de sidra de manzana y mezcla bien la solución.
  • Puedes hacer un baño de pies dos veces al día para aliviar la picazón y reducir los hongos.

Aceites esenciales para tratar el pie de atleta

Los aceites esenciales como el aceite de árbol de té es muy beneficioso para eliminar los hongos de los pies. El aceite de árbol de té se aplica mejor diluido ligeramente sobre la piel.

Asegúrate de probar el aceite en un área pequeña de la piel antes de usarlo, ya que los aceites esenciales altamente concentrados pueden irritar nuestra piel rápidamente, lo que solo agravaría la enfermedad fúngica.

Aprende a elaborar un remedio casero para el pie de atleta a partir de aceites esenciales:

  • Agrega aproximadamente diez gotas de un aceite esencial (junto con el aceite de árbol de té y el aceite de lavanda) en una botella pequeña.
  • Como aceite portador, ahora agrega diez mililitros de aceite vegetal, como el aceite de oliva.
  • Agita bien la mezcla antes de aplicarla sobre la piel.

Es recomendable que se examinen los pies con la mayor frecuencia posible para detectar signos del pie de atleta. Mantener un correcto cuidado de los pies que debe hacerse de todos modos al menos una vez por semana.

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.