Señales para reconocer que tienes una relación con un abusador

La relación comenzó inusualmente romántica, todo era como en la película. Lo primero que debe alertarte es una atención excesiva, intenta complacerte en todo y solucionar todos tus problemas.

Señales de que estás en una relación con un abusador

Cómo reconocer a un abusador

¿Ha llegado tu pareja de repente a las 8 de la mañana con un ramo de 100 rosas? ¿Te presentó a sus padres sin previo aviso? ¿Apareció en tu trabajo y te sorprendió delante de todos tus compañeros? Quizás no sea un romántico, sino una persona acostumbrada a romper los límites personales.

En una relación normal, la pareja preguntará: “¿Puedo acudir a verte cuando sea conveniente para ti? ¿Qué tipo de flores te gustan? Quizás sea demasiado pronto para hablar de esto, pero ¿te gustaría conocer a mis padres?

1. Trata mal a las mujeres

Las actitudes estereotipadas sobre el papel de la mujer en la familia también aumentan el riesgo de abuso. Si tu pareja piensa que tu principal destino es ser una buena ama de casa, que tu trabajo y carrera no son tan importantes como los de él, esta es una razón para pensar si necesitas esa relación. En el futuro, cuando te niegues a seguir sus reglas, él intentará presionarte, y el abuso comenzará ya sí a tener forma.

2. Aísla, limitando gradualmente la comunicación con amigos y familiares

La mayoría de las víctimas de abuso que lograron salir de tales relaciones dicen que su pareja les exigió que pasaran menos tiempo en las redes sociales y charlando por teléfono, y que se comunicaran menos con amigos y familiares. Las razones siempre son diferentes: “Tus amigos quieren separarnos”; “Te estás volviendo estúpido por siempre navegar por Internet”; “¿Por qué le dijiste todo a tus padres? No lavemos la ropa sucia en público”, pero el objetivo es uno para el abusador: asegurarse de que la víctima no tenga a quién acudir cuando se dé cuenta de que está atrapada.

3. Supervisa tus gastos y te exige una aclaración por las compras que realizas

El control de gastos es una de las formas más comunes de abuso emocional. No importa si es tu dinero o no. El no tiene derecho a preguntar en qué gastas tu dinero, pedir cheques o especular sobre cuán racional fue el gasto.

4. Insulta y explica que esto es solo una broma inofensiva

Este tipo de violencia puede parecer inofensiva. Pero a medida que la relación y la dependencia emocional se fortalezcan, los insultos se harán cada vez más constantes. Si el insulto no te gusta debes dejarlo claro.

Defiende tu posición, incluso si tu pareja dice que tu reacción es demasiado exagerada. Tales bromas son una de las formas de destruir la autoestima de la otra persona Después de todo, si una persona cree que es fea, estúpida, que nadie la necesita y que no puede hacer nada por sí misma, tendrá menos posibilidades de romper la relación.

5. Culpa a la pareja por ser descortés

El abusador siempre transfiere la responsabilidad del control emocional en las relaciones, gritos, riñas e insultos sobre los hombros de la víctima. Puede decir: “Me provocas demasiado”; “No gritaría si te comportaras de manera diferente”.

6. Te hace vivir según tus propias reglas

Las víctimas de abuso emocional se vuelven tan adictas a los sentimientos de culpa y abuso que con el tiempo aprenden a evitar hablar y actuar que puedan enojar a su pareja. Si sospechas que estás en una relación abusiva, pregúntate: ¿puedo hablar con franqueza con mi pareja y hacerle todas las preguntas que me interesen?

Observa también su a menudo quieres hacer algo, pero no lo haces, para no herir los sentimientos de tu pareja. Las víctimas de abuso emocional informan que, por ejemplo, intentaron arreglar la casa lo más rápido posible antes de su llegada, llegar a casa a tiempo, negarse a reunirse con amigos, negarse a contestar siempre llamadas telefónicas, etc.

Durante las peleas, usa gestos intimidantes.

  • Se acerca a ti, te empuja, no te permite salir, bloqueando el camino o aguantando.
  • Balancea sus puños, grita, se cierne sobre ti.
  • Te amenaza verbalmente.
  • Poniendo tu vida en peligro. Por ejemplo: aumenta la velocidad o realiza maniobras de conducción arriesgadas.
  • Tira cosas, patea y golpea paredes, rasga o estropea tus cosas.

¿Qué hacer si notas signos de violencia en su relación?

Estos son algunos consejos prácticos para las mujeres que quieren comprobar si están viviendo en una relación abusiva.

  • A la primera señal de comportamiento abusivo, déjale claro a tu pareja que no permitirás que te traten de tal manera, que terminarás la relación si esto vuelve a suceder.
  • Si, a pesar de la advertencia, todo vuelve a suceder, tómate un descanso de la relación. No debes amenazar al abusador con terminar definitivamente, declarando que esta es la última advertencia y luego perdonarlo. En este caso, decide que nunca te atreverás a separarte para siempre.
  • Si continúa comportándose como antes o, por el contrario, cambia drásticamente un día e intenta recuperarte lo antes posible, lo más probable es que sea muy propenso a la violencia. Tómate esto en serio. Cuanto antes rompas esta relación, mayores serán sus posibilidades de salir de ella sin consecuencias nefastas.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.