La psicología del amor: cómo interpretar correctamente las emociones de una pareja

Las emociones juegan un papel importante en la comunicación de las parejas, y de cualquier otro tipo de relación. La psicología del amor propone aprender a comprender los sentimientos de los demás y así ayudar a conservar el amor. ¿Cómo puedo aprender esto? Esto es lo que aconsejan algunos psicólogos.

Tratando de interpretar las emociones de su pareja

Interpretar correctamente las emociones del cónyuge ayuda a mejorar la relación de pareja

Una sonrisa en nuestros labios, caricias suaves o brazos cruzados, o incluso una boca torcida y burlona: las expresiones faciales y el lenguaje corporal a menudo dicen más sobre nuestro estado emocional que las palabras.

La interpretación correcta de las emociones es la base de la comunicación, especialmente con los compañeros de vida. Su importancia también queda demostrada por un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Rochester, en Estamos Unidos. Los científicos se han fijado el objetivo de averiguar en qué circunstancias la relación se beneficia de la interpretación correcta de las emociones de la pareja.

Cuál es la mejor manera de salir de un conflicto

Concluyeron que las parejas que son capaces de reconocer las llamadas emociones pacíficas son más felices. Los psicólogos se refieren a estas emociones como vergüenza o sentimientos de culpa. “Aquellos que intentan ocultar su vergüenza le dejan en claro a su pareja que los sentimientos del otro son importantes para ellos“, enfatiza Bonnie Lee, autora del estudio y profesora asistente de psicología en la Universidad de Rochester.

Incluso las parejas más felices no pueden prescindir de los conflictos. En las disputas en la pareja, hay dos posibilidades. La primera es mostrar confianza en tu justicia a través de la ira y el desprecio. En segundo lugar, si muestra vergüenza o culpa, está haciendo un intento no verbal de corregir la situación.

Comunicación orientada a las emociones

La empatía es muy importante. Si interpreto correctamente las emociones de mi pareja, puedo elegir mis expresiones con más cuidado. En este caso, no solo importa qué tan correctamente se seleccionan las palabras, sino también en qué momento se pronuncian.

La comunicación emocional funciona bien porque la pareja es más capaz de seguir nuestras palabras y absorber información. Además, uno siente que lo están tratando con respeto. Al final, en la comunicación es importante no solo transmitir un mensaje, sino también percibir correctamente la reacción del interlocutor.

Otro resultado del estudio sorprendió a los psicólogos. El mismo sentimiento de emociones negativas, como la ira o el desprecio, es malo para una relación. Socavan la fe en un futuro conjunto estable. Las parejas en las que uno de los miembros de la pareja experimenta estos sentimientos suelen ser más infelices, independientemente de que estas emociones hayan sido decodificadas correctamente o no.

El disgusto y el desprecio crean alienación entre sí. Si estas emociones se vuelven habituales en la comunicación, entonces pueden indicar que la pareja se acerca a un abismo.

Por qué hemos olvidado cómo reconocer las emociones

Según su colega alemán Eilert, la tasa de reconocimiento de emociones de la población es inferior al 60 por ciento. Este es el resultado de un experimento en el que a 2000 participantes se les mostraron fotografías de personas con expresiones faciales comprensibles en diferentes culturas y se les pidió que interpretaran sus expresiones faciales. “Se ha malinterpretado más que cualquier otra expresión facial“, dice Eilert.

Las razones son diferentes. El uso de medios de comunicación electrónicos se ve afectado negativamente. “Hoy en día es la norma mirar más en un teléfono inteligente que mirar a la gente a la cara”, resume Dirk Fjlert. Cada vez estamos estimulando menos al cerebro con la interpretación correcta de las expresiones faciales y las emociones, y esta habilidad se pierde gradualmente.

La educación también juega un papel. Especialmente en la infancia, podemos reconocer las emociones en forma de expresiones faciales y gestos”, dice Eilert. Pero al crecer se estropea la percepción.

La situación clásica: los padres se pelean, el niño pregunta por qué. En lugar de responder honestamente, los padres suelen decir: “No nos peleamos, discutimos”. Así, la interpretación correcta se sustituye por la incorrecta para el niño. Otra razón radica en el alto estatus de la lengua en la sociedad. Olvidamos que una persona se comunicaba inicialmente a nivel no verbal. En la infancia, nos centramos en los gestos y el lenguaje corporal, y con el tiempo nos apoyamos más en las palabras, enfatiza el experto.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.