Psicología Superación personal

Si quieres independencia financiera estos consejos son para ti

Dicen que el dinero no compra la felicidad, pero, en cierta medida, sí lo hace. Si ni siquiera cuentas con dinero suficiente para comprar alimentos, alojamiento y otras necesidades básicas, está claro que te sentirás muy miserable. Estudios han demostrado que la felicidad y la satisfacción en la vida tienden a aumentar a medida que las personas ganan más dinero, pero solo hasta cierto punto. Si buscas la independencia financiera estos consejos son para ti.

Ahorrando dinero por medio de la libertad financiera

Para una persona, una correlación adecuada entre felicidad e ingresos ronda en un salario anual de $26,000-40,000 dólares. Para los hogares con familias, alcanzarían los $50,000-75,000 dólares.

Por lo tanto, esto significa que el dinero te hará más feliz, hasta cierto punto. Y para sentirte realmente libre y satisfecho financieramente, es importante que ahorres parte del dinero que estés generando. Estar endeudado no se siente nada bien.

Esto nos lleva a la regla definitiva de la libertad financiera de 6 palabras: Gasta menos de lo que ganas.

Consejos para ahorrar dinero y tener más independencia financiera

Esta regla de gastar menos es bastante simple, pero la mayoría de la gente no la cumple. Esta simple regla es todo lo que se necesita saber sobre finanzas personales para liberarse de las trampas en las que muchos caen. Sin embargo, hay muchos otros consejos y trucos para que tu vida financiera sea menos estresante. A continuación te compartimos algunos de ellos.

pagando en efectivo para libertad financiera

1. Usa efectivo

En lugar de cargar cosas en tarjetas de crédito o tarjetas de débito, usa dinero en efectivo para gastos que no sean de factura, como salir a comer, cargar combustible, o hacer las compras. Pagar en efectivo hace que el gasto sea más real, y hay una ventaja adicional al saber cuándo te estás quedando sin efectivo, en lugar de gastar más de lo que ganas.

2. Pequeñas transferencias semanales de ahorros

Es una transferencia de tus ganancias semanales relativamente pequeña y que apenas puedes notar. Por poner un ejemplo, podrías deducir automáticamente el 15 o 20% de tus ganancias semanales o quincenales hacia tus ahorros, para ir juntando dinero durante todo el año.

3. Quédate en casa

libertad financiera quedándose en casa

Salir te hace más propenso a gastar dinero innecesariamente. Comes en restaurantes, vas al centro comercial, te detienes en alguna tienda para comprar bocadillos. Es difícil evitar gastar cuando estás fuera. En lugar de esto, mejor quédate en casa y encuentra formas de entretenimiento gratis. Esta también es una excelente forma de vincularte con tu familia.

4. Evita los catálogos

O anuncios por correo electrónico de compañías que intentan venderte cosas. Los anuncios de ventas o nuevos productos geniales hacen que sea muy tentador comprar algo que no necesitas. Mejor evita los catálogos y correos electrónicos que te lleguen, y entonces gastarás menos

5. Mantén una lista de 30 días

Si tienes un impulso por comprar algo que definitivamente no necesitas, agrégalo a una lista de 30 días. Tu prioridad es comprar primero las cosas que sí necesitas; todo lo demás aparece en la lista, con la fecha en que fue agregado a dicha lista. Cuando hayan transcurrido los 30 días, podrás comprarlo, pero realmente es más probable que desaparezca la necesidad urgente de comprarlo y entonces tendrás la oportunidad evaluarlo con más calma.

6. Cocina en casa

libertad financiera cocinando en casa

Sí, tal vez parezca más difícil que comer afuera, pero no tiene porqué serlo en realidad. Prepara un salteado simple de verduras congeladas y pollo sin hueso. Haz una pizza casera con masa ya hecha, un poco de salsa, queso y vegetales. Ponle especias a cualquier cosa y métela al horno mientras cocinas algo de arroz integral. No solo es mucho más barato que comer fuera, también es más saludable.

También puedes leer:  Cosas que debes considerar antes de terminar una relación

7. Ejercicio

Mantenerse saludable es la mejor manera de evitar costosas facturas médicas más adelante.

8. Usa el sistema de sobres

Se basa en la misma idea de usar efectivo para tus gastos, pero también agrega un sistema de sobres para dividir tu dinero de gastos en categorías. Tus categorías de “no facturación” podrían ser algo así como: comestibles, gasolina y gastos varios, etc.

9. Habla con tu pareja semanalmente

Es importante que tú y tu pareja estén en la misma página. Ambos deben tener los mismos objetivos financieros, y desde allí deben acordar un plan general de gastos y una política de compras por impulso que no traiga a ninguno de los dos con ganas de estrangular al otro. Asegúrense de que ambos sepan qué facturas se han pagado, cuáles son sus saldos, etc. Una charla semanal de solo 20 minutos puede lograr eso. La comunicación es la clave.

libertad financiera ahorrando en el ejercicio

10. Ejercicio en casa

Tal vez algunos no estarán de acuerdo en esto, pero tú puedes hacer lo que mejor te funcione. Una manera en que podrías ahorrar una gran cantidad de dinero, es realizar ejercicio en casa y armar tus propias rutinas en lugar de gastar en un gimnasio, ya que muchas veces en realidad no los necesitamos.

11. El rastreador de hoja de cálculo

Existen ciertos programas costosos que hacen cosas increíbles con tu información financiera. Incluso hay algunos otros gratuitos, en tu escritorio o en línea, que pueden hacer todo tipo de cosas. El problema es que la verdad no son necesarios ni importantes. Todo lo que uno quiere es una forma de rastrear su dinero fácilmente, sin más detalles, y una forma de acceder a este en línea para verlo desde cualquier lugar.

Una muy buena manera para hacer esto es a través de Google Docs y Hojas de cálculo. Al crear una hoja de cálculo simple puedes rastrear tus cuentas bancarias. Esta te permite ver la fecha de cada transacción, el título y la cantidad, un pequeño campo para notas y un saldo en ejecución. ¿Qué más necesitas? Así de simple puede ser.

12. Paga los ahorros y deudas, antes que nada

Al momento que vayas a pagar tus facturas, las primeras que debes de pagar son tu transferencia de ahorros y los pagos de tu deuda. De lo contrario, si las pagas al último, lo más probable es que te quedes corto de dinero. Pero si las pagas primero, te estarás asegurando de que todavía puedas pagar el alquiler o la hipoteca, los servicios públicos, los víveres y el gas para que puedas reducir tus gastos.

libertad financiera ahorrando en el cable

13. Corta la televisión por cable

Puede no ser un gran ahorro, pero se suma. Ya que muchas veces lo que aparece en televisión no es relevante o interesante para nosotros, muchas veces nos encontramos pagando por un servicio que no usamos gran parte del tiempo. Mejor busca cosas en línea que sabes que vas a disfrutar, y que son gratis. Hay una enorme cantidad de contenido en internet.

También puedes leer:  La sonrisa interna: una técnica para curar la mente y el cuerpo

14. Invierte

El interés compuesto ha sido llamado la octava maravilla del mundo. La inversión a largo plazo es una de las más comprobadas y eficientes maneras de liberarse económicamente. Servicios como Vanguard hacen que sea mucho más fácil y más barato que nunca invertir en fondos indexados y fondos mutuos.

15. Deshazte de objetos sin uso

Al deshacerse de todo el exceso de cosas en tu hogar, no solo haces tu vida mucho más simple y más pacífica, sino que haces que sea más difícil comprar cosas que vuelvan a alterar el orden. Una vez que hayas simplificado tu hogar, no querrás volver atrás.

libertad financiera ahorrando en cosas

16. Presta y pide prestado

Dale a tus amigos y familiares libros, ropa y juguetes que ya no necesites. Y cuando tu necesites algo, envía un correo electrónico preguntando si alguien lo tiene. Lo más probable es que te lo den de forma gratuita si ya no lo usan.

17. Trueque

El trueque es un arte perdido, pero muchas personas tomarán tus servicios o bienes en lugar de dinero, especialmente si son amigos o si al menos se conocen entre ustedes. Adquiere el hábito de ofrecer un trueque, y te hallarás ahorrando una gran cantidad de dinero.

18. Usa ahorros en línea

Si quieres libertad financiera, hay muchos bancos en línea que son populares y puedes utilizar. Esto es conveniente no solo por el hecho de que ganas el doble de interés que una cuenta de ahorro normal, sino también porque si no tienes una cuenta de cajero automático, no es tan fácil retirar dinero, lo que hace menos probable que lo retires impulsivamente.

libertad financiera ahorrando en regalos

19. Trata de dar regalos frugalmente

Dar regalos a las personas es una de las tradiciones más maravillosas, ya que muestra generosidad y afecto. Hasta que se comercializa. Entonces resulta realmente caro. En su lugar, trata de dar el regalo de pasar tiempo con alguien. Intenta darles algo que hayas horneado o preparado tú mismo. Intenta hacerles favores que apreciarían. No tiene que ser algo caro para que seas generoso.

20. Enseña a tus hijos acerca de la publicidad, el ahorro, las ganancias y la entrega de regalos

Si tienes hijos, educarlos sobre el dinero te ahorrará mucho dinero a largo plazo. Si saben cómo la publicidad los influencia de manera engañosa, es menos probable que te supliquen por los más recientes juguetes. Si saben acerca de ahorrar y ganar dinero, respetarán el dinero que ganes y que estás tratando de ahorrar. Si saben que dar regalos no tiene que ver con gastar mucho dinero, no necesariamente querrán cosas caras.

Consejo bonus: encuentra felicidad en la vida, no en gastar

Muchas veces las personas compran cosas porque piensan (inconscientemente quizás) que les traerá felicidad. Simplemente TIENEN que tener el último celular o calzado o automóvil. ¡Es tan divertido! Y, sin embargo, compras esas cosas, y solo estás feliz por uno o dos días como máximo. Entonces solo necesitas comprar más. Es un ciclo interminable. En cambio, aprende a amar la vida. ¡Encuentra alegría en la naturaleza! ¡En las personas que te rodean! ¡Al hacer algo que amas! ¡En el ejercicio y la meditación! Hay tantas cosas en la vida que nos hacen felices, no hay necesidad de gastar.