Salmonelosis Salud

Síntomas de la infección por salmonella y cómo tratarla

La Salmonelosis es una enfermedad debida a la infección provocada por una bacteria denominada Salmonella. La infección más común es a nivel intestinal, aunque hay otras presentaciones clínicas, provocadas por la infección en otro órgano del cuerpo.

mujer con síntomas de salmonelosis

La Salmonella es una especia de bacteria de la cual se conocen varios sub-tipos:

  • Salmonella typhi.
  • Salmonella paratyphi (A- B- C).
  • Salmonella typhimuriun.
  • Salmonella enteritidis. 

La gastroenteritis por Salmonella o Salmonelosis es una enfermedad muy frecuente, se sabe que en EEUU anualmente hay más de 1,5 millones de personas infectadas.

La mayor parte de las veces con cuadros clínicos de gastroenteritis leves, que incluso pueden mejorar sin tratamiento médico antibiótico y simulan cualquier infección intestinal común.

En otros casos es severa y amerita hospitalización y cuidados especiales.

Causas de Salmonelosis

Está establecido la forma como los seres humanos adquirimos Salmonella.

  • Puede ser por contacto directo con las heces de alguna persona contaminada con Salmonella.
  • A través de algunas comidas, donde la Salmonella puede sobrevivir y multiplicarse por días, semanas e incluso meses
    • Alimentos crudos.
    • Carnes de pollo, pescado y mariscos.
    • Huevos sin cocinar.
  • Mantener reptiles y anfibios como mascotas (tortugas), que son reservorios importantes de Salmonella.

Factores de riesgo  

Existen varios factores de riesgo para desarrollar Salmonelosis. No todos los individuos que tienen contacto con la bacteria adquieren la enfermedad, en ocasiones pueden servir de portadores o agentes de transmisión del germen, pero sin sufrir la enfermedad.

Igualmente hay que tomar cuenta que no todos los individuos que adquieren la bacteria y que posteriormente desarrollan la infección, hacen cuadros severos. Como se dijo anteriormente, muchas veces las gastroenteritis por Salmonella o Salmonelosis intestinal puede ser leve y se resuelve espontáneamente en pocos días sin necesidad de recibir  tratamiento médico alguno.

En todo caso, es muy importante identificar aquellos tipos de pacientes en los cuales la infección por Salmonella puede convertirse en una enfermedad gastrointestinal severa o complicada y por ello acentuar las medidas preventivas, o bien proceder a diagnosticar y tratar con especial cuidado a este grupo más susceptible.

También puedes leer:  Las frutas y verduras alargan la vida

Estos grupos de personas con mayor factor de riesgo son:

  • Niños.
  • Personas mayores de 65 años.
  • Embarazadas.
  • Diabéticos.
  • Reciben tratamiento con esteroides o inmunosupresores.
  • Cáncer.
  • Pacientes recibiendo cualquier tipo de quimioterapia.
  • Enfermos con patologías que disminuyen las defensas del cuerpo.

Síntomas de la Salmonelosis:

  • Diarrea al principio de consistencia líquida o con moco. En el 20 % de los casos se reporta sangre en heces, visible o detectada por exámenes de heces. Puede verse heces negras o melena (lo que indica sangrado gastrointestinal en mayor cantidad) en el 3% de los casos.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Erupción en la piel, generalmente en etapas iniciales, principalmente localizada en toráx,, abdomen, dorso y cuello.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Mareos.
  • Dolor articular.
  • Dolor abdominal.

Complicaciones:

Existe una serie larga lista de complicaciones que se derivan de la Salmonelosis, por ello es siempre prudente consultar ante cualquier caso de diarrea, vómitos o fiebre que se prolongue por más de 48 horas en casos de pacientes sin factores riesgo.

Si el paciente tiene factores de riesgo, se debe consultar sin demoras ante cualquier síntoma de gastroenteritis como los mencionados arriba. La única garantía de evitar las complicaciones es el tratamiento precoz en estos casos.

Igualmente se ha demostrado que en la Salmonelosis que persiste por muchos días sin tratamiento, con deterioro progresivo del estado de salud sin tratamiento ni cuidados, la mortalidad puede llegar al 15%.

Hay una lista larga  de complicaciones reportadas en Salmonelosis:

  • Perforación intestinal: 3% de los casos.
  • Neurológicas
    • Meningitis.
    • Encefalitis.
    • Síndrome de Guillen-Barré.
    • Neuritis.
  • Complicaciones hematológicas.
  • Hemorragias.
  • Hepatitis.
  • Miocarditis.
  • Neumonía.
  • Infecciones urinarias.
También puedes leer:  Cataratas: Causas, síntomas y tratamiento

Diagnóstico:

Es relativamente fácil hacer el diagnóstico con exámenes de sangre (serologías) y exámenes de heces con cultivos para determinar la bacteria.

Se complementan con otros exámenes de laboratorio para identificar algún problema de salud adicional.

Prevención:

Cómo puedes prevenir la salmonella

  • Lavado de manos frecuente con jabón.
  • Cuidados en el tratamiento del agua.
  • Evitar consumo de alimentos crudos, sobre todo comidas del mar y carnes.
  • Evitar comer huevos crudos.
  • Preferir alimentos cocidos.
  • Educación en restaurantes y expendio de alimentos.
  • Vacunación.

Tratamiento:      

El inicio del tratamiento debe ser lo más precoz posible para disminuir el riesgo de sufrir complicaciones. Hay que vigilar la evolución de los síntomas luego de iniciado el tratamiento ya que la Salmonella  genera mucha resistencia a los antibióticos y en ocasiones es necesario modificar el esquema inicial, mientras se tienen resultados de cultivo y antibiograma.

  • Hidratación y medidas generales.
  • Antibióticos; siempre tener presenta la resistencia a antibióticos que es frecuente en estos casos:
    • Trimetoprin-sulfametoxazol.
    • Quinolonas: ciprofloxacina o norfloxacina.
    • Cefalosporina.
    • Cloranfenicol.
    • Azitromicina.

Se deben tratar a los portadores asintomáticos, aquellas personas que tienen en su intestino la bacteria sin generar síntomas. Se pueden detectar con cultivos de heces.

Los tratamientos preferidos son a base de Trimetoprin-sulfametoxazol o Ciprofloxacina, administrados durante 21 a 28 días.

Referencias:

  • World Health Organisation. Backgroun document: Diagnosis, treatment and prevention of typhoid fever. En who.org 2003. Disponible en: https://www.who.int/rpc/TFGuideWHO.pdf.
  • Bula-Rudas, Fernando J. et al. Salmonella Infections in Childhood. Advances in Pediatrics , Volume 62 , Issue 1 , 29 – 58. Disponible en: https://www.advancesinpediatrics.com/action/showCitFormats?pii=S0065-3101%2815%2900006-7&doi=10.1016%2Fj.yapd.2015.04.005.
  • Zaidenstein, R., Peretz, C., Nissan, I. et al. Eur J Clin Microbiol Infect Dis (2010) 29: 1103. https://doi.org/10.1007/s10096-010-0968-1.
  • Shu-Kee Eng, Priyia Pusparajah, Nurul-Syakima Ab Mutalib, Hooi-Leng Ser, Kok-Gan Chan & Learn-Han Lee(2015) Salmonella: A review on pathogenesis, epidemiology and antibiotic resistance, Frontiers in Life Science, 8:3, 284-293. Disponible en:  https://doi.org10.1080/21553769.2015.1051243
5/5 (2 Reviews)