Síntomas tempranos del embarazo que aparecen antes de la ausencia del periodo

No tener tu periodo no es la única señal que te puede indicar que estás embarazada. Hay varios otros síntomas del embarazo que aparecen antes de que llegue la ausencia de tu periodo. Si estás tratando de concebir, presta atención a estos síntomas tempranos del embarazo hasta una o dos semanas antes de cuando esperas tener tu periodo.

Síntomas tempranos del embarazo

1. Náuseas matutinas

La mayoría de las mujeres embarazadas suelen decir que las náuseas pueden darse en cualquier momento del día. Por lo que las náuseas matutinas no se dan exclusivamente en la mañana, a pesar de su nombre. Estas náuseas también pueden ser uno de los síntomas tempranos más comunes del embarazo que se presenta antes de la ausencia del periodo

Unas semanas después de la concepción, tu cuerpo empieza a producir más estrógeno y progesterona, lo que provoca náuseas o vómitos. Según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG), las náuseas matutinas desaparecen después del primer trimestre para algunas mujeres, mientras que otras las padecen durante todo el embarazo.

2. Fatiga

Todos nos podemos llegar a sentir un poco cansados ​​y agotados si no nos cuidamos adecuadamente. Sin embargo, uno de los primeros síntomas tempranos más comunes del embarazo es la fatiga extrema o el agotamiento. En este caso es posible que las actividades que nunca te hayan agotado anteriormente te cansen demasiado, y es posible que quieras dormir mucho incluso si ya has dormido entre 7 y 9 horas. 

Durante el embarazo el cuerpo produce más sangre para apoyar el desarrollo del bebé, lo que puede causar fatiga y aumentar la necesidad de nutrientes. Estos síntomas tempranos generalmente duran hasta el primer trimestre y pueden aliviarse descansando, comiendo una dieta rica en nutrientes y bebiendo muchos líquidos.

3. Cambios en los senos

En las primeras semanas de embarazo, tus senos pueden volverse más pesados, sensibles, y pueden hincharse y sentirse adoloridos. Algunas mujeres experimentan este síntoma antes de su período, por lo que puede confundirse con el síndrome premenstrual

Sin embargo, una cosa que sucede durante las primeras semanas de embarazo que no ocurre durante un ciclo menstrual regular podría darte pistas. Esto es si tus areolas, los círculos de piel pigmentada que rodean los pezones, se oscurecen o incluso se agrandan.

4. Manchado

Algunas mujeres experimentan manchado como una señal temprana de embarazo. Es posible que aparezcan pequeñas cantidades de sangre de color rosa claro o marrón aproximadamente una semana antes de la fecha prevista para el período. 

Este tipo de manchado se llama sangrado de implantación. A medida que el óvulo fertilizado se adhiere al revestimiento del útero, puede causar irritación y sangrado leve. A veces, esto se confunde con un período, pero las manchas suelen ser mucho más ligeras que un período regular. 

5. Cólicos

Otro signo de embarazo temprano que puede confundirse con el síndrome premenstrual o con un período regular son los cólicos. Durante el embarazo, el flujo sanguíneo aumenta en todo el cuerpo. El aumento del flujo sanguíneo en el útero puede causar cólicos. Estos cólicos suelen ser leves, pero si se vuelven lo suficientemente graves como para afectar tu rutina diaria, debes consultar a tu médico

Muchas mujeres experimentan cólicos similares justo antes de su período menstrual regular, pero esto también es uno de los síntomas tempranos comunes del embarazo. Por lo tanto, si tiene calambres (o las manchas mencionadas anteriormente), no pierda la esperanza de estar embarazada todavía.

6. Cambios en las preferencias alimentarias

Los antojos de alimentos extraños son un cliché básico en la televisión y las películas sobre mujeres embarazadas. Sin embargo, ese estereotipo tiene sus raíces en la realidad. 

Muchas mujeres embarazadas desarrollan antojos o aversiones a la comida unas semanas después de la concepción. En este caso es posible que quieras comer cosas que no sueles comer. Y de pronto tus comidas favoritas pueden hacerte sentir náuseas. O también puedes perder el apetito por completo.

7. Sensibilidad a los olores

Para algunas mujeres, el embarazo hace que su sentido del olfato se acelere. Las reacciones exageradas a ciertos olores pueden relacionarse con las náuseas matutinas y la preferencia por los alimentos. Los aromas que no son muy fuertes para otras personas pueden resultar muy penetrantes y desagradables para una mujer embarazada.

8. Micción frecuente

El que el bebé esté presionando la vejiga en el tercer trimestre no es lo único que puede provocar la micción frecuente durante el embarazo. Después de la concepción, los riñones comienzan a trabajar más para filtrar el aumento del flujo sanguíneo, lo que provoca la necesidad de orinar con más frecuencia. Este síntoma puede comenzar justo antes de la ausencia del periodo.

9. Mareo ligero

Durante las primeras semanas de embarazo, a veces puedes sentirte mareada o aturdida. Después de quedar embarazada, tus vasos sanguíneos se dilatan para prepararse para el aumento del flujo sanguíneo, lo que reduce la presión arterial y crea esa sensación de mareo.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.