Té para calmar los nervios | Mejores infusiones y sus beneficios

Los ingredientes naturales como las plantas para preparar té para calmar los nervios son uno de los remedios anti-estrés más eficaces. Si bien el estrés es considerado un mal moderno, nuestros antepasados también lo padecían. Pero fueron capaces de descubrir los beneficios y propiedades terapéuticas de cada una de las plantas que pueden aliviarnos con facilidad.

Té para calmar los nervios

Las personas que padecen estrés crónico o ansiedad presentan los siguientes síntomas: tensión, preocupación, irritabilidad, insomnio, fatiga, impaciencia, pánico y falta de concentración.

Pero hay ciertos remedios naturales relajantes y calmantes que son muy efectivos para ayudar a estas personas a liberar todas las tensiones acumuladas. Y encontrar un equilibrio entre cuerpo y mente sin causar efectos secundarios que podrían empeorar su condición.

Los mejores tipos de té para calmar los nervios y cómo prepararlos

El estrés físico o psicológico puede ser la causa de la agitación nerviosa. Los síntomas de los nervios o la ansiedad pueden incluir inquietud, aumento de la fatiga, dificultad para concentrarse o aumento de la sudoración. Además de los ejercicios de relajación, o la meditación en movimiento, las preparaciones de té para calmar los nervios pueden ser una solución eficaz.

Esta es una lista con las mejores infusiones que puedes beber para calmar los nervios y reducir la ansiedad:

1. Tilo y manzanilla

Los tés de hierbas elaborados con tilo y manzanilla se pueden encontrar en abundancia en las estanterías de los supermercados. Ya que estos dos ingredientes son muy utilizados en todo el mundo por sus propiedades calmantes. 

Estas dos plantas medicinales tienen propiedades relajantes, ligeramente sedantes y antiespasmódicas. Además, pueden relajar el cuerpo y la mente, promover la digestión, y también tienen efectos antisépticos, analgésicos y desinfectantes que facilitan la expulsión de toxinas. 

Para consumirlas, sumerge una cucharadita de cada hierba en agua hirviendo a fuego lento durante no más de cinco minutos. Y bebe esta infusión unos minutos antes de acostarte.

2. Hierba de San Juan para calmar los nervios

La hierba de San Juan o Hipérico, no es una hierba ampliamente conocida. Sin embargo, es una planta medicinal muy beneficiosa y eficaz en el tratamiento de muchas dolencias. Cuando se consume con regularidad, es un remedio para aliviar la ansiedad, los trastornos del estado de ánimo, el insomnio, la depresión estacional, ataques de ansiedad o incluso ataques de pánico. 

En pocas palabras, es un antidepresivo natural que promueve la secreción de melatonina, que es la hormona principal que regula los ritmos cronobiológicos, a menudo llamada hormona del sueño. 

Puedes consumir hierba de San Juan en infusión durante todo el día para tratar los síntomas de ansiedad y estrés mezclando una cucharadita de flores en un litro de agua. Se recomienda no beber más de tres tazas al día y consumirlas preferentemente sin comidas.

3. Espino

A pesar de sus fuertes espinas que le dan un aspecto amenazador, el espino se considera la planta del corazón, porque ayuda a tratar el estrés crónico, pero también la insuficiencia cardíaca. 

Debido a que esta planta medicinal es rica en taninos, beber un té de hierbas de espino puede ser bueno para aliviar los nervios, ofrece beneficios para el corazón y además producirá efectos calmantes sobre el sistema cardiocirculatorio. 

Para aprovechar bien todos sus beneficios, se recomienda beber regularmente infusiones de espino durante al menos dos meses. Para ello, puedes infundir una cucharadita de esta planta en un litro de agua y beber unas dos tazas al día durante veinte días al mes.

4. Pasiflora y valeriana

Estas dos hierbas medicinales son muy eficaces para combatir los trastornos del estado de ánimo, la ansiedad, el estrés y el insomnio. También son muy utilizadas por fitoterapeutas y herbolarios para tratar patologías que dañan el sistema nervioso central

Estas dos combinan muy bien, ya que la pasiflora tiene propiedades calmantes, antiespasmódicas y sedantes, mientras que el efecto sedante de la valeriana es mucho más suave. Para preparar una infusión de estas dos plantas, infunde una cucharadita de cada una de ellas en un litro de agua y bebe una taza de esta infusión dos veces al día, preferiblemente por la noche.

5. Bálsamo de limón 

El bálsamo de limón, que es primo de la menta, es una planta medicinal que favorece la digestión y aporta calma y serenidad. De hecho, tiene potentes propiedades relajantes, antiespasmódicas y antivirales que son excelentes para tratar los trastornos de ansiedad, digestivos y cardíacos

Es especialmente recomendado para personas que quieren dejar de usar ansiolíticos químicos para tratar su nerviosismo. El bálsamo de limón se puede consumir en forma de té de hierbas preparado mediante la infusión de hojas secas u hojas frescas durante diez minutos en agua hirviendo.

Las infusiones y los tés son ideales para calmar los nervios y ayudarnos a encontrar un poco más de tranquilidad.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.