Tratamiento casero para uñas encarnadas del pie

El problema de las uñas encarnadas puede ser muy doloroso y ocasionar grandes problemas en la vida cotidiana, especialmente si se usan calzados ajustados o se padecen enfermedades subyacentes.

uñas encarnadas

Las uñas encarnadas en los dedos de los pies puede ser muy dolorosa y un desagradable problema, pero en promedio ocurre en una de cada cinco personas.

El siguiente procedimiento casero puede ayudarte para las uñas encarnadas del pie sin la necesidad de visitar a un médico siempre y cuando la situación de la uña no esté en condiciones graves.

Tratamientos para las uñas encarnadas

Cuando las esquinas de la uña comienzan a crecer en el pliegue ungueal, la presión se acumula en el área afectada, causando hinchazón y enrojecimiento. Si no se trata la uña, estos primeros síntomas leves pueden empeorar rápidamente.

1. Sales Epsom

Remoja los pies en agua caliente con sales Epsom o aceite de árbol de té, entre más caliente, mejor, pero sin que llegue a quemar los pies, claro está. Mantén los pies sumergidos durante 15 a 30 minutos por lo menos dos veces al día.

El propósito de los baños regulares es ablandar las uñas, pero también para prevenir posibles infecciones, como las presentes en el pie de atleta.

  1. Antes del baño, prepara todos los accesorios necesarios para el corte de uñas y deja estas herramientas al alcance de tus manos: desde cortaúñas, tijeras, pinzas y algodón, trata de que todo esté esterilizado muy bien, lo cual puedes conseguir sumergiéndolos en agua hirviendo unos 3 minutos.
  2. Después del baño, seca bien los pies con una toalla limpia y corta las uñas rectas. Cortarlas redondeadas agranda el riesgo de que la uña crezca enterrada en la piel.
  3. Utilizando una aguja estéril levantar la uña encarnada del dedo del pie y suavemente coloca algodón en el espacio intermedio. Sé paciente y no lo debes forzar demasiado. Coloca el algodón debajo de la uña encarnada para evitar la irritación y para prevenir infección del dedo, luego envuelve gasa alrededor del dedo del pie.
  4. Comprueba regularmente la situación con la uña, y al menos una vez al día, cambia el algodón. Si mantienes la higiene de esta manera, el problema con las uñas encarnadas se resolverá en sólo dos semanas, una vez que una nueva y saludable uña crezca.

2. Deja que tus pies respiren

No uses calcetines y zapatos cuando estés en casa, de esta manera el pie puede airearse y ventilarse lo que evita que la humedad entre los dedos sea el lugar perfecto para que las uñas puedan encarnarse y generar bacterias.

Te puede interesar:
Alimentos indicados para aumentar las plaquetas en sangre

3. Vinagre de manzana para las uñas encarnadas

El vinagre de manzana es un tratamiento infalible de muchas enfermedades. También es útil en el problema de las uñas encarnadas.

Unas cucharadas mezcladas en agua para poner el pie en remojo o aplicación directa del vinagre de sidra de manzana sobre el pie; ambos son un tratamiento natural para solucionar el problema de las uñas encarnadas.

4. Vicks VapoRub para la uña encarnada

Este ungüento a base de mentol también se cree que es un excelente remedio natural para tratar las uñas encarnadas.

El Vicks VapoRub se puede aplicar directamente a la uña encarnada. Este tratamiento brinda alivio del dolor crónico en la uña encarnada y también anima a su rápida cicatrización.

Cómo se pueden evitar las uñas encarnadas

Para evitar la reincidencia del problema de uñas encarnada, hay algunas precauciones que podemos tomar:

  1. Elige zapatos sueltos con tacones bajos.
  2. Corta tus uñas de los pies de manera recta
  3. No te cortes las uñas demasiado cortas.
  4. Cambia ocasionalmente de calzado, algunos de tus zapatos pueden ser más ajustados que otros.
  5. Trata de usar calzados abiertos o sandalias y también procura andar descalzo en casa.

Las uñas encarnadas también pueden ser por factores genéticos. En estos casos, es aún más importante prestar atención a los primeros signos y comenzar el tratamiento temprano.

Consejos para evitar las uñas encarnadas

Recuerda que este dedo se pondrá en contacto con los demás dedos de los pies en los calcetines y los zapatos durante el día, lo cual conducirá inevitablemente a la sudoración.

Si hay inflamación de la uña encarnada se puede prevenir en la forma siguiente:

Pone una rodaja de limón sobre la uña dañada y envuélvelo en una gasa, deja actuar durante la noche. El limón tiene excelentes propiedades para combatir la infección.

Sin embargo, estos son consejos siempre y cuando tu problemática está accesible a tus alcances, si observas infección en el dedo, su color cambiará a rojo intenso a azul oscuro. Si notas una infección del pie, lo mejor es ir al médico, quien te prescribirá la medicación adecuada para tratar rápidamente la infección y aliviar los síntomas.

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.