Usos alternativos de la fécula de maíz (Maicena)

Muchos son los productos o alimentos a los cuales podemos encontrarles usos alternativos, como en el caso de la fécula de maíz o maicena, la cual puede ser de gran utilidad para realizar ciertas tareas del hogar y que se vuelvan más fáciles de realizar.

fecula de maiz

Conoce a continuación los usos alternativos de la maicena

Los usos alternativos de la fécula de maíz son muchos, desde la cocina a la limpieza, de la limpieza a la belleza, la fécula de maíz esconde más secretos de lo que pensamos. Aquí hay una serie de usos alternativos que realmente funcionan:

  1. Quitar las manchas de aceite: poner almidón sobre una mancha de aceite ayuda a absorber el aceite de una manera muy fácil, luego simplemente deberás retirar el resto de maicena normalmente.
  2. Eliminar el moho en los libros: puedes agregar un poco almidón sobre la superficie del libro afectada por el moho y dejarlo reposar por unas horas. Luego retira con un paño seco y la mancha dejada por el moho habrá desaparecido.
  3. Lavar las ventanas: Mezcla 1 taza de agua con media taza de almidón. Aplica el producto en las ventanas con un trapo limpio, manteniendo el agua y la fécula bien mezcladas. Posteriormente deberás secar las ventanas con toallas de papel o de tela para retirar el resto de pelos y pelusas.
  4. Limpiar la alfombra: Mezcla 1 parte de bicarbonato de sodio y 2 partes de almidón. A esta mezcla la deberás dispersar en la alfombra, luego espera 5 minutos y aspira las alfombras. La acción absorbente de la maicena te ayudará a dejar las alfombras libres de manchas y también a eliminar la humedad.
  5. Limpiar muñecos de peluche: frotar un poco de fécula de maíz en los peluches puede ser muy útil para dejarlos libres de suciedad, simplemente deberás aplicar la maicena y dejar reposar unos minutos y luego retírela con aspiradora o simplemente sacudiendo el peluche.
  6. Ponerse guantes de goma más fácilmente: A la hora de la limpieza, antes de colocarte los guantes, espolvorea un poco de maicena y verás cómo se deslizan con más facilidad los guantes de goma.
  7. Refrescar tus pies: Si tienes problemas de pies sudorosos, pon un poco de maicena a tus medias antes de ponértelas. El almidón absorbe la humedad y te mantiene mucho más fresco y cómodo.
  8. Sacar una mancha de grasa de la pared: Basta con poner un poco de fécula de maíz sobre un trapo seco y frotar la mancha hasta que salga, es de gran ayuda para todo tipo de manchas sobre los muros.
  9. Evitar que el piso de madera suene: Hay veces que los pisos de madera chillan cuando caminamos sobre ellos, lo cual suele ser bastante molesto. Para evitar ese desagradable chillido, espolvorea un poquito de maicena sobre las tablas y pasa un paño luego.
  10. Desatar un nudo: Si te encontraste con un nudo rebelde que no quiere desatarse por más fuerza que le hagas, agrega maicena encima y será más fácil desatarlo.
Te puede interesar:
Los mejores trucos para limpiar los sartenes para el horno

Estos son solo algunos de múltiples usos que se le puede dar a la fécula de maíz, además de ser un ingrediente habitual en la cocina.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.