Consejos Salud

Zumbido en los oídos: ¿Cuáles son sus causas y tratamiento?

El zumbido en el oído, también conocido como tinnitus (cuando el sonido es agudo) y acúfeno (cuando el sonido es grave), es una percepción de sonido similar a un pitido en los oídos en ausencia de una causa o fuente externa que lo produzca, que puede aparecer de manera aguda o crónica, causando molestias y afectando la calidad de vida de las personas que lo padecen. Puede acompañarse de otros síntomas como disminución de la percepción auditiva, sensación de oído tapado, vértigo, insomnio y depresión.

Una mujer con zumbidos en los oidos

El tinnitus en el oído se puede percibir en uno o los dos oídos, como un pitido en el oído o como un zumbido externo y distante, que a su vez puede ser continuo o intermitente.

La presencia de un zumbido en el oído puede ser la expresión de una enfermedad subyacente; por lo que se debe acudir al médico para determinar su causa.

Causas del zumbido en los oídos

El zumbido en los oídos puede tener diferentes causas que lo desencadenen, las principales son enumeradas a continuación:

1. Causas vasculares:

Cuando una arteria que lleva oxígeno a los oídos se obstruye debido a la presencia de una placa de colesterol o un coágulo, se produce un flujo turbulento de la sangre dentro del vaso sanguíneo y se produce un sonido similar azumbido. Esta condición se presenta en personas mayores y en hipertensos.

2. Alteraciones dentro del oído:

Un pitido en el oído puede ser resultado de un simple tapón de cerumen dentro del conducto auditivo externo, pero también puede ser debido a espasmos de los músculos en el oído medio asociado a una lesión local como una otitis aguda.

El zumbido en el oído también puede deberse a una lesión en la Trompa de Eustaquio (estructura dentro del oído), que puede verse afectado con una disminución de peso importante o por radiaciones en el caso de radioterapia.

3. Causas neurológicas:

El zumbido en el oído puede deberse a la afectación de nervios del oído por una enfermedad desmielinizante como la esclerosis múltiple o una enfermedad sistémica como la diabetes mellitus.

4. Alteraciones en estructuras óseas y musculares:

Se producen debido al envejecimiento e inmovilidad de la cadena de huesecillos dentro del oído, fenómeno conocido como otoesclerosis.

También la afección de la articulación temporo-mandibular o contracturas musculares sobre la columna cervical pueden generar zumbidos en los oídos.

Otras causas

  • Tumores del sistema nervioso central: cualquier lesión ocupante de espacio que genere compresión del nervio auditivo puede causar tinnitus.
  • Secundario a medicamentos: el uso excesivo de salicilatos, diuréticos como bumetanida y furosemida y antibióticos como la amikacina y vancomicina pueden producir toxicidad sobre el oído. 

 Si presentas un zumbido en los oídos que persista por más de 48 horas, debes acudir al médico otorrinolaringólogo para que realice un examen físico que incluye la otoscopia y determine la causa exacta de esta molestia, además pudiera indicar la realización de una audiometría (estudio que mide la capacidad auditiva).

En ocasiones, es necesario un estudio de imagen como la tomografía o resonancia magnética nuclear con efecto angiográfico para descartar otras lesiones más severas.

Tratamiento del zumbido en el oído

El tratamiento de esta afección dependerá de la causa que lo produzca. Para muchos pacientes, el tener un pitido en el oído altera de manera crónica su calidad de vida, impactando sus actividades cotidianas inclusive el sueño, por lo que el tratamiento no sólo está enfocado en curar completamente la enfermedad sino aliviar los síntomas asociados y mejorar las condiciones de vida del paciente.

Si la afectación se encuentra en el oído, por ejemplo: un tapón de cerumen, el médico puede removerlo mediante aspiración y si existe una infección en el oído, el médico indicará tratamiento antibiótico y gotas óticas de ser necesario.

Aprende cómo destapar los oídos de manera natural.

Si existe una lesión vascular, dependiendo de su ubicación se indican estatinas y anticoagulantes o se realizará un procedimiento quirúrgico que la corrija.

De tratarse de una contractura muscular en músculos cercanos al oído se puede emplear analgésicos y antiinflamatorios para aliviar los síntomas, y cuando existen espasmos musculares dentro del oído se usa la terapia con toxina botulínica local.

Por otro lado, si se trata de alguna alteración metabólica como la diabetes mellitus debe ser compensada con hipoglicemiantes orales o la insulina. Si se trata de una patología desmielinizante como la esclerosis múltiple deben iniciarse esteroides.

En el caso de otoesclerosis (degeneración del oído secundaria a la edad), se puede emplear dispositivos que permitan mejorar la audición y disminuir la probabilidad de que se generen los pitidos en los oídos, estando indicado en algunos casos el trasplante coclear.

En personas que ya tienen trastornos del sueño se aconsejan el uso de medicamentos para dormir recetados por el médico, igualmente el uso de antidepresivos en personas que tienen trastornos de ansiedad y depresión asociado a la aparición constante de zumbidos en los oídos.

5/5 (2 Reviews)