Alimentación Alimentación sana Dietas

10 trucos para hacer tu dieta más saludable

Algunas personas afirman que tener una dieta más saludable requiere mucho tiempo y es complicado. Pero no tiene por qué ser así. Si sabes cómo hacer las cosas bien, podrás fácilmente incorporar más alimentos saludables en tu vida.

dieta más saludable con banana y miel

10 trucos para hacer tu dieta más saludable

La verdad es que a la hora de querer hacer una dieta más saludable para una mejor salud, no hay excusas de que es “cara”, difícil de hacer, tardada, etc. Porque no todos son caros, ni todos son tardados, por ejemplo, una simple mermelada común que compras en el supermercado, esa que está llena de azúcar y aditivos artificiales como los conservadores, puedes hacerla en un par de minutos en casa, con frutas frescas y endulzantes totalmente naturales simplemente haciendo un puré de tu fruta favorita, agregando un poco de miel de abejas o jarabe de maple, un poco de nuez o almendras molidas o coco rayado, y ¡listo! ahí tienes en minutos una mermelada casera y saludable libre de conservantes y azúcar refinada.

Sigue los siguientes trucos para ir modificando hábitos alimenticios y verás que nunca fue así de complicado. Verás que después de haber logrado incorporar estos 10 puntos, podrás seguir haciendo lo mismo con otros hasta que puedas completar una dieta buena acorde a tus objetivos de salud.

1. Utiliza este truco para almacenar hierbas frescas

Las hierbas frescas como la albahaca, la menta, el orégano y la salvia, le dan sabor a los alimentos sin añadir ningún producto químico. Sin embargo, a veces es posible que necesites un gran manojo de albahaca o menta, utilizas sólo unas ramitas, y el resto se seca antes de que lo sepas. Pero hay un truco para hacer que tus hierbas frescas duren por mucho tiempo. Simplemente quita las hojas de los tallos y colócalas en un frasco de vidrio hermético y guárdalas en la nevera. Sólo asegúrate de que las hierbas estén absolutamente secas. Usando esta técnica, la menta y salvia durarán hasta dos semanas. La albahaca, el orégano y el cilantro duran de siete a 10 días. También puedes congelar y preservar hierbas frescas en aceite de oliva.

2. Congela plátanos maduros para hacer batidos y helados increíbles

Al congelar los plátanos, cambian su gusto, y cuando los licúas, dan a cualquier batido una textura cremosa increíble. Simplemente pela unos plátanos o bananas maduras, ponlos en un recipiente o en una bolsa con cierre, y congela al menos durante la noche. Luego agrégalos a tus batidos en vez de plátanos regulares.

dieta saludable helado de banana

Si fusionas plátanos congelados en un mezclador de alta velocidad o un procesador de alimentos, tendrás un increíble helado, que tiene un sabor muy cremoso y rico. Puede que tengas que añadir un poco de agua para facilitar la mezcla. También puedes agregar cacao crudo para un chocolate crudo helado o algunas bayas (congeladas o frescas).

3. Haz sus propios aderezos y salsas, y almacénalos en un frasco de vidrio

Aderezos comprados en la tienda tienen un montón de conservantes, productos químicos y grasas malas. Incluso los más sanos todavía tienen conservantes e ingredientes que no son ideales para ti. Así que lo mejor es hacer tu propio aderezo. Hay un montón de recetas disponibles para preparar aderezos saludables para ensalada. Sólo haz una gran tanda y guarda en un frasco de vidrio o una botella durante un máximo de una semana. Puedes ver estas 5 recetas de aderezos cremosos con ingredientes naturales.

No dejes de leer:
Cómo desintoxicar el Hígado - Una Introducción.

Una mejor truco: coloca tus ingredientes del aderezo (por ejemplo, zumo recién exprimido de naranja y limón, hierbas frescas, un poco de sal y pimienta y aceite de oliva) en un frasco de vidrio, pon la tapa y agita bien hasta que los ingredientes se hayan mezclado. Esa es una manera fácil de hacer tu propio aderezo. Para algunas de las recetas, sin embargo, es posible que necesites una licuadora. (Desafortunadamente, sacudir un frasco no hace un gran trabajo si quieres mezclar un mango.)

4. Ten siempre alimentos saludables en tu lugar

Vas a comer lo que está disponible. Si tienes saludables snacks a mano, podrás comerlos cuando tengas hambre, y habrá menos posibilidades de que vayas a comer algo poco saludable. Al llegar con mucha hambre, es posible tomar decisiones de alimentos malos. Pero si tienes suficiente comida saludable en el hogar, es más probable que comas sano.

5. Hacer un desayuno saludable la noche anterior

dieta saludable avena y frutas

Sí, mañana puede ser agitado y muy concurrido. Pero no tienes ninguna excusa para no preparar tu desayuno la noche anterior. Una gran manera de hacerlo es hacer pudín de chía o avena remojados en un frasco de vidrio. Puedes incluso hacerlo en capas, por ejemplo, la avena remojada en leche de almendras, luego una capa de fruta mezclada, etc., se necesita alrededor de cinco minutos para hacerlo. Luego, lo colocas en una nevera, y ¡listo! tienes un desayuno saludable en la mañana. Además, los beneficios de comer avena son excepcionales.

Otro truco de desayuno, es preparar todos los ingredientes del smoothie o licuado una noche antes. Así que en la mañana todo lo que tienes que hacer es encender la licuadora. Esto lleva menos de tres minutos.

6. Espesar sopas o salsas con coliflor

A la gente le encanta una textura agradable, sopas espesas cremosas, salsas suaves y puré de patatas, todo de buen gusto, pero contienen enormes cantidades de grasa, por lo general los tipos no saludables.

Por suerte, hay un superalimento: la coliflor. Es baja en grasa, baja en calorías y alta en fibra y nutrientes, sólo tienes que añadir la coliflor al vapor o ligeramente cocida y molida a tu sopa o una salsa, y mezclar. Quedarás gratamente sorprendido por su textura espesa y cremosa. Si te gusta hacer puré de papas, utiliza la coliflor en lugar de papas. Su sabor es muy similar, y es más baja en calorías y más fácil de digerir.

7. En lugar de la harina de trigo refinada, utiliza la avena

La harina de trigo blanca es altamente procesada, carente de nutrientes y también contiene gluten. Para una opción más saludable, reemplaza la harina blanca con la avena. Simplemente procesa las hojuelas de avena secas en una licuadora, procesador de alimentos o un molinillo de café.

No dejes de leer:
10 alimentos para el síndrome del intestino irritable

Si eres sensible al gluten, asegúrate de comprar la avena certificada libre de gluten. La avena natural no contiene gluten, pero es a menudo contaminada ya que se cruza con pequeños trozos de trigo, centeno o cebada en los almacenes de granos.

8. Reemplaza la pasta de trigo con “fideos” de vegetales

dieta saludable pasta de vegetales

La pasta de trigo está muy procesada y también contiene gluten, del que muchas personas son sensibles. También forma mucosidad y flema y no es buena para la digestión. Por lo tanto, puedes reemplazarla con “fideos” de vegetales hechos de calabacín, zanahoria o pepino. Necesitarás un Spiralizer de vegetales, o un simple pelador. Si utilizas un pelador, cortarás las verduras en forma de tallarines planos. Los fideos de vegetales mezclados con una salsa, se vuelven blandos y su textura se asemeja a la pasta real.

9. Haz tu propia agua saborizada

Las sodas y bebidas procesadas ha sido probado que causan aumento de peso, diabetes y enfermedades del corazón. Si estás deseando una deliciosa bebida, puedes hacer aguas saborizadas absolutamente saludables o agua vitaminada.

Agrega un poco de hierbas frescas, como la albahaca o menta; un poco de jugo de cítricos, como el limón o naranja; o rodajas de frutas y verduras, como las fresas en rodajas, pepino, naranja, jengibre, etc. Uno puede ser: limón, jengibre fresco y menta. Lo mejor es hacerlo antes de ir a la cama y dejar en infusión durante la noche.

10. Cambia la leche de vaca por leche de almendra casera u otra leche vegetal, y reemplaza la mantequilla con aguacate

Los lácteos son también la comida del pasado. Contienen muchos antibióticos, hormonas y pesticidas. Además, muchas personas son intolerantes a la lactosa, incluso sin saberlo. La leche de almendra o de otras semillas, cereales y granos, como el arroz, el alpiste, nuez o avena, es tan fácil de hacer, y siempre puedes hacer un lote más grande y guardarlo en la nevera.

Aunque hay un debate sobre si la mantequilla es buena o no, la verdad es que si la adquieres orgánica y de libre pastoreo, lo único de “malo” puede ser el alto contenido de grasa, que si la comes en exceso y muy habitualmente, digamos, todos los días en grandes cantidades, obstruye las arterias y provoca colesterol. En realidad no es tan mala, pero muchas personas intolerantes a la lactosa optan por eliminarla por ser un lácteo o por ser un producto animal. Para eso, puedes reemplazar tu mantequilla con un aguacate saludable, incluso, comer un aguacate al día puede ayudar con problemas relacionados con el colesterol y el corazón. Su sabor es delicioso, cremoso, contiene ácidos grasos Omega 3 y es libre de lácteos. Te invitamos a leer ¿Comiendo grasa para quemar grasa? donde se explica incluso, cómo el aguacate es uno de los alimentos con grasa que te puede incluso ayudar a eliminarla de tu organismo.

Investigación y redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock