6 alimentos que producen mucosidad y flema

La acumulación de mucosidad y flema puede resultar bastante molesta si no se trata de forma rápida y eficaz y puede darse en distintas zonas de nuestro cuerpo como son la nariz, el pecho, los oídos y la garganta.

Alimentos que producen mucosidad y flema

La acumulación de flemas y mucosidad debilita nuestro organismo y nos hace sentir enfermos y desganados durante el día. Sin embargo, las flemas pueden ser consideradas como una forma en que nuestro organismo elimina las toxinas, y mientras estos síntomas están presentes, no es recomendable intentar por todos los medios detener el síntoma, sino más bien intentar sanar el problema que los origina, por ejemplo, modificar la alimentación que puede estar causando las flemas.

El exceso de flemas y mucosidad indica que nuestro organismo está en crisis. Esto puede ser producido por toxinas, contaminantes, alergias y aditivos alimentarios y, por lo general, también afecta al sistema linfático, el tracto gastrointestinal y el tracto respiratorio.

El exceso de flema significa que tus órganos no están funcionando de forma correcta y que hay muchas toxinas acumuladas, lo que a largo plazo puede suponer la aparición de problemas y enfermedades más serias como el mal funcionamiento del hígado o del bazo.

6 alimentos que producen mucosidad y flema

Las causas más comunes que provocan mucosidad y flemas en nuestro organismo, además de las alergias, se deben a una mala dieta donde abunda el consumo de alimentos que producen mucosidad y flema que son pesados, con mucha grasa, dulces y con mucha azúcar.

La flema con el tiempo puede obstruir el tracto respiratorio y dificultar la respiración, por lo que es necesario que sepas cómo prevenirla llevando una buena alimentación.

Cualquier ingrediente que contenga altos niveles de histamina (un compuesto liberado en el cuerpo durante las reacciones alérgicas ), como el café, los productos de soya, aguacates, cacahuates, suero de mantequilla, quesos, yogurt, crema agria, pescados y frutos secos en genral también pueden indicar a tu cuerpo que produzca más mucosidad.

1. Productos lácteos

Los productos lácteos como la leche, el queso, el yogur y sus derivados pueden espesar la mucosa en la garganta. Los productos lácteos, aparte de dificultar la actividad respiratoria, también producen la inflamación e irritación de la garganta.

También puedes leer:  Alergia al trigo: síntomas, tratamiento y consejos nutricionales

La idea de que la leche hace que el cuerpo produzca moco ha existido durante siglos. Sin embargo, después de varios años, se han realizado estudios para determinar si este es realmente el caso.

Los resultados fueron que la leche no hace que el cuerpo produzca moco, pero sí hace que la flema se espese. Se cree que es el contenido de grasa en la leche lo que causa esta reacción.

La leche tiene muchos beneficios para el cuerpo, además de ser una excelente fuente de calcio y vitaminas, por lo que es necesario saber sopesar los beneficios y cuáles son sus contras. Por lo tanto debes consumirla con precaución.

2. Productos de origen animal

Las carnes y huevos también pueden ser uno de los principales problemas para la generación de flema.

Estos alimentos provocan que se acumule mucosidad en tu garganta ya que contienen un elevado grado de proteínas, así que si quieres evitar este problema es recomendable que consumas productos ecológicos.

3. Azúcares refinados

Si eres de los que aman las golosinas y las “cosas dulces“, debes tener en cuenta el hecho de que los azúcares son uno de esos alimentos que causan mucosidad en el cuerpo.

Incluso el azúcar que agregamos al café o té puede hacer que tu cuerpo produzca más moco, así como también otros alimentos que son procesados e incluso cosas simples como frutas glaseadas.

Lo recomendable, es evitar el consumo de azúcar lo más que puedas; en su lugar tienes muchos otros ingredientes que son saludables, como la miel, o la estevia en caso de tener diabetes; éstas son siempre dos buenas alternativas. Al hornear, puedes usar más fruta, que es una fuente natural de azúcar.

4. Soja y productos derivados

Si estás en la búsqueda de una alternativa a los lácteos o la carne, seguramente habrás oido sobre la soja, sine embargo, intenta alejarte de los productos a base de soja, como la leche de soja, el tofu y el tempeh.

La soja no es recomendable, y más aún cuando estás enfermo, ya que los productos a base de soja pueden hacer que te sientas peor, así que trata de evitarlos. Podrías considerar el coco en su lugar, ya que es un buen antioxidante y no causa la producción de mucosidad que si puede ocasionar la soja.

También puedes leer:  8 signos de que tu hijo necesita una dieta sin gluten

5. Bebidas como los refrescos y los chocolates

Los frescos de dieta, sodas con azúcar e incluso los jugos concentrados pueden provocar flemas luego de ser bebidos. Son muchas las personas que se preguntan: “¿Por qué junto flema en la garganta luego de beber un vaso de coca cola?”.

Pero esto tiene una explicación, la soda es relativamente ácida con un pH de 4 (en una escala de 1 que es altamente ácida y 14 que es básica). Cuando la persona consume el refresco, su cuerpo responde protegiendo el revestimiento de la garganta con una capa de moco. [1]

Las bebidas con cafeína, como los refrescos, el té y el café, pueden aumentar el riesgo de deshidratación, lo que puede provocar un moco más espeso.

Beber agua en lugar de bebidas con cafeína ayudará a mantener las secreciones de moco alejadas y más despejadas nuestras vías respiratorias.

Los chocolates y los postres que contienen café instantáneo también pueden espesar la mucosidad debido a los efectos deshidratantes de la cafeína en los alimentos.

6. Harinas refinadas

Las harinas refinadas sería mejor que fueran evitadas, en cambio sustituye el pan blanco si es posible por el pan integral. El pan de trigo contiene gluten y el gluten es motivo de intolerancia en muchas personas.

Puedes sustituirlo por panes hecho con granos sin gluten. Ver más información de los granos sin gluten llenos de nutrientes.

Para obtener una información complementaria y que te brindará soluciones para el problema de las flemas y la mucosidad, te invitamos a leer la lista de alimentos que disminuyen la mucosidad.

Es importante tener en cuenta que algunos alimentos pueden aumentar la flema y mucosidad en algunas personas y en otras no. Por ello siempre es importante hablar con un médico antes de cambiar nuestra dieta.

Bibliografía:
  1. Adrian Allen, Gunnar Flemström. Gastroduodenal mucus bicarbonate barrier: protection against acid and pepsin 01 jan 2005 [Link]
2.8
05

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.