Consejos Psicología Salud emocional Salud mental

5 errores que cometes en la mañana y que arruinan el resto del día

errores que arruinan el día

Muchas veces de manera inconsciente empezamos el día con el “pie izquierdo”, cometemos errores que nos pueden costar mucho más de lo que pensamos y arruinar el resto del día. Es por eso que hemos recopilado los 5 errores más comunes que nos podría estropear el resto del día, y cómo evitarlos.

Recibes la mañana en una cueva

El ambiente en donde despertamos es más importante de lo que creemos. Despertar en un lugar sombrío, oscuro y que provoca sentimientos negativos, puede afectar todo nuestro día. Un estudio realizado por la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern, descubrió que las personas que reciben el día con mayor exposición de luz natural, tienen más productividad en su trabajo durante el resto del día.

Sin rayos solares

La exposición de 20 a 30 minutos diarios al despertar de luz natural (sol), ayuda a configurar el reloj interno y regular el nivel de energía, levanta el apetito y ayuda al metabolismo. Se recomienda antes de salir de la cama, abrir las ventanas y persianas por algunos minutos y recibir las luz solar, tomar el desayuno afuera o al menos en un lugar que esté expuesto a una ventana.

No beber agua

La directora de nutrición deportiva en la Universidad de Pittsburgh Centro de Medicina del Deporte, Leslie Bonci, explica que no beber agua al despertar podría comprometer la hidratación del resto del día. Beber agua en la mañana no sólo te hidratará, también te dará energía, más velocidad y mejor disposición para el resto del día. Se recomienda beber 24 onzas de agua a la primera hora de la mañana (3 tazas aproximadamente). Conoce cuál es la manera correcta de beber agua.

No dejes de leer:
Reflexión - Al otro lado de la ventana.

No desayunar

No es secreto que el desayuno es la comida más importante del día, es por eso que omitirla puede traer consecuencias negativas a tu salud para el resto del día. El desayuno brinda la energía al cerebro para que este empiece a funcionar en el día, es como la gasolina para el cuerpo y la mente, el combustible para que funcione bien nuestro organismo el resto del día.

No olvides el refrán popular: “Desayunar como rey, almorzar como príncipe y cenar como mendigo”. Es importante tomar un desayuno balanceado y nutritivo.

Una mala actitud

Despertar de mal humor seguramente te va a indisponer el resto del día; renegar, refunfuñar o molestarse son actitudes negativas que se pueden extender de la mañana al resto del día. Debemos ser positivos en la mañana, así las cosas no salgan bien o el tráfico al trabajo nos quite la sonrisa o surja el inconveniente que sea, debemos mantener una actitud positiva para que el día tome el color que queremos.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida