Alimentación Salud

5 Maneras de mejorar la digestión

Un sistema digestivo funcionando óptimamente puede hacer maravillas para nuestra salud y bienestar. Está conectado en muchas, y casi a todas nuestras funciones corporales. Por esta razón, mejorar la digestión es de vital importancia para mantener un estilo de vida saludable.

Sistema digestivo

5 Maneras de mejorar la digestión

Desafortunadamente, debido a los alimentos malsanos que comemos, el agua contaminada que bebemos y el aire contaminado que respiramos, nuestro sistema digestivo es cargado de toxinas, sustancias químicas y bacterias dañinas. Algunos investigadores han sugerido que los trastornos digestivos son la principal causa subyacente de muchos síntomas inexplicables y enfermedades. Por tanto, es fácil ver la importancia del sistema digestivo y el hacer todo lo posible para apoyarlo.

Aquí están 5 maneras fáciles para mejorar la digestión y la asimilación de forma natural.

1. Masticar bien los alimentos

Esta es una de las maneras más fáciles y más simples para mejorar la digestión. Sin embargo, es una práctica que muchos de nosotros a menudo olvidamos. Llevamos unas vidas ocupadas y la mayoría de nosotros somos afortunados si podemos sentarnos y comer nuestra cena. Si queremos mejorar nuestra digestión, tenemos que invertir tiempo. Cuando comemos es importante estar relajado y cómodo. Tenemos que tomar el tiempo para masticar bien los alimentos. Si nos tragamos platos de comida, nuestro sistema digestivo se ve obligado a trabajar más duro en su descomposición. Por otra parte, corremos el riesgo de los alimentos se pudran en nuestro tracto digestivo, provocando gases, hinchazón y malestar. En algunos casos, puede que no sea posible la descomposición del alimento, y esto significa que los nutrientes en el alimento no son capaces de ser absorbidos en el torrente sanguíneo. Por otro lado, si masticamos bien la comida, esto permite que nuestro estómago e intestino delgado trabajen eficientemente en la descomposición de los alimentos.

No dejes de leer:
Cómo cuidar el hígado con hierbas

2. No tomar bebidas con las comidas

Esta es otra práctica importante para acostumbrarse. Cuando bebemos con nuestra comida, incluso si se trata de agua, esto diluye los jugos digestivos y retrasa el proceso digestivo. Es comprensible que algunos alimentos nos dan sed. En este caso, está bien beber agua con la comida, sin embargo, sólo se debe tomar sorbos. Además, las bebidas siempre deben estar a temperatura ambiente. El agua fría detendrá la digestión.

3. Aumentar el consumo de enzimas

Hay tres categorías principales de enzimas. Hay enzimas metabólicas, digestivas y enzimas alimentarias. Las enzimas metabólicas son necesarias para el crecimiento, reparación, mantenimiento, y desintoxicación que son producidos por el cuerpo. Las enzimas digestivas descomponen los alimentos en pequeñas partículas, lo suficientemente pequeñas para pasar a través de las membranas de las células que recubren el tracto digestivo y el torrente sanguíneo. Se típicamente secretadas a lo largo del tracto digestivo, sin embargo, si uno tiene problemas con la digestión, puede no ser suficiente secretar. En este caso, es aconsejable tomar un complejo de enzimas digestivas con cada comida. Las enzimas digestivas más importantes son la proteasa (descompone las proteínas), amilasa (rompe el almidón), y la lipasa (descompone la grasa). Las enzimas alimentarias, como las enzimas digestivas, permiten al cuerpo digerir los alimentos, rompiendo varios nutrientes en sus partículas más pequeñas. Son los derivados de frutas y verduras crudas. Por ello, una dieta rica en frutas y verduras crudas es la clave para una óptima digestión y por lo tanto, una salud óptima.

No dejes de leer:
10 Tips para combatir la depresión naturalmente

4. Obtén tu fibra

La fibra dietética es un carbohidrato que el cuerpo no puede digerir o absorber. Sin embargo, desempeña un papel vital en la salud digestiva. Como la fibra de desecho se mueve a través del tracto digestivo, empuja la comida y varias toxinas junto con ella. Hay dos clases de fibra: las insolubles que no pueden ser disueltas en agua y solubles que pueden ser disueltas. Se encuentra principalmente en fuentes vegetales como las frutas, verduras, cereales y legumbres, la fibra es esencial para mantener la salud y juega un papel importante en el proceso digestivo.

5. Práctica la combinación de alimentos

Los diferentes tipos de alimentos requieren diferentes secreciones digestivas y tener diferentes longitudes de tiempo para digerir. Por ejemplo, la proteína puede tardar 4-6 horas para digerirse, mientras que la fruta es de aproximadamente 15 minutos. Si comemos los dos juntos, la fruta se queda asentada en el tracto digestivo y se pudre mientras espera a que la proteína se digiera. Esto puede causar exceso de gases, hinchazón y malestar. Aunque la combinación de alimentos puede no ser la forma más sencilla de mejorar la digestión, es sin duda uno de los más eficaces. La tabla de arriba proporciona los principios generales de la combinación de alimentos. (Nota: La combinación del alimento no es para aquellos con desequilibrios de azúcar. Con el fin de equilibrar el azúcar en la sangre, una dieta de macronutrientes balanceados es de vital importancia).

Investigación y redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock