Belleza Mujer remedios naturales

Crema casera para las cutículas de las uñas

Crema casera para las cutículas de las uñas

Con el paso del tiempo, las uñas tienden a deshidratarse y pueden mostrar un tono amarillento.
Lucir una manicura perfecta y sin mucho gasto económico es posible gracias al uso de una crema casera para las cutículas de las uñas. Así logramos suavizar esa parte de nuestras uñas y mejorar la circulación de la sangre.

¿Qué son las cutículas de las uñas?

Es la piel que se encuentra alrededor de nuestras uñas y no es nada recomendable cortarla, puesto que su función es proteger a la uña de infecciones y contribuir a mantenerlas sanas y fuertes.
Si cortamos las cutículas podemos dar pie a que aparezcan los padrastros.

Queremos proponerte una crema casera para las cutículas de las uñas a base de cera de abejas, aceite de ricino y aceite esencial de lavanda que podrás aplicarte diariamente sobre las cutículas de tus uñas para aportarlas hidratación.

Preparación de la crema casera para las cutículas de las uñas

Ingredientes para la crema casera para las cutículas de las uñas:

• 15 g de cera de abejas.
• 1 cucharada de aceite de ricino.
• 3 gotas de aceite esencial de lavanda.

Modo de preparación de la crema casera para las cutículas de las uñas:

• En un fuego, ponemos un cazo al baño maría, e incorporamos los 15 gramos de cera de abejas y la cucharada de aceite de ricino.
• Removemos continuamente hasta que la cera de abejas se haya derretido por completo.
• Retiramos el cazo del fuego, pero seguimos removiendo los ingredientes hasta que se hayan enfriado.
• Añadimos las tres gotas de aceite esencial de lavanda y removemos nuevamente todo.
• Guardamos la crema resultante en un frasco de cristal.

No dejes de leer:
Suavizar las cutículas con bicarbonato de sodio

¿Por qué estos ingredientes para la crema casera para las cutículas de las uñas?

La cera de abeja posee propiedades muy beneficiosas para la salud de nuestra piel. Por ejemplo, es un hidratante natural muy nutritivo, suaviza la piel y crea una capa protectora contra los agentes externos.

El aceite de ricino se extrae de la semilla de una planta muy parecida a la higuera, llamada Ricinus Communis, El aceite de ricino hidrata, suaviza y protege la piel.

El aceite esencial de lavanda tiene capacidad regeneradora por lo que ayudará a mantener la piel sana y actuará contra el envejecimiento prematuro.
El aceite esencial de lavanda es junto con la manzanilla y el árbol de té unas de las pocas esencias que se pueden aplicar sobre la piel sin diluir en otra sustancia.

¿Dónde puedo adquirir los ingredientes para mi crema casera para las
cutículas de las uñas?

Los puedes adquirir en muchas tiendas online, en parafarmacias de grandes superficies y sobre todo los encontrarás en los herbolarios de toda la vida.
Recuerda que lo importante es que los aceites sean 100% aceites naturales.