Psicología Relaciones de pareja

Señales de miedo al compromiso

El miedo al compromiso puede darse por diversos motivos, sin embargo el origen del miedo no es una señal negativa, sino que deja entrever que estamos protegíendonos de algo, y es este el punto en donde debemos buscar detenidamente, para poder llegar a la raíz de nuestros prejuicios, limitaciones y pensamientos a cerca de las relaciones de pareja.

Señales de miedo al compromiso

Aunque el miedo al compromiso puede tener muchas razones y trasfondos, existe una patología psicológica que rechaza al compromiso y lo evita a toda costa y muchas veces sin solucionar estos problemas de fondo, por la presión social y cultural, las personas se sienten aisladas del mundo y la sociedad, y buscan la manera de conectar con alguien sin llegar al compromiso.

El miedo al compromiso y sus señales

Es por eso que hemos realizado un interesante listado de las señales que puede dar una persona que le tiene miedo al compromiso para que puedas saber ante quien estás o darte cuenta si tu le tienes miedo al compromiso.

Muy mala comunicación

Han pasado meses, quizás años y no puedes expresar tus sentimientos, tu pareja ya te dijo que te ama, pero a ti te cuesta decirlo, y no porque no lo sientas, sino porque simplemente sabes que eso te llevará a otro nivel de compromiso al que no quieres llegar.

Tener miedo a no obtener ganancias sino pérdidas

Como nadie puede garantizar que una relación de pareja no vaya a hacernos pasar desafíos y ciertos momentos de aprendizaje, los cuales pueden sr duros y difíciles, y que las ganancias van a ser mucho mayores que las pérdidas, puedes preferir no arriesgar, pensando que de ese modo te aseguras una vida más plena, sin nadie que pueda sacarte de tu zona de confort.

No dejes de leer:
Cómo crear un espacio para ti mismo

Siempre pones de pretexto tus metas personales

Primero es la universidad, después tu carrera, después tu trabajo. Siempre encuentras un pretexto relacionado con tu desarrollo personal para evitar el compromiso, y así pasan los años. Esta es otra de las señales de un profundo miedo al compromiso, o al menos a mantener una relación para intentar llegar más lejos.

Nunca tienes tiempo

Es usual evadir el compromiso con el pretexto de la falta de tiempo, el que sospechosamente nunca tienes para dedicarle a tu pareja, pretexto ideal para decir que ahora que aún no están casado o no conviven no tienes tiempo, mucho menos lo podrás tener para un compromiso más serio.

El futuro es incierto

Quizás no todo el mundo planee su futuro con tanta antelación o detalle, pero cuando se evade el compromiso el futuro siempre es sólo y sin compromiso. Si tienes pareja y te preguntas cómo te ves dentro de 5 años, y la respuesta es solo, es que el compromiso nunca estuvo en tus planes.

Todo lo demás aparte de tu relación es más importante

Cuando tu relación siempre está en segundo plano, nunca la ves como prioridad, sientes que es algo pasajero o que carece de importancia; es obvio que el compromiso es casi una utopía a la que nunca pensaste llegar. Esto puede darse porque realmente esa no es la persona correcta para ti o tu no lo eres para ella, pero también puede ser una clara señal de que no te tomas las cosas muy en serio y el miedo al compromiso te puede hacer tomar todo a la ligera.

No dejes de leer:
La verdadera razón de porqué tienes miedo al amor

No te gusta hacer planes

No se trata de que eres el “rey de la espontaneidad”, cuando detestas hacer planes a futuro, como pensar en el verano en la playa con tu pareja cuando están en primavera, o pensar el viaje de vacaciones “juntos”. Lo más probable es que para ti el futuro “juntos” no existe, ya que implica un compromiso que quizás no te animas a llevar a cabo.

Tienes adicciones

Varios estudios han determinado que gran parte de las personas que le tienen miedo al compromiso suelen tener algún tipo de adicción que no les permite formalizar. Estas pueden ser adicciones controlables como la adicción al trabajo, al tabaco y hasta el alcohol; y más peligrosas como la adicción a algún tipo de droga.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida