remedios caseros Salud

Tratamiento casero para la aterosclerosis

Algunos de los remedios caseros más importantes para la aterosclerosis incluyen como primer medida evitar la carne, comer alimentos orgánicos, ajo, cebolla, espinacas, frijoles, yogur, y el salmón, además de los cambios de comportamiento como dejar de fumar, beber con moderación, y ejercicio regular.

ateroclerosis

Qué es la aterosclerosis

En pocas palabras, la aterosclerosis es el nombre dado para las arterias obstruidas. Sin embargo, es un poco más complicado de lo que se quiere entender realmente de la situación. Cuando ciertas células mueren, los triglicéridos o el colesterol comienzan a acumularse en las arterias y los vasos sanguíneos.

Consecuencias de la aterosclerosis

Los glóbulos blancos atacan estas áreas con el fin de remediar la situación, además de añadir más a la obstrucción, las arterias se estrechan gradualmente. Como las arterias y los vasos sanguíneos se estrechan, el corazón debe trabajar más para bombear la sangre, causando que la presión arterial se eleve. Esto puede ser muy peligroso, y si un coágulo de sangre fluye a través de estas arterias obstruidas y se queda atascado, un ataque al corazón o un derrame cerebral puede ocurrir. Estas pueden ser las consecuencias de esta acumulación celular que se produce, llamada arteriosclerosis

Afortunadamente, hay maneras de reducir los niveles de triglicéridos, reducir la inflamación en el sistema cardiovascular, y la eliminación de esa acumulación que hace que las arterias se endurezcan y se estrechen. Esta es la razón por la que la aterosclerosis es a menudo llamada “endurecimiento de las arterias“.

A continuación, vamos a cubrir algunos de los remedios caseros más eficaces y bien investigados para prevenir o revertir los efectos de la aterosclerosis. Mientras que algunos daños en el sistema cardiovascular son irreparables, la aterosclerosis se puede reducir significativamente o “tratar” a través de cambios en la dieta y de comportamientos naturales, en lugar de la cirugía arriesgada y costosa. Echemos un vistazo a algunos de los enfoques naturales y remedios caseros para la aterosclerosis.

Remedios caseros para la aterosclerosis

salmón pescado para tratar la aterosclerosis

Aceite de pescado:

La alta concentración de ácidos grasos omega 3  frente a los ácidos grasos omega-6 que se encuentra en el aceite de pescado hacen que sea muy eficaz en el reequilibrio de la balanza de colesterol en el sistema cardiovascular y la prevención de una peligrosa acumulación de placa en los vasos sanguíneos que pueden atrapar un coágulo de sangre y causar un derrame cerebral o ataque al corazón.

La gente piensa que las grasas son malas, pero de hecho, ciertas grasas son esenciales para que nuestro cuerpo funcione correctamente.

Salmón:

Por una razón similar a la anterior, el salmón es muy beneficioso para regular el colesterol. Además, el salmón tiene una amplia gama de minerales únicos que lo hacen beneficioso para muchos otros aspectos de la salud,  incluyendo el selenio, proteínas, fósforo, potasio, colina, y ácido pantoténico.

No dejes de leer:
Reduce la presión sanguínea con remolacha

El potasio, por ejemplo, es también un vasodilatador, lo que significa que puede reducir la tensión en el sistema cardiovascular mediante la relajación de los vasos sanguíneos, reduciendo eficazmente la presión arterial y la prevención de la enfermedad cardíaca coronaria.

Evita la carne y los alimentos procesados:

El título podría ser un poco confuso; Esto no quiere decir que tienes que ser vegetariano para reducir la aterosclerosis, pero las proteínas, minerales, fibra y nutrientes que se encuentran en las frutas y verduras son más fáciles para el cuerpo de descomponer y procesar de manera eficiente. Además, tienden a tener menos grasas peligrosas que pueden aumentar el contenido de colesterol  malo en el cuerpo.

Evitar los alimentos procesados es una forma muy efectiva para reducir los efectos y la gravedad de la aterosclerosis. Muchos alimentos procesados contienen grasas hidrogenadas, que pueden causar incluso más problemas que las grasas saturadas peligrosas (a diferencia de las grasas monoinsaturadas, que son beneficiosas en el cuerpo.)

Por esa razón, come alimentos orgánicos o naturales, en oposición a aquellos alimentos excesivamente procesados y congelados que se puede encontrar en las tiendas de comestibles normales.

Ajo y cebolla:

ajo y cebolla para tratar la ateroclerosis

Cuando se trata de métodos probados de reducir los niveles de colesterol malo efectivamente, la familia allium es una de las mejores. Las formas más comunes de esta familia son el ajo y la cebolla, que pueden ser fácilmente añadidos a un sinnúmero de comidas y planes dietéticos. La alicina es el componente activo de la familia allium, y este compuesto orgánico particular se ha demostrado en estudios de investigación para reducir directamente los niveles de colesterol LDL en el cuerpo. Esto ha hecho que el ajo y la cebolla sean algunas de las recomendaciones más importantes para la prevención de la aterosclerosis y en los susceptibles a problemas cardiovasculares.

Espinacas y hierba mora:

Las espinacas son un tipo especial de verduras, una de las más respetadas y son muy buenas a la hora de impulsar la salud del corazón y la reducción de la aterosclerosis en general en el cuerpo.

En primer lugar, la espinaca es capaz de disminuir la presión arterial mediante la inhibición de la enzima convertidora de la angiotensina 1, que mejora con eficacia el cuerpo.

En segundo lugar, el selenio, beta-caroteno, y manganeso, pueden ayudar a reducir la aterosclerosis en el cuerpo, y la espinaca es alta en estos nutrientes. Por último, la neoxantina y violaxantina dos compuestos antiinflamatorios en las espinacas pueden ayudar a reducir la inflamación en los vasos sanguíneos, lo que ayuda a mantener tu integridad física.

No dejes de leer:
La terapia del sonido y sus poderes curativos

Frijoles:

La gran mayoría de los granos contienen altos niveles de potasio, pero las judías blancas o frijoles, son sin duda los más altos en esa concentración. Aunque la gente piense en plátanos como el súper alimento rico en potasio, las judías blancas contienen mucho más, y son fáciles de incorporar en la dieta como fuente de minerales esenciales y proteínas.

El potasio, como se mencionó anteriormente, reduce la presión arterial mediante la dilatación de los vasos sanguíneos y alivia la tensión en el sistema cardiovascular.

Ejercicio regular:

El ejercicio regular es esencial para mantener el corazón sano, porque un estilo de vida sedentario significa una acumulación más rápida de los depósitos de grasa y triglicéridos en tu cuerpo. Además, acelerar el metabolismo puede resultar muy positivo para quemar grasa de manera más eficaz, evitar la obesidad, y mejorar tu salud en general.

Dejar de fumar:

Fumar tiene un efecto astringente en los vasos sanguíneos y arterias, lo que significa que hace que se endurezcan y se estrechan más rápido, además de tener una probabilidad mucho mayor de sufrir un ataque al corazón o cuestiones relacionadas con la aterosclerosis. También, el fumar te hace menos probable que te mantengas activo, ya que daña los pulmones y la capacidad de oxígeno, lo que conduce a un estilo de vida sedentario.

Beber con moderación:

La investigación sobre el consumo de alcohol y su relación exacta con la aterosclerosis está aún en curso y, a menudo es contradictoria; sin embargo, el consumo excesivo de alcohol se ha asociado con la aterosclerosis y la enfermedad cardíaca. Dicho esto, los bajos niveles de alcohol en realidad pueden ser buenos para el corazón, ya que pueden reducir las acciones perjudiciales de colesterol LDL. Es un equilibrio delicado, obviamente. Como siempre, todo se debe consumir con moderación.

Una palabra final de la advertencia:

Aunque los remedios naturales son eficaces como tratamientos preventivos o de etapa temprana de la aterosclerosis, hay ciertas condiciones cardíacas más graves que muy probablemente requieren cirugía. Asegúrate de ver regularmente a un profesional médico y hablar con él o ella acerca de la salud actual de tu corazón antes de embarcarte en cualquier estrategia natural por tu cuenta.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida