Psicología Trastornos

11 frases que los niños podrían usar para decirte “estoy ansioso”

Los síntomas de ansiedad no siempre son obvios, especialmente en los niños. Esto podría significar que muchos niños con ansiedad, por ejemplo, el 25% de adolescentes de 13 a 18 años que sufren ansiedad todos los años, pueden no recibir tratamiento y tener más problemas de ansiedad en la edad adulta.

niños ansiosos de hoy

11 frases que los niños podrían usar para decirte “estoy ansioso”

En muchos sentidos, la ansiedad tiene efectos similares tanto en adultos como en niños: cualquier persona con ansiedad puede sentirse nerviosa, malhumorada, tímida o cansada, o sufrir trastornos relacionados con la ansiedad, como el trastorno de estrés postraumático (TEPT). Sin embargo, a diferencia de los adultos, es posible que los niños no sepan cómo comunicar su ansiedad correctamente y los adultos pensar que sólo se trata de un capricho más para manipular.

No siempre será así, y los padres debemos aprender a diferenciar cuando es un momento incómodo normal que todos solemos pasar desde niños, a un estado de real ansiedad que lleva algo más profundo detrás que, si se explora y cura, podría ser la diferencia entre un adulto ansioso y uno que pudo liberar esa ansiedad con la ayuda de sus padres aun siendo pequeño.

Así que, sin más preámbulos, estas son algunas maneras en frases en que los niños podrían estarle diciendo a sus padres la ansiedad que están experimentando. Si tus hijos han usado 2, 3 o más frases repetidas, puede ser una buena idea comenzar a hablarles sobre la ansiedad y sobre cómo tratarla, tal como lo contaron los padres preocupados y las personas con experiencias infantiles de ansiedad en un estudio psicológico que involucraba personas adultas y que más abajo veremos lo que respondieron.

niños que están ansiosos

1. “¿Qué pasa conmigo?”

Si tu hijo comienza a expresar sus dudas con demasiada frecuencia, lo mejor es mantener los ojos bien abiertos para detectar otros signos de ansiedad.

También puedes leer:
5 Pasos para terminar una relación con un narcisista

“No me di cuenta de que tenía ansiedad y mis padres tampoco. Simplemente pensaron que estaba siendo dramático cuando rompí a llorar y dije, ‘¿Qué pasa conmigo?”.

2. “Estoy cansado”

Tal vez tu hijo está constantemente agotado debido a las reflexiones relacionadas con la ansiedad.

“Cuando era niño, sufrí trastornos del sueño durante mucho tiempo”, le dijo otra persona del estudio. “Todo el proceso de ir a la escuela, superar el día, tratar de no ser intimidado y volver a casa siempre fue ensayado mentalmente la noche anterior”.

3. “Tengo dolor de cabeza” o “No me hagas…”

Aunque a pocos niños les encanta ir a la escuela, la negativa de su hijo a ir a la escuela todavía podría ser indicativo de algo más profundo que el desagrado de unas pocas clases.

“Utilicé la excusa de sentirme enfermo muchas veces para evitar ir a la escuela”, comentó uno de los participantes en el estudio. “No me di cuenta de que tenía ansiedad en ese momento, pero todo tiene sentido cuando miro hacia atrás ahora. No estaba siendo tan “flojo” en aquel entonces “.

niños ansiosos
4. “Lo siento”

Saber cuándo disculparse es algo bueno. Disculparse con demasiada frecuencia no lo es.

“Me disculpaba constantemente por cosas que no eran en realidad un problema, o simplemente no interactuaba”, dijo otro participante sobre sus intrusivas dudas. “Todavía tengo problemas con decir constantemente que lo siento por algo que no es un problema y por ser muy callado en situaciones difíciles”.

5. “¿No podemos quedarnos en casa?”

¿Prefiere tu hijo permanecer en ambientes tranquilos y familiares en vez de nuevas experiencias, incluso divertidas y emocionantes?

“Odiaba salir a lugares porque el ruido me molestaba. Ahora, como adulto, trato de equilibrar las cosas, pero sigue siendo un desafío “, admitió un participante.

6. “Tú hazlo” o “¡No quiero!”

Si tu hijo evita activamente incluso las interacciones sociales más mínimas, podría estar sufriendo de ansiedad social severa.

También puedes leer:
Soluciones naturales para los trastornos de ansiedad

Un participante recordó: “Me fue tan difícil pedir comida que podría decirle a quien sea que era lo que quería y pedirle que hiciera el pedido”.

7. “¿Ya es hora de irse?” o “Quiero irme a casa”

Si bien las fiestas pueden ser incómodas para cualquier persona cuando se prolonga demasiado, pueden ser especialmente preocupantes para los niños con ansiedad.

“Siempre dije esto porque multitudes de incluso más de dos personas provocarían mi ansiedad”, confesó otro comentarista. “No podía esperar hasta que dichos eventos o funciones se terminaran¨.

niños que sufren de ansiedad

8. “No me dejes”

Si tu hijo nunca quiere irse de tu lado, aunque sea por poco tiempo, él / ella puede estar mostrando ansiedad por separación.

“Estaba muy ansioso por ser abandonado cuando era niño”, dijo otro comentarista. “Creía que la gente me abandonaría si no era lo suficientemente bueno, y sería mi culpa”.

9. “¿Puedes encender la luz del pasillo por mí por la noche?”

Una cosa es tener miedo a la oscuridad, y otra, por completo, sentirse abrumado por pensamientos de pesadilla al respecto.

“Viví con miedo durante unos años que alguien iba a entrar a mi habitación y me secuestraba”, explicó un usuario. “La luz no ayudó. Me quedaría en la cama durante dos horas solo esperando. Todavía no duermo bien.

10. “Mi cuerpo es incómodo”

Es posible que tu hijo esté combinando la salud física y mental.

“Solía decir: ‘¡Mi cuerpo está incómodo, mi cuerpo es incómodo!’ No sabía lo que era en ese momento. ¡Años después, finalmente lo descubrí! “Exclamó otro usuario.

11. “No me siento bien”

A veces, una queja sobre dolores en el cuerpo podría ser solo eso.

“O más específicamente, ‘Me duele el estómago.’ Incluso ahora, mi instinto y mis sentimientos todavía están muy conectados”, agregó un participante en el estudio.

Comparte esto:
Suscribirte al Boletín
Recibe en tu correo las últimas publicaciones de Vida Lúcida Totalmente gratis!
También podrás recibir novedades y noticias sobre salud y los temas de interés que tratamos.
2016 (C) Derechos reservados
   
* No olvides revisar tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción.
Vida Lúcida Social!
Forma parte de Vida Lúcida Social. Crea tu cuenta gratis y comienza a conectar con más personas que buscan el bienestar y mejorar su calidad de vida.
2018 (C) Vida Lúcida