20 síntomas sutiles de que tuviste coronavirus y no lo sabías

¿Es posible que hayas tenido el coronavirus y nunca te diste cuenta? Lo es. La mayoría de las personas que contraen el COVID-19 presentan síntomas sutiles, como fiebre y una tos seca y muy contagiosa. Solo un pequeño porcentaje de personas pueden presentar síntomas más graves.

20 síntomas sutiles de coronavirus

Sin embargo, ya que el coronavirus tiene más bien un espectro de síntomas (algunos tan leves que apenas se notan o pueden confundirse con otra cosa), puede pasar desapercibido y no diagnosticarse. Por eso sigue leyendo para descubrir los 20 síntomas sutiles que pueden indicar que ya tuviste COVID-19.

1. Nariz que moquea, dolor de garganta y congestión

La presencia de secreción nasal, dolor de garganta y congestión puede significar un caso leve de COVID-19. Sin embargo, debido a que suena, y probablemente se siente, muy similar al resfriado común o la alergia a la fiebre del heno, es probable que muchas personas lo ignoren. 

2. Reducción o pérdida del sentido del gusto y el olfato

Las personas que experimentan una pérdida del gusto y el olfato pueden haber contraído el coronavirus. Es un síntoma que puede acompañar a otros síntomas sutiles, como los anteriormente mencionados. Pero también puede acompañar a otros síntomas aún más sutiles, como dolores musculares, fatiga, fiebre y tos continua.

Si bien aún no se sabe con exactitud por qué algunas personas informan haber experimentado una pérdida del gusto y el olfato, se cree que en la mayoría de los casos el sentido regresa después de no más de seis semanas. 

3. Reducción del apetito

Cuando tu cuerpo está infectado por un virus como el COVID-19, tu apetito puede reducirse. Si esto va acompañado de una pérdida del gusto y el olfato, puede dificultar mucho el deseo de comer o beber. Es muy importante beber muchos líquidos para ayudar a tu cuerpo a combatir el virus y minimizar los síntomas, e incluso si no sientes hambre, trata de comer algo, aunque sea solo un bocadillo o una comida pequeña.

4. Falta de aliento

Ya que el coronavirus es una infección viral del tracto respiratorio superior, pueden aparecer síntomas como tos, dolor de garganta y dificultad para respirar. Si bien la más común es la tos seca y continua que se reporta muy a menudo, si te llegas a sentir sin aliento más de lo habitual, y si ocurre incluso cuando estás en reposo, entonces puede ser motivo de preocupación y debes buscar atención médica de inmediato.

5. Cansancio y fatiga

Cuando tu cuerpo combate cualquier tipo de infección, consume energía. La mayoría de las personas se sentirán cansadas o letárgicas, por lo que cuando estén enfermas no harán ejercicio ni irán a trabajar. Sin embargo, algunos entusiastas del fitness insisten en que continuemos ejercitándonos para luchar contra el virus. 

Pero eso no suele ser útil, ya que el cuerpo necesita tiempo para descansar físicamente mientras el sistema inmunológico hace el trabajo, así que tómate un descanso y deja el  entrenamiento durante unos días. No debes ignorar las señales de tu cuerpo.

6. Lesiones en los dedos de los pies (Dedos de COVID)

Dermatólogos han observado con más frecuencia lesiones moradas en los pies y las manos de algunos pacientes con infección por COVID-19. Estas lesiones se encuentran más que nada en niños y adultos jóvenes por lo demás asintomáticos, y pueden causar picazón o dolor.

Si bien la conexión de estas lesiones con el coronavirus aún se está investigando, este fenómeno comúnmente se le llama «dedos de COVID». Es importante destacar que una infección grave por COVID-19 también puede aumentar la tendencia de la sangre a coagularse, privando a la piel del flujo sanguíneo y provocando lesiones cutáneas de color púrpura.

7. Conjuntivitis

Si has sufrido recientemente de conjuntivitis, también conocida como ojo rosado, podría deberse al COVID-19. Varios informes sugieren que el SARS-CoV-2 puede causar una conjuntivitis folicular leve que de otro modo sería indistinguible de otras causas virales, y posiblemente se transmita por contacto del aerosol con la conjuntiva. 

Es por eso que algunos expertos recomiendan a los usuarios de lentes de contacto que mejor utilicen anteojos durante la pandemia. 

8. Diarrea o náuseas

Según los CDC , algunas personas con COVID-19 han experimentado síntomas gastrointestinales como diarrea y náuseas antes de desarrollar fiebre y signos y síntomas del tracto respiratorio inferior. 

De hecho, un estudio publicado en The American Journal of Gastroenterology encontró que los problemas digestivos eran más comunes en las personas con COVID-19 de lo que se pensaba anteriormente, y que hasta la mitad de los pacientes diagnosticados presentaron algunos de estos síntomas. 

9. Picos de fiebre

¿Tuviste una fiebre que iba y venía tan rápido que se te quitó? Esto podría haber sido por el COVID-19. Según la Organización Mundial de la Salud, el 87,9% de 55,924 casos de coronavirus confirmados por laboratorio informaron fiebre, lo cual lo convierte en el síntoma más común.

10. Dolores musculares

Quizás no hayas tomado en cuenta los dolores y molestias en el cuerpo porque pensabas que eran debido al sobreesfuerzo. O tal vez pensabas que tenías una simple gripe. Sin embargo, según los CDC, el dolor muscular es uno de los síntomas sutiles del coronavirus

11. Erupciones por COVID

La piel es a menudo una ventana a la salud de una persona y puede mostrar signos de infección por COVID-19. Las erupciones pueden presentarse como pequeñas ampollas, exantemas morbiliformes (protuberancias simétricas de color rosa a rojo que se pueden fusionar) y urticaria (aros  rojos que pican en la piel). 

Las lesiones cutáneas moradas que muchos pacientes con COVID-19 han informado padecer varían desde simple picazón hasta protuberancias dolorosas en las manos y los pies («dedos de COVID«).

Es importante tener en cuenta que estos signos cutáneos no son específicos, lo que significa que pueden asociarse con otras infecciones, trastornos sistémicos y reacciones a medicamentos. Por esto es importante primero consultar con tu médico.

12. Desorientación

Algunas víctimas de COVID-19 sufren desorientación y confusión. Un estudio publicado en JAMA encontró que más de un tercio de los pacientes hospitalizados en Wuhan, China, mostraban manifestaciones neurológicas de la enfermedad, incluida la pérdida del equilibrio o la coordinación, pérdida del conocimiento y convulsiones.

13. Tos seca

La tos seca es uno de los síntomas sutiles que más definen el COVID-19, según la OMS. ¿Cuál es la diferencia entre tos seca y húmeda? Como su nombre lo indica, una tos húmeda producirá moco o flema, mientras que la tos seca no.

14. Escalofríos o temblores constantes

El CDC hizo seis nuevas adiciones a su lista oficial de síntomas de COVID-19. Entre ellas no sólo estaban los «escalofríos», sino «temblores constantes con escalofríos». Este síntoma generalmente va de la mano con la fiebre. 

15. Dolor de cabeza palpitante

Si sientes un martilleo constante en la cabeza, puede ser señal de COVID-19. Los resultados de un estudio observacional con más de 100 pacientes muestran que la presencia de dolor de cabeza puede ocurrir durante las fases presintomáticas y sintomáticas de la progresión de COVID-19. Y algunas veces, es muy similar a los dolores de cabeza por tensión o migraña.

16. Dolor en el pecho

Algunas personas informan seguir experimentando síntomas meses después de la infección. En visitas al médico y en grupos de redes sociales, se ha presentado un número creciente de pacientes que informan tener síntomas persistentes que van desde problemas leves, como la pérdida continua del gusto u olfato. 

Hasta problemas más graves, como palpitaciones del corazón, dolor de pecho, dificultad para respirar, fatiga, dificultades cognitivas o fiebres recurrentes. Se desconoce si estos síntomas finalmente se resuelven o si indican un daño permanente del virus.

17. Pérdida del habla o del movimiento

Las personas de todas las edades que experimentan fiebre y tos asociada con dificultad para respirar / falta de aire, dolor / presión en el pecho o pérdida del habla o del movimiento deben buscar atención médica de inmediato. Informa la OMS.

18. Te vuelves olvidadizo

La experiencia con formas anteriores de coronavirus sugiere que, a largo plazo, los pacientes pueden desarrollar depresión, insomnio, enfermedad de Parkinson, pérdida de memoria o envejecimiento acelerado del cerebro. 

Para las personas que se están recuperando del COVID-19, se recomienda hacer ejercicio con regularidad, tener una dieta saludable para el corazón, reducir el estrés y mejorar los hábitos de sueño. Estas son formas críticas en las que los pacientes pueden rejuvenecer su cerebro y minimizar los impactos negativos a futuro.

19. Te enfermaste a principios de año

Si estuviste enfermo en enero o febrero y lo tomaste como una gripe o resfriado, en realidad podría haber sido COVID-19.

A finales de febrero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) confirmaron el primer caso de COVID-19 en un paciente de California que no había tenido contacto conocido con nadie a quien se le hubiera diagnosticado el virus o no tenía historial de viajes a un área de brote.

Sin embargo, recientemente se confirmó que ya en febrero hubo dos muertes relacionadas con el coronavirus en California. Dado que el brote de COVID tuvo lugar durante la temporada alta de resfriados y gripe, es muy posible que estuvieras lidiando con coronavirus y no lo supieras

20. Pasaste tiempo en lugares concurridos

Si pasaste tiempo en lugares concurridos en donde podías estar más expuesto a contagios —específicamente en restaurantes, bares, iglesias u oficinas— y te sentiste mal, podría haber sido por COVID-19

La OMS agregó que muchos de los lugares o situaciones donde el virus tenía el potencial de propagarse por aire involucraban espacios cerrados donde la gente gritara, hablara, o cantara.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.