9 cosas que cree que podrían ser artritis, pero no lo son

Sus articulaciones están adoloridas, rígidas e hinchadas. La artritis común y corriente podría ser la culpable. Pero también podrían estas otras condiciones similares.

Hombre que padece dolor en las articulaciones

El dolor articular es extremadamente común. En una encuesta nacional, alrededor de un tercio de los adultos informaron haberlo experimentado en los últimos 30 días. Si sus articulaciones le están causando dolor, y no tiene una lesión reciente a la que culpar, la osteoartritis (OA) es una causa probable. La afección, en la que la articulación se inflama a medida que se desgasta el cartílago entre los huesos, tiene a más de 30 millones de estadounidenses en agonía, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Otras posibles causas del dolor en las articulaciones además de la artritis

Pero la OA no es la única condición de salud que puede hacer que las articulaciones se vuelvan sensibles y rígidas. Antes de tomar el ibuprofeno, siga leyendo para ver si podría estar sufriendo una de estas afecciones que pueden imitar el dolor de la artritis.

1. Fibromialgia

La artritis a menudo se confunde con la fibromialgia, según la Arthritis Foundation. Comparten muchos de los mismos síntomas, como dolor muscular, rango de movimiento limitado y rigidez de las articulaciones, especialmente por la mañana. ¿La diferencia? Con la fibromialgia, el dolor a menudo se extiende por todo el cuerpo, mientras que la artritis tiende a localizarse en algunas articulaciones.

2. Tendinitis

La tendinitis y la osteoartritis pueden sentirse muy similares. El dolor, la rigidez y la hinchazón son síntomas comunes en ambos y puede resultar muy engañoso diferenciarlos.

Con ambas afecciones, el dolor generalmente no proviene de un evento, sino que aumenta gradualmente con el tiempo. Si no está seguro de qué está causando que su articulación duela, consulte a su médico. Las radiografías y las imágenes por resonancia magnética pueden ayudar a los médicos a determinar qué afección está causando el dolor, de modo que puedan ayudarlo a encontrar alivio.

3. Artritis reumatoide

En realidad, hay más de 100 formas diferentes de artritis y enfermedades relacionadas con la artritis, según la Arthritis Foundation, y muchas tienen síntomas similares. La artritis reumatoide, en particular, se siente muy similar a la osteoartritis, en términos de malestar. Pero mientras que la osteoartritis a menudo es causada por el desgaste general de una articulación, la artritis reumatoide (AR) es una enfermedad autoinmune.

Una señal de que sus articulaciones adoloridas podrían deberse a la artritis reumatoide: ¿tiene un pariente cercano con la afección?. La AR a menudo es hereditaria, sin embargo, mediante cambios favorables en los hábitos (actividad física, cambios en la alimentación y suplementación adecuada, y un enfoque positivo) pueden ser grandes aliados para frenar su progreso o revertir sus efectos.

4. Lupus

Al igual que la artritis reumatoide, el lupus es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunológico del cuerpo activa tejido normal y sano. Se estima que en ciertos países 1 de cada 1000 habitantes padece la enfermedad crónica, que afecta a nueve veces más mujeres que hombres.

Además del dolor en las articulaciones que puede parecer una artritis, el lupus también causa otros síntomas sorprendentes. Si tiene más de cuatro de ellos, podría ser recomendable realizar la consulta con un médico especialista.

5. Síndrome del túnel carpiano

Te despiertas y te duele la mano y te hormiguea. ¿Es la artritis la que actúa o es algo más? El síndrome del túnel carpiano puede causar dolor, debilidad y entumecimiento que se extiende desde el antebrazo hasta la mano: estos síntomas indican que los movimientos repetitivos como escribir o tocar un instrumento están pellizcando el nervio carpiano.

Las mujeres tienen tres veces más probabilidades que los hombres de tener síndrome del túnel carpiano. Los dedos pulgar, índice y medio suelen ser los primeros en sentir dolor.

6. Enfermedad de Lyme

Además de sarpullido, fatiga y malestar general, la enfermedad de Lyme, una infección causada por un tipo de bacteria transmitida por garrapatas de venado, a menudo causa dolor en las articulaciones, según la American Lyme Disease Foundation.

Si alguien llega con dolor e hinchazón en la rodilla, pero sin explicación, los médicos pueden drenar el líquido y analizarlo para detectar Lyme. Si los resultados son positivos, pueden recetar antibióticos.

7. Artritis psoriásica

La artritis psoriásica es una enfermedad autoinmune que se desarrolla en alrededor del 30 por ciento de las personas que padecen psoriasis, según la Fundación Nacional de Psoriasis. Por lo general, la psoriasis se desarrolla primero y los problemas articulares aparecen más tarde, pero en algunos casos, el dolor articular puede ser el primer sistema, señala la Clínica Mayo.

La artritis psoriásica puede afectar cualquier articulación del cuerpo, pero las personas a menudo notan que los dedos y la columna son los puntos más dolorosos. La artritis psoriásica nunca desaparece, pero se puede controlar con medicamentos y cambios en el estilo de vida.

8. Gota

¿Cree que tiene artritis en la cadera o en el dedo gordo del pie? En realidad, podría ser gota, una forma de artritis inflamatoria. El dolor y la hinchazón de la gota ocurren cuando demasiado ácido úrico se cristaliza en la sangre y luego se acumula en las articulaciones. El resultado: dolor extremo en la articulación que puede aparecer y desaparecer.

Afortunadamente, si su médico diagnostica gota, puede recetar medicamentos para ayudar a mantener los síntomas bajo control.

9. Hipotiroidismo

Algunas personas con una tiroides lenta pueden experimentar dolor e hinchazón en las articulaciones similares a la artritis, especialmente en los hombros y las caderas. He aquí por qué: a medida que su metabolismo se ralentiza, se puede acumular líquido en las articulaciones, causando los síntomas de dolor.

Pero es más probable que note primero los otros síntomas de la afección, como fatiga, pérdida de cabello y mayor sensibilidad al frío. Si le diagnostican una tiroides hipoactiva, su médico puede recetarle hormonas sintéticas para tratar la pequeña glándula con forma de mariposa.

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.