3 hormonas que afectan tu salud y la forma de tu cuerpo

A menos que se sea un profesional médico, cuando se mencionan las hormonas en una conversación, la mayoría de las personas inicialmente piensan en estrógeno, progesterona, testosterona y, en ocasiones, tiroides, los que se asocian típicamente con la pubertad, afecciones médicas comunes, menopausia e hipotiroidismo. Sin embargo, hay muchas otras hormonas que desempeñan un papel clave en las funciones metabólicas diarias del cuerpo.

Hormonas que dan forma a tu cuerpo

Si bien las hormonas enumeradas anteriormente son claramente cruciales para nuestra salud, hay muchas otras hormonas que, cuando están desequilibradas, pueden hacer que sea mucho más difícil lograr los objetivos físicos, ya sea que desees perder peso, mejorar la calidad muscular o aumentar la resistencia.

Hormonas que pueden afectar nuestra salud

Por lo tanto, y debido a que no se pueden mencionar y hacer referencia a todas las hormonas en un solo artículo, nos centraremos en tres hormonas que pueden interferir fácilmente con nuestro progreso.

1. Insulina

Sí, la insulina es una hormona, una hormona muy potente e importante. Si no está bien regulada, puede tener efectos devastadores sobre nuestro organismo. La secreción de insulina está regulada por los alimentos.

Los alimentos con mayor cantidad de azúcares simples tienen un mayor efecto estimulante sobre la secreción de insulina, mientras que los alimentos que contienen carbohidratos más complejos y son más ricos en proteínas producen niveles más bajos de secreción de insulina.

¿Por qué esto es tan importante?

La insulina promueve el almacenamiento de glucosa como glucógeno, aumentando la síntesis o producción de triglicéridos mientras que al mismo tiempo inhibe la conversión de ácidos grasos en cetoácidos y previene la formación de glucosa a partir de aminoácidos. En otras palabras, la función de la insulina es almacenar combustible, ya sea azúcares en glucógeno o grasas en tejido adiposo.

2. Cortisol

A menos que hayas descubierto la clave de la paz interior y la tranquilidad, en algún momento de tu vida, has lidiado con niveles elevados de cortisol. El cortisol es una hormona del estrés secretada durante momentos de estrés o coacción como parte de su respuesta de lucha o huida.

Los picos de cortisol pueden ser provocados por un trabajo, una relación, una situación estresante o simplemente por la falta de sueño. No solo es una hormona altamente inflamatoria, sino que el cortisol también tiene como objetivo aumentar los niveles de glucosa en sangre durante los estados de ayuno mediante el uso de aminoácidos derivados de los músculos para crear glucosa. En otras palabras, consume músculo como combustible. Esto puede afectar significativamente la actividad metabólica, ya que la tasa metabólica depende de la masa muscular magra.

3. Glucagón

El enemigo de mi enemigo es mi amigo. El glucagón es el antagonista de la insulina. Si la función de la insulina es almacenar energía, la función del glucagón es utilizar nuestras propias reservas de energía como fuente principal de combustible. Esto significa que cuando ingieres comidas con un alto contenido de proteínas y menores cantidades de azúcar, que promueven la liberación de glucagón, es más probable que uses grasas y glucógeno almacenado como fuente primaria de energía, promoviendo así un peso saludable y preservando los aminoácidos y las proteínas, que te permitirán mantener tu metabolismo y energía.

10 formas de lograr el equilibrio hormonal y promover la buena salud

  1. Minimiza todos los alimentos estimulantes de la insulina, incluido el azúcar blanco, la harina procesada y el exceso de alcohol.
  2. Aumenta el consumo de alimentos estimulantes del glucagón, incluidas proteínas como pollo, pescado, pavo, requesón, yogur, ternera roja magra y huevos.
  3. Apoya tu salud hormonal con ácidos grasos esenciales. Además de pescado de agua fría, nueces y semillas, es aconsejable complementar con un suplemento de aceite de pescado destilado todos los días.
  4. Mantente hidratado. Beber 2 litros de agua al día es fundamental para la energía, la vitalidad y la salud en general. No hay excusas y deberás convertirlo en tu hábito.
  5. Bebe té verde. Además de estimular el metabolismo, el té verde secreta un aminoácido llamado L-teanina, que tiende a tener un efecto calmante.
  6. Ejercicio, no hay forma de evitarlo. El ejercicio es, con mucho, una de las formas más efectivas de reducir la respuesta al cortisol.
  7. Duerme bien. Una buena noche de sueño puede hacer maravillas para la secreción adecuada de cortisol y la pérdida de peso. De hecho, la investigación ha demostrado que la mala calidad del sueño se asocia con un aumento de los antojos y el hambre, lo que conduce a un aumento de peso.
  8. Abraza a alguien que amas, ya sea tu hijo, esposo, amigo o padres. Abrazar naturalmente reduce su respuesta de cortisol.
  9. Medita y realiza actividades que te permitan estar en contacto contigo mismo, darte gustos y mimos, esto tiene una respuesta muy efectiva para disminuir el cortisol.
  10. Tómate un tiempo para ti. Sea lo que sea que le guste hacer (caminar, pintar, pasar tiempo con tus amigos), trata de tomarte al menos 15 a 30 minutos al día para ti mismo.

Acerca del autor

Avatar

Martin Garello

Jefe de Redacción y Programador. Escritor y Redactor desde el año 2003 con 2 libros publicados. Creador y promotor de la Vida Lúcida.