5 razones para comer huevos en el desayuno

El huevo está compuesto por proteínas que son de fácil digestión. Comer huevos con regularidad ayuda a mantener una buena forma física, salud y rendimiento mental. Los nutricionistas recomiendan comenzar el día con un desayuno de huevos.

Beneficios del huevo para el desayuno

¿Por qué se recomienda comer huevos en el desayuno?

En primer lugar, los huevos son buenos para el desayuno porque proporcionan al cuerpo humano un aporte de proteínas y aminoácidos esenciales para todo el día y se absorben con facilidad. En segundo lugar, los huevos son muy rápidos y fáciles de cocinar, lo cual es importante a la hora de preparar el desayuno, ya que muchas veces hay prisa a esta hora del día. En tercer lugar, un huevo como plato de desayuno da una gran variedad en términos de gastronomía; lo puedes preparar como tortilla española, como huevos revueltos o como huevos fritos con frijoles, las variaciones son muchas.

Veamos en detalle los beneficios de preparar huevos para el desayuno.

1. Los huevos son increíblemente nutritivos

Este producto contiene una gran cantidad de nutrientes. En un huevo puedes encontrar vitaminas A, B2, B5, B12 y selenio. También son ricos en calcio, hierro, potasio, zinc, manganeso, vitamina E, ácido fólico y muchas otras sustancias necesarias.

Un huevo de gallina grande proporciona 77 calorías, 6 g de proteína de calidad, 5 g de grasa y una pequeña cantidad de carbohidratos.

2. Los huevos mejoran el perfil de colesterol

Se consideran alimentos ricos en colesterol: un huevo contiene 212 mg de esta sustancia, que es bastante. Sin embargo, por extraño que parezca, comer huevo no conduce a un aumento de los niveles de colesterol en la sangre.

El caso es que este compuesto orgánico es dañino si se acumula y se oxida en las arterias. Sin embargo, los huevos tienen un alto contenido de antioxidantes, lo que hace que el colesterol sea bastante fácil de degradar por el hígado. Y además, según este último estudio [1],
los huevos modulan claramente las subclases de carotenoides y lipoproteínas plasmáticas en adultos que siguen una dieta restringida en carbohidratos, el colesterol de los huevos aumenta el colesterol HDL plasmático en personas con sobrepeso que consumen una dieta restringida en carbohidratos, los huevos elevan el nivel del llamado colesterol bueno y promueven el procesamiento del colesterol “malo”.

3. Los huevos aportan colina al cuerpo

La colina es un nutriente vital involucrado en muchos procesos del cuerpo. Es necesario para la síntesis de acetilcolina, que está asociada con las funciones de memoria y aprendizaje y juega un papel importante en muchos otros procesos importantes. La colina también es uno de los componentes para la construcción de membranas celulares, y su falta aumenta el riesgo de defectos del tubo neural fetal y puede conducir a un deterioro cognitivo en el bebé en mujeres embrazadas.

3. Los huevos contienen proteínas de alta calidad

Un desayuno de huevo aporta al organismo proteínas de alta calidad.

Hay alrededor de 21 aminoácidos que nuestro cuerpo usa para sintetizar proteínas. Nueve de ellos no pueden ser producidos por él y deben obtenerse de la dieta; se conocen como aminoácidos esenciales. Los huevos tienen un perfil de aminoácidos ideal.

4. Los huevos mantienen tu cuerpo en forma

El huevo es una fuente de proteína de fácil digestión y de todos los aminoácidos necesarios para los humanos. La clara de huevo se incorpora rápidamente a todas las estructuras proteicas del cuerpo, incluido el músculo, proporcionándoles fuerza y ​​volumen de formación. Es por eso que los huevos a menudo se incluyen en la dieta de los atletas profesionales, culturistas, entusiastas del fitness y estilos de vida activos.

5. Tiene beneficios para el cerebro

El huevo contiene una gran cantidad de vitaminas B, vitaminas A, E, D, K, así como oligoelementos: fósforo, azufre, hierro. Contiene sustancias que pueden afectar nuestro rendimiento, memoria y estado de ánimo. En particular, el aminoácido tirosina, es un precursor del componente biológico dopamina, la “hormona de la felicidad“, que le da al cuerpo nuevas motivaciones y asegura su implementación, estimulando el proceso creativo.

Con la ayuda de la dopamina, aprendemos cosas nuevas más rápido, adquirimos habilidades y conocimientos. La lecitina, que se encuentra en la yema, mantiene la comunicación entre las neuronas del cerebro, lo nutre, fortalece la memoria y otras funciones cognitivas.

Bibliografía:
  1. Fernandez M. L. (2006). Dietary cholesterol provided by eggs and plasma lipoproteins in healthy populations. Current opinion in clinical nutrition and metabolic care9(1), 8–12. https://doi.org/10.1097/01.mco.0000171152.51034.bf