Consejos Fibromialgia Salud

7 maneras de aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia

Si tienes fibromialgia, sabes que la vida es 10 veces más difícil. El complejo trastorno de dolor crónico afecta cada parte de tu día. Estás cansada, adolorida y no puedes pensar con claridad. Entonces, ¿cómo puedes sobrellevarlo? Desde el ejercicio hasta las hierbas y los suplementos, aquí hay 7 formas de controlar los síntomas, aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia.

aliviar el dolor y la fatiga

Ya es suficientemente malo que tengas fibromialgia, un desorden doloroso y desconcertante. Lo que es peor es que cada síntoma, desde la confusión mental hasta el dolor, la fatiga y la depresión, no solo te afecte a tu salud física, emocional y mental, sino también a tus relaciones y tu vida laboral.

No hay cura, lo que significa que sólo tienes que aprender a vivir con dolor de fibromialgia y tomar medidas para aliviar tus síntomas.

“El tratamiento eficaz de la fibromialgia requiere una combinación de medicamentos y habilidades de estilo de vida”, dice Daniel Clauw, M.D., experto en fibromialgia y profesor de anestesiología y medicina en la Universidad de Michigan en Ann Arbor. También es el director del Centro de Investigación del Dolor y la Fatiga Crónicos allí.

7 consejos de expertos para aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia

1. Comienza a hacer ejercicio

El ejercicio físico se recomienda para la mayoría de las personas, pero puede ayudar especialmente a quienes padecen fibromialgia, que a menudo sienten rigidez (especialmente después de despertarse por la mañana) y síndrome de piernas inquietas.

Hacer ejercicio regularmente, lo que sea que se pueda hacer de manera rutinaria, puede aumentar el estado de ánimo, aliviar el dolor, mejorar el sueño, reducir la fatiga, mejorar la circulación y fortalecer el corazón.

Entre las actividades recomendadas para pacientes con fibromialgia: estiramientos, caminatas, yoga, ciclismo, natación, ejercicios aeróbicos acuáticos y entrenamiento de fuerza.

“Toma pequeños pasos para volverte más activa a medida que tus síntomas comiencen a mejorar”, aconseja el Dr. Clauw.

Pero ten cuidado: a veces el ejercicio puede ser contraproducente, dice Stephen MacPherson, N.D., un médico naturópata en el Centro de Fibromialgia y Fatiga en Seattle, ya que, en vez de que el ejercicio empiece a aliviar el dolor puede empeorarlo si no se hace adecuadamente. Cuida de no hacer mucho ejercicio ya que puede aumentar el dolor que de por sí ya se trae. Conoce tu límite, y consulta a tu médico antes de comenzar o cambiar un programa de ejercicios.

2. Prueba varias terapias

Los pacientes con fibromialgia sufren dolor más intensamente que otras personas. Pueden sentirlo por todo el cuerpo o en múltiples puntos sensibles.

La terapia con agua, ejercicios aeróbicos ligeros, la aplicación de calor o frío, la acupuntura y la manipulación osteopática o quiropráctica han ayudado a los pacientes a aliviar el dolor y la fatiga que la fibromialgia produce, según los expertos de la Asociación Nacional de Fibromialgia.

Entonces empieza con una terapia física. Puede aumentar la movilidad, mejorar la función física y aliviar el dolor. Los expertos de la National Pain Foundation creen que la fisioterapia puede ayudar a las personas a recuperar su tono muscular y flexibilidad.

También puedes leer:  7 estiramientos para aliviar el dolor en la espalda baja

El masaje puede ayudar a algunas personas, pero no todos deberían tener uno porque incluso una presión ligera podría empeorar el dolor, aconseja el Dr. MacPherson.

“Un masaje de presión media puede hacer que una persona se sienta como si hubiera sido golpeada por un camión al día siguiente”. Al igual que el ejercicio, todas las terapias deben implementarse gradualmente, dice.

3. Come una dieta saludable

Comer muchas verduras, frutas, granos integrales especialmente aquellos que no contienen gluten, carnes magras orgánicas, te ayudará a bajará de peso y mejorará tu salud en general mientras luchas contra la fibromialgia. Janet Horn, M.D., experta en salud de las mujeres de Lifescript y médica en Baltimore, sugiere eliminar los siguientes alimentos, que parecen molestar a algunas personas con fibromialgia:

  • Aditivos alimentarios como glutamato monosódico y nitratos (el conservante en salchichas y tocino).
  • Aspartame (NutraSweet, Splenda, etc).
  • Azúcar.
  • Harinas, sobre todo las que contienen gluten.
  • Café y alcohol.
  • Lácteos.

aliviar el dolor durmiendo

4. Duerme lo suficiente

El dolor, el estrés y la ansiedad pueden privarte de la capacidad de dormir. Pero eso es exactamente lo que necesitas para controlar uno de los principales síntomas de la fibromialgia: la fatiga.

Habla con tu médico para ver si los medicamentos para dormir son apropiados para ti. Y trata de implementar buenos hábitos de sueño. Aquí hay algunas sugerencias del Centro para el Trastorno del Sueño de la Universidad de Maryland:

  • Haz que tu habitación sea cómoda al reducir los ruidos y las temperaturas extremas.
  • Usa ropa de cama ligera y cómoda.
  • Comienza rituales que te ayuden a relajarte a la hora de acostarte, como tomar un baño relajante o disfrutar de un refrigerio ligero.
  • Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana y días festivos.
  • Si tomas una siesta, hazla de menos de una hora y tómala antes de las 3 p.m.
  • Evita la cafeína, el alcohol y los cigarrillos.
  • Manténte alejada de los alimentos grasos y picantes que pueden alterar tu estómago o causar acidez estomacal.
  • Dedica tiempo durante el día para sacar todas tus preocupaciones de tu sistema.
  • Acuéstate solo cuando tengas sueño y reserva la cama solo para dormir y tener relaciones íntimas.

aliviar el dolor y la fatiga de la fibromialgia

5. Presta atención a tu vida íntima

Las mujeres con fibromialgia comúnmente experimentan dolor con sus ciclos menstruales y durante el coito. El dolor o la rigidez articular / muscular pueden interferir con su capacidad para disfrutar de la intimidad.

También puedes leer:  Como tratar la atrofia muscular con alimentación

Además de los desafíos físicos, los cambios negativos en la autopercepción, como sentirse poco atractivo, incómodo o simplemente no sentirse sexy, pueden conducir a la pérdida del deseo. Además, el estrés y la ansiedad pueden obstaculizar de buenos momentos de intimidad. Si has caído en el hábito de evitar la intimidad por estos o por otros motivos, habla con tu médico.

Tu salud sexual es tan importante como tu salud física, mental y emocional. Un médico no solo te ayudará a solucionar el problema, sino que también te recomendará formas de aumentar tu libido y autoestima y ayudarte a controlar el dolor o la incomodidad.

6. Reduce el estrés

La fibromialgia puede afectar la memoria y causar “fibro-neblina”, una incapacidad para pensar con claridad, lo que puede ser particularmente frustrante cuando se trata de realizar tareas simples.

“El estrés constante puede drenar el sistema endocrino y alterar los niveles hormonales”, que puede ser una causa de la fibromialgia, dice el Dr. MacPherson.

Prueba estos consejos para administrar tu carga de estrés:

Haz un ritmo de tus actividades diarias. Los pacientes con fibromialgia a veces sin saberlo exacerban el dolor y la fatiga al exagerar en sus ritmos cuando se sienten bien, dice el Dr. Clauw.

Prueba técnicas de relajación. Los métodos que ayudan a reducir el estrés y aliviar el dolor incluyen ejercicios de respiración y relajación, meditación, aromaterapia y biofeedback. Este último usa una máquina para ayudar a los pacientes a leer las señales de su cuerpo para reducir la ansiedad y el dolor.

Establece límites. Es posible que desees hablar con tu supervisor en el trabajo para modificar tu agenda, reducir tu carga de trabajo o simplemente identificar y comunicar tus necesidades a tu jefe y compañeros de trabajo.

Ver un terapeuta cognitivo conductual. Esta forma de psicoterapia examina cómo nuestro pensamiento influye en cómo nos sentimos y qué hacemos. Los pacientes con fibromialgia pueden tener una gran angustia emocional, dice el Dr. MacPherson, y la terapia puede ayudar a controlarla.

aliviar el dolor con magnesio

7. Prueba hierbas y suplementos

El magnesio y la acetil-L-carnitina pueden ayudar a aliviar los síntomas, dice Suzy Cohen, R. Ph., Farmacéutica de Lifescript.

“El magnesio reduce el dolor del nervio y el dolor muscular”, dice ella. “Cuando el mineral baja, el cuerpo experimenta más dolor”.

También se usa para producir ATP, una molécula de energía, que puede ayudar con la fatiga, dice Cohen.

“Y el cuerpo usa acetil-L-carnitina para producir otra hormona, la acetilcolina, que se usa en el cerebro para mejorar el estado de ánimo, la memoria y las dificultades de concentración, que a menudo coinciden con la fibromialgia”.

Siempre consulta con tu médico acerca de cualquier suplemento, hierba u otras terapias que estés considerando.