Remedios caseros

7 remedios caseros para tratar la osteoartritis y reducir el dolor

La osteoartritis es la forma más común de artritis. Se conoce como enfermedad articular degenerativa y puede afectar cualquier articulación de la estructura ósea.

osteoartritis causando dolor de rodilla

Los remedios caseros más efectivos incluyen tomar jengibre con el estómago vacío con un poco de pimienta negra, tomar cúrcuma en forma de cápsula, tomar vinagre de sidra de manzana, comer miel con canela, bañarse con sales de Epsom, consumir suplementos de aceite de pescado, usar bolsas de hielo, comer sano y realizar ejercicios.

Si sufres de cualquier forma de artritis, te darás cuenta de que puede obstaculizar las actividades cotidianas en gran medida. Esta es la razón por la que el tratamiento es clave, y qué mejor manera de remediar esta enfermedad crónica que los remedios caseros.

Los remedios caseros han sido utilizados por la gente durante siglos, hay algunos que han sido transmitidos por generaciones y realmente funcionan. Los ingredientes utilizados en la mayoría de los remedios caseros se obtienen naturalmente y tienen poco o ningún efecto secundario.

Sin embargo, es necesario comprender la enfermedad que se padece y obtener un diagnóstico adecuado antes de comenzar cualquier tratamiento.

¿Qué es la artritis?

“Artritis ” es un término ampliamente utilizado para definir varios tipos de dolores en las articulaciones y la inflamación. A pesar de ser una enfermedad muy común, se sabe poco sobre ella. La ciencia y la medicina han derivado formas de gestionar sus diferentes formas a lo largo de los años.

Hay casi 100 tipos diferentes de artritis; puede afectar a cualquier persona, desde niños hasta adultos mayores. De hecho, aproximadamente 50 millones de adultos y 350,000 niños pequeños sufren de alguna forma de artritis.

La comprensión más común de esta complicación de salud debilitante indica que afecta más al cuerpo que envejece y se puede encontrar principalmente en personas que han envejecido.

Esto bien se puede llamar un concepto erróneo, mientras que es cierto que nuestros huesos pierden densidad ósea a medida que crecemos, la artritis puede afectar las articulaciones a cualquier edad, especialmente en las mujeres.

¿Qué es la osteoartritis?

Esta es la forma más común de artritis; también se lo conoce como enfermedad articular degenerativa. Esta forma de artritis puede afectar cualquier articulación de la estructura ósea, pero el patrón más observado indica que generalmente afecta a las articulaciones más pequeñas, como las de las falanges y la base del dedo.

También puedes leer:  5 ejercicios sencillos para rodillas y pies con artritis

¿Dónde afecta la osteoartritis?

gráfico del desgaste del cartílago producido por la osteoartritis

La osteoartritis afecta principalmente las rodillas, la parte inferior de la espalda, las caderas y la cervical.

La osteoartritis afecta el cartílago entre las articulaciones que sirven como almohadilla entre las dos superficies. Esta forma de artritis puede dañar lentamente esa almohadilla causando fricción que conduce a hinchazón, inflamación y dolor ardiente.

Debido a la osteoartritis, la absorción de la rodilla o la articulación afectada se reduce y el impacto se siente directamente en el hueso. Incluso actividades simples como caminar o subir escaleras pueden ser una carga para el individuo.

Los síntomas de esta enfermedad se pueden sentir de manera diferente según la parte de la estructura ósea a la que afecte.

  • Rigidez y dolor ardiente en una articulación
  • Sentir crujidos cada vez que mueves una articulación
  • Hinchazón y retención de líquido en el área de la articulación
  • Dolor extremo al final del día
  • Los síntomas dependerán del área afectada. Para las personas que sufren de dolores en las articulaciones de la rodilla, caminar, correr, subir escaleras, sentarse en sillas incómodas puede ser muy doloroso.

7 remedios caseros para la osteoartritis

No hay cura para esta enfermedad; al igual que la diabetes o cualquier otra enfermedad crónica, el control es tu mejor opción. Además de tomar los medicamentos adecuados a continuación, se encuentran remedios caseros que pueden ayudar a reducir el dolor y el sufrimiento.

1. Usando  jengibre

El consumo de jengibre con el estómago vacío y un poco de pimienta negra pueden ayudarte a controlar el dolor bastante bien.

El jengibre es altamente antiinflamatorio, lo que lo convierte en uno de los mejores remedios para la osteoartritis. El jengibre también se puede agregar al agua tibia o comer crudo. También puedes agregar unas gotas de aceite de jengibre a cualquier aceite esencial y masajear la articulación inflamada para aliviar el dolor.

2. Vinagre de sidra de manzanas

El vinagre de sidra de manzana está lleno de nutrientes vitales para la estructura ósea. Es una buena fuente de magnesio, potasio, fósforo y calcio que son nutrientes para la formación de los huesos.

El vinagre de sidra de manzana ayuda a fortalecer los huesos y eliminar cualquier toxicidad que se acumule alrededor de las articulaciones inflamadas. Beber vinagre de sidra de manzana en una taza de agua tibia con miel es bastante efectivo.

También puedes leer:  Alimentos indicados para aumentar las plaquetas en sangre

3. Cúrcuma

Una taza con leche dorada (miel y cúrcuma) para aliviar los dolores producidos por la osteoartritis

La cúrcuma es la especia más eficaz utilizada para tratar dolores en las articulaciones e incluso problemas en los dientes. La curcumina presente en la cúrcuma es un potente agente antiinflamatorio que puede reducir la inflamación que causa la osteoartritis.

La leche dorada es una excelente forma de obtener los nutrientes para combatir los síntomas. La cúrcuma también está disponible en forma de suplementos capsulares para cualquier persona que encuentre que la leche dorada es difícil de beber.

4. Miel y Canela

La miel y la canela son una combinación relajante que al instante calma la sensación de ardor que se siente en las articulaciones.

Trata de beber un vaso de agua tibia con miel y canela con el estómago vacío todas las mañanas para controlar el dolor de la artritis.

5. Baños de sal de Epsom

Las sales de Epsom son conocidas por ser un método efectivo para extraer toxinas y reducir el dolor en todo el cuerpo.

Sumergirse en agua tibia con sales de Epsom puede ayudar a reducir cualquier dolor que puedas estar sufriendo.

Intenta hacer esto dos o tres veces por semana para eliminar las toxinas del cuerpo que causan inflamación.

6. Aceite de pescado

El aceite de pescado es una rica fuente de ácidos grasos omega-3 y omega-6. Dos cucharadas diarias pueden ayudarte a mejorar los niveles de omega-3 en tu cuerpo, lo que a su vez ayuda a calmar la fricción que ocurre en las articulaciones inflamadas.

7. Aplicación de hielo

Esta es otra forma excelente de reducir el dolor después de una actividad prolongada. Toma una bolsa de hielo y colócala entre las toallas para aplicarla a la articulación afectada por al menos 15 minutos.

Cambia de lado y aplica por otros quince minutos si el dolor no ha disminuido.

Aunque esta es una enfermedad crónica, es mejor enfrentarla de frente y con una mentalidad positiva. Mantenerse activo comiendo sano y controlando el dolor puede ser la clave para una vida larga sin dolor.

0/5 (0 Reviews)