Obesidad Salud

8 desequilibrios hormonales que afectan el peso de hombres y mujeres

Las hormonas influyen en varios sistemas en el cuerpo humano manteniéndolos funcionando correctamente, pero también pueden tener efectos secundarios si no están equilibrados. Y aunque podemos pensar que las mujeres son las únicas “hormonales”, la verdad es que la salud de los hombres también se ve afectada por desequilibrios hormonales. Nuestros cuerpos envían señales cuando las cosas están mal, pero es posible que no estemos escuchando.

desequilibrios hormonales

8 desequilibrios hormonales vinculados al aumento de peso

Si estás tratando de perder peso mediante la dieta y el ejercicio sin éxito, es posible que desees ver a tu médico para detectar problemas hormonales. Estas son las hormonas comunes que pueden afectar el peso corporal en hombres y mujeres.

1. Hipotiroidismo

El hipotiroidismo puede afectar tanto a hombres como a mujeres. Cuando la hormona tiroidea es baja, las personas se sienten fatigadas, quieren dormir a menudo y pueden experimentar un aumento de peso. Tu médico debe hacer una evaluación completa para determinar si tienes un metabolismo saludable. Mientras que la prueba primaria es para el nivel de TSH en la sangre, incluso los números en el rango normal pueden afectar tu peso.

También puedes leer:  Si tienes hipotiroidismo y exceso de peso esta es la manera de bajarlo

2. Exceso de insulina

La insulina es la hormona que ayuda al cuerpo a procesar los azúcares durante la digestión y descomponerlos en nutrientes para las células. Demasiada insulina puede ocurrir a causa del estrés, el alto consumo de azúcar procesada, la ingesta baja de proteínas o la ingesta inadecuada de grasas. Nuestro cuerpo reacciona a demasiada insulina al hacernos sentir hambre, lo que puede llevarnos nuevamente al ciclo de demasiada insulina. Este ciclo conduce a un riesgo de diabetes y también puede agregar aumento de peso o dificultad para perder peso.

3. Desequilibrio de serotonina

La serotonina es una hormona que afecta nuestro estado de ánimo y nuestras emociones. Puede causar antojos de carbohidratos, provocar depresión y afectar el apetito. También puede tener un efecto en nuestra autoestima, hábitos de sueño y problemas corporales. Cuando estamos deprimidos o ansiosos, es un signo de desequilibrio hormonal que nos produce un deseo de comer carbohidratos para que produzcan más serotonina y para que nos sintamos mejor.

4. Exceso de cortisol

Cuando nuestros cuerpos están bajo cualquier tipo de estrés durante un largo período de tiempo, ya sea físico, emocional o incluso imaginado, producimos cortisol, la hormona del estrés, como se le llama. Las personas que sufren de depresión, ansiedad, trastorno postraumático o tienen un intestino irritable suelen tener exceso de cortisol. Esto provoca un gran apetito, un metabolismo más bajo y más grasa corporal.

También puedes leer:  5 pasos para bajar los niveles de cortisol y bajar de peso

5. Inflamación crónica

Las condiciones que causan inflamación, como alergias, asma, eczema, enfermedades autoinmunes, trastornos digestivos, depresión y trastornos sinusales también causan obesidad y envejecimiento no saludable. De hecho, se considera que la inflamación y el exceso de insulina contribuyen en gran medida al aumento de la diabetes tipo 2 en los Estados Unidos.

6. Estrógeno alto

El estrógeno extra ahora se considera un factor de riesgo para la obesidad en hombres y mujeres junto con hábitos alimenticios y de ejercicio deficientes. Obtenemos estrógenos en exceso de nuestros propios cuerpos o de nuestra dieta o entorno. Muchos compuestos en alimentos como las hormonas de crecimiento o los pesticidas agregan estrógeno.

También puedes leer:  Alimentos que necesitan comer mujeres con dominancia de estrógeno

7. Desequilibrios de la menopausia

La menopausia cambia el equilibrio hormonal en mujeres que comienzan a los 40 años. Los cambios incluyen aumento de peso, bochornos, dificultad para dormir y depresión entre muchos otros.

8. Baja testosterona

La testosterona influye en la masa muscular, la fuerza, la quema de grasa y el tono de la piel en mujeres y hombres. La baja testosterona puede conducir al aumento de peso y al aumento de la grasa corporal incluso con ejercicio y dieta. Mientras que los hombres tienden a perder testosterona a medida que envejecen, la obesidad y el estrés también afectan los niveles. La testosterona baja también está relacionada con enfermedades cardíacas, depresión y osteoporosis.

4/5 (1 Review)