Consejos Salud

Las causas del derrame ocular y como tratarlo naturalmente

El derrame ocular, hemorragia subconjuntival o hipofagma, se presenta como una mancha roja, por la ruptura de algunos vasos sanguíneos y capilares en el ojo, que habitualmente sana espontáneamente al reabsorberse la sangre en la conjuntiva ocular (capa muy fina que recubre el ojo). Es un signo clínico frecuente y en la mayoría de los casos es inofensivo.

Una persona adulta que presenta un derrame ocular

Generalmente no afecta la visión y evoluciona naturalmente sin síntomas ni molestias, en la mayoría de los casos la persona percibe su presencia como un hallazgo casual al despertar y verse al espejo, apreciando una zona roja con aspecto de mancha antiestética en el globo ocular, de aspecto brillante que progresivamente desaparece entre 8 y 10 días después, sin embargo, se han descrito casos en los que tardan un mes o más en desaparecer.

Causas de derrame ocular

La mayoría de los casos la etiología de la hemorragia ocular es inespecífica, sin embargo, existen algunos condicionantes que pueden explicar su aparición, por ejemplo:

1. Traumatismo ocular

Las contusiones, golpes o perforaciones en el ojo pueden generar derrame ocular, inclusive cuando la cinemática del traumatismo es leve, ocasionando la aparición de la mancha de sangre en la conjuntiva.

2. Malformación o anomalías en los vasos sanguíneos del ojo

Estas anomalías siguen un patrón congénito o hereditario, es decir, que existan varios casos en la familia.

3. Aumento brusco de la presión sanguínea intraocular

Producto de estornudos, tos fuerte, agachase bruscamente, alzar objetos pesados o vomitar, este aumento de la presión en el ojo puede generan ruptura de los capilares.

También puedes leer:  Planta de Neem promueve la reducción de tumores en la próstata

4. Algunas patologías como diabetes, enfermedades reumatológicas o anemia

Como parte de las manifestaciones clínicas de estas enfermedades, puede darse con la aparición de hemorragia subconjuntival, ya que afectan los factores de la coagulación.

5. Hipertensión arterial

Especialmente cuando las cifras tensionales sobrepasan la tensión arterial media. El derrame ocular por presión arterial alta, es una de las causas más comunes de este padecimiento.

6. Algunas medicinas

Medicamentos que alteran la presión sanguínea y los factores de la coagulación pueden traer consecuencias de  derrames en el ojo.

7. Inflamación de la conjuntiva

Es la que se genera como reacción ocular ante agentes externos agresivos.

8. Trastornos de la circulación venosa ocular

Causan en múltiples ocasiones oclusión en los vasos venosos retinianos, originando a su vez, edema macular o hemorragia vitrea.

9. Cáncer de ojo en casos extremos

Este no es un padecimiento común. Se han descrito 3 tipos de cáncer que afectan mayoritariamente el globo ocular.

  • Adulto: el melanoma y el linfoma.
  • Niños: el retinoblastoma.

Alternativas naturales para el tratamiento de la hemorragia ocular

La mayoría de los casos, el derrame ocular, no precisa de tratamiento médico, pues a medida que la sangre depositada en el espacio subconjuntival se reabsorbe, producto de la ruptura de los capilares oculares, esta mancha desaparece.

Por lo general, el síntoma comienza con un aspecto rojo brillante, que poco a poco toma una coloración más oscura e intensa, y finamente se dibuja con una coloración amarillenta en la cámara anterior del ojo.

También puedes leer:  Bebida deportiva hecha en casa

Se recomienda evitar dormir apoyado en el lado afectado, evitar el consumo de licor, tabaco y controlar adecuadamente las patologías de base (diabetes, hipertensión, anemia, enfermedades reumatológicas, entre otras).

A continuación, detallaremos algunas alternativas naturales para tratar la hemorragia ocular:

Compresas frías

Coloca la compresa fría estéril sobre el ojo afectado, esto generará un aumento del flujo sanguíneo ocular, disminuyendo los factores inflamatorios locales producto de la extravasación sanguínea, estimulando así la reabsorción de sangre y la disminución del edema local.

Patatas o pepino

Corta las patatas o el pepino en rodajas y colócalas en el refrigerador, cuando estén muy frías, aplícalas en el ojo afectado durante 10-15 minutos.

Bolsitas de té

Sumerge las bolsas de té en agua fría, y aplícalas durante 10-15 minutos con el ojo cerrado. También puedes emplear: manzanilla, hinojo o té verde.

Zanahoria

Este tubérculo tiene acción desinflamatoria. Ralla la zanahoria y aplícala con una compresa sobre el ojo afectado.

Finalmente se recomienda tomar una siesta, evitar la exposición a pantallas de luz ultravioleta durante tiempo prolongado y si los síntomas persisten o aparecen atenuantes, consulta a tu médico.

Leer con atención:
Los contenidos publicados en Vida Lúcida son exclusivamente con fines informativos. Los temas de salud, nutrición y dietas no deben sustituir el diagnóstico ni la consulta con un Médico Profesional.
5/5 (3 Reviews)