9 limpiadores caseros hechos con cáscara de limón

Si tienes un tazón de cítricos en la casa, no necesitarás abastecerte de limpiadores caros totalmente naturales. La cáscara de limón y de otros cítricos es muy efectiva para limpiar superficies. A continuación conocerás varias opciones.

Váscaras de limón y naranja para limpiar la casa

Los limones y las naranjas son excelentes para la limpieza, especialmente cuando se combinan con productos básicos para el hogar como vinagre y bicarbonato de sodio. Pero sobre todo las cáscaras de estos cítricos pueden funcionar como limpiadores excelentes, ya que actúan como un solvente natural que corta la grasa y la suciedad, y dejará tu casa con un olor más fresco que nunca.

Haciendo limpiadores con cáscara de limón

Los cítricos son poderosos agentes desengrasantes de forma natural, cuando estos se combinan con otros elementos como la sal, el bicarbonato de sodio y otros ingredientes, se consiguen buenos resultados para desengrasar superficies y dejar el hogar más limpio.

1. Limpiador para todo uso con vinagre y limón

Llena un frasco de vidrio limpio con cáscaras de cítricos picadas (cáscara de limón, de naranja, de pomelo). Vierte el vinagre sobre las cáscaras hasta que estén completamente sumergidas y cierra el frasco.

Deja que la mezcla se asiente y de vez en cuando agita el frasco para mezclar el líquido. Después de cuatro semanas, vierte la mezcla por un colador de malla a una botella de spray o rociador. Utiliza esta solución para limpiar encimeras, quemadores, aparatos, suelos y cristales.

2. Limpiador en polvo con limón

Combina 1 taza de bicarbonato de sodio, 2 cucharaditas de crema de tártaro, 1/8 taza de bórax y 1/4 de taza de cáscara de cítricos rallados en un tazón. Mezcla bien los ingredientes y vierte la mezcla en un frasco de vidrio. Espolvorea la mezcla sobre la grasa y suciedad. Usa un cepillo suave o una esponja para fregar la mezcla.

3. Limpiador refrescante de alfombras

Combina 2 tazas de bicarbonato de sodio, 1 taza de bórax y 3 cucharaditas de ralladura de cítricos en un bol. Deja reposar la mezcla hasta que toda la humedad se haya evaporado. Mezcla bien y guárdalo en un frasco de vidrio. Espolvorea sobre alfombras sucias y permite que se asiente, absorba olores y afloje la suciedad. Pasa bien la aspiradora por las alfombras después de por lo menos cinco o diez minutos.

4. Limpiador desinfectante con limón

Pica la cáscara de un limón o cualquier otra fruta cítrica grande, combínala con 4 tazas de agua y lleva a ebullición en una cacerola. Agrega 6 cucharaditas de vinagre y 3 de bórax. Mezcla bien y vierte la mezcla en un atomizador. Agita antes de usar para mezclar bien los ingredientes. Rocía las superficies engrasadas o muy sucias con el trapeador y déjalos como nuevo.

5. Limpiador de muebles cítrico

En un recipiente combina 1 taza de jugo de limón, 2 tazas de aceite de oliva y 1/2 taza de cáscara de cítricos finamente picado. Humedece un trapo en la mezcla y úsalo para limpiar superficies de madera. Cuando no se use, se debe tapar el frasco y guárdalo en un lugar fresco y seco.

6. Desengrasante cítrico para el contenedor de desechos de alimentos en el fregadero

Deja las cáscaras en el contenedor con tres o más cubos de hielo. Los cubitos de hielo enfrían la grasa, solidificando, y el ácido en las cáscaras la corta. Enciende el contenedor hasta que las cáscaras, cubitos de hielo y la grasa se hayan ido. Las cáscaras de cítricos liberar un aroma limpio a medida que se rompen.

7. Desengrasante cítrico para microondas

Combina 1 taza de agua y 2 cucharadas de jugo de limón en un recipiente apto para microondas. Enciéndelo y deja el líquido durante unos 3 minutos, o hasta que esté caliente y humeante. Retira el recipiente del horno. Humedece un trapo limpio en el líquido y úsalo para limpiar el interior del horno de microondas hasta que esté limpio.

8. Tallador desengrasante cítrico

Para conseguir un desengrasante potente puedes espolvorear sal en gran medida a través de la grasa, luego corta un limón por la mitad y exprime el jugo sobre la sal. Usa tantas cáscaras de limón como sea necesario para cubrir la sal, deja que repose durante unos cinco minutos. Luego frota la sal y el jugo de limón en la grasa con una esponja o un trapo para aflojarlo; posteriormente se aconseja limpiar con toallas de papel o un trapo húmedo.

9. Aerosol cítrico desengrasante

Los ácidos que se encuentran en el vinagre y el jugo de limón trabajan juntos para cortar rápidamente la grasa pegada. Para conseguir este limpiador deberás mezclar 1/2 taza de jugo de limón y 2 tazas de vinagre blanco en un atomizador.

Mantenlo a mano en la cocina y rápidamente rocía salpicaduras de grasa con la solución, luego retira la suciedad con toallas de papel, y se verá completamente limpia la superficie limpiada.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.