10 sencillos hábitos verdes a favor del medio ambiente y tu economía

Cosas simples como formar un hábito pueden hacer una gran diferencia en la lucha contra el daño ambiental. En esta guía, hemos resumido algunos de los hábitos que puedes adoptar para ayudar a salvar la naturaleza, en favor del medio ambiente y tu economía.

Hábitos que puedes seguir para cuidar el medio ambiente

La amistad se define no por lo que compras para la otra persona, sino por tu forma de actuar hacia ellos. Por lo tanto, es lógico pensar que el ser respetuoso con el medio ambiente tiene que ver más con nuestras actitudes y hábitos de cuidado con el medio ambiente, que con el método que elegimos para comprar. Aquí hay 10 simples hábitos de limpieza ecológicos que pueden hacer una diferencia no solo con el medio ambiente, sino también con tu economía.

10 hábitos a favor del medio ambiente

Las pequeñas cosas pueden hacer una gran diferencia. Cada vez que cierras el agua mientras te cepillas los dientes, estás haciendo algo bueno. ¿Tienes un grifo con goteras? Podría estar goteando hasta 90 galones (340 litros) de agua por el desagüe todos los días. Así es que procura arreglarlo, como ves, las pequeñas cosas pueden hacer grandes diferencias si todos las repetimos.

1. Quítate los zapatos en la puerta

Tus zapatos llevan el polvo, la suciedad, agua y una gran cantidad de manchas potenciales para alfombras. Si tu y tu familia tienen el hábito de tomar dejar los zapatos en la puerta, eso va a reducir la cantidad de suciedad que se instala en la casa debido a los zapatos, por lo que tendrás que limpiar tus pisos con menos frecuencia.

2. Usa esencias aromáticas

Renueva el aire cada vez que vayas al baño, con este truco muy útil. Cuando saques un nuevo rollo de papel higiénico, coloca unas gotas de tu aceite esencial favorito en el tubo de cartón del papel higiénico. Esto liberará el aroma del aceite cada vez que se utiliza el papel.

3. Cuelga la ropa para secar

El uso excesivo de la secadora puede ser uno de los mayores culpables de un recibo alto de luz. Adquiere el hábito de utilizar un tendedero, y en el verano considera colgar en el mismo la ropa y toallas.

4. Vuelve a usar las toallas de baño

Deja que tus toallas de baño sequen entre las duchas y utilízalas varias veces en lugar de lavarlas después de cada uso. Estás limpio cuando sales de la ducha, así que tus toallas nunca conseguirán ensuciarse rápido sino que solo necesitan una oportunidad para secarse. Si tienes barras de toalla limitados, puedes instalar ganchos en la parte posterior de la puerta del baño o preferible en un lugar seco y que corra ventilación.

5. Usa servilletas de tela

No solo las servilletas de tela duran más que las de papel, se ven y se sienten mucho mejor. Las servilletas de tela son baratas y fáciles de encontrar, y hay todo tipo de estilos disponibles para adaptarse a cualquier arreglo de la mesa. Vuelves a lavar las servilletas cuando los invitados han terminado, pero cuando es solo la familia, puedes reutilizar las mismas servilletas durante varios días, algo que nunca harías con servilletas de papel, sobre todo si no son las de los niños.

6. Los trapos viejos son un tesoro

¿Tienes viejas camisetas y calcetines? ¿Te preguntas qué harás con las sábanas y toallas viejas? Dales un nuevo uso y deja tus toallas de papel en la alacena. La tela absorbe los derrames mejor que el papel, de todos modos, y esto no solo le dará un nuevo uso útiles, podrás ahorrar mucho dinero abundante en productos de limpieza.

7. Raspa los platos

La mayoría del agua y la energía que has gastado en la limpieza de vajilla, ocurre cuando se ha permitido que los alimentos se peguen en los platos en cuestión. Después de la cena, si no tienes tiempo para ejecutar el lavavajillas o llenar un fregadero con espuma, por lo menos raspa los platos y puedes darle un nuevo uso incluso a las sobras compostándolas en casa y evitando así también que el codo de la tubería se engrase. ¿Cómo ves? dos cosas a la vez has solucionado de una manera amigable al medio ambiente y a tu economía.

8. Bolsas de basura del supermercado y bolsas de periódico

Cada vez que te den bolsas de plástico o papel en alguna compra donde olvidaste llevar tu bolsa ecológica, guárdalas  y utilízalas en casa como bolsas de basura en los baños y dormitorios. También puedes hacer bolsas o conos ajustables con papel periódico para usarlo de la misma manera.

9. Reutiliza las bolsas ziploc

La próxima vez que necesita una bolsa, reutilizar las antiguas primero. No hay necesidad de tirar la mayor parte de estos envases prácticos. Puedes lavarlas con jabón, secarlas y volverlas a guardar cuando no las estés utilizando.

10. Evita usar plástico

Uno de los mayores contribuyentes a la degradación ambiental es el plástico. Ha afectado devastadoramente tanto a la tierra como a la vida marina. En lugar de comprar agua embotellada, considera comprar un filtro de agua para tu refrigerador o para el grifo. Hoy en día existen filtros de agua que, teniendo la posibilidad de comprarlos, poseen beneficios ecológicos y para la salud (brindando gran cantidad de minerales).

Si puedes adoptar estos hábitos verdes y simples, entonces harás del planeta un lugar mejor para todos. Son fáciles, y la mayoría de ellos te ahorrará dinero.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.