Agua de maracuyá | Beneficios de la fruta y preparación

La maracuyá o fruta de la pasión es originaria de Brasil pero se cultiva en otros países de clima tropical y subtropical. Las especies más conocidas son la granadilla púrpura y la amarilla o maracuyá. La fruta de la pasión tiene un aroma muy intenso y un sabor particularmente agradable que hace que valga la pena preparar agua de maracuyá en estos días calurosos.

Beneficios del agua de maracuyá

Esta fruta tiene una forma ovalada o redondeada, es de tamaño mediano o pequeño, según la calidad; la fruta de la pasión amarilla de hecho es más grande que la fruta de la pasión morada. La piel del maracuyá no es comestible, por lo que solo se come la pulpa.

Las semillas, por otro lado, se suelen utilizar para la alimentación animal y para la extracción de aceite. El sabor de la maracuyá es agridulce y la planta florece todo el verano.

Ya que tiene numerosos beneficios y un sabor increíble, te encantará probar el agua de maracuyá. Una bebida de verano perfecta, que sabe mejor cuando se sirve fría.

Propiedades de la maracuyá

La fruta de la pasión es muy digerible, es rica en vitamina C, hierro, betacaroteno, fibra dietética y potasio. También contiene una buena cantidad de ácidos grasos Omega 6, los cuales son muy beneficiosos para mantener el cuerpo sano. 

Gracias a sus características nutricionales, la maracuyá tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Es capaz de proteger la piel de los agentes atmosféricos y la acción de los radicales libres.

La fruta de la pasión es muy buena contra la gastritis, la retención de agua y la colitis. También ayuda a mantener limpias las arterias y, por lo tanto, es una excelente protectora de la salud del corazón y de todo el sistema cardiovascular. 

Calorías y valores nutricionales de la maracuyá

La fruta de la pasión contiene 97 kcal por cada 100 g. Además, 100 g de producto contienen:

  • Grasa 0,7 g
  • Colesterol 0 mg
  • Sodio 28 mg
  • Potasio 348 mg
  • Carbohidratos 23 g 
  • Azúcares 11 g
  • Fibra 10 g
  • Proteína 2,2 g

Cómo preparar agua de maracuyá

  1. Corta las frutas de maracuyá por la mitad y extrae la pulpa. Agrega la pulpa a una licuadora.
  2. Agrega agua en una cantidad 3 veces mayor que la cantidad de fruta. Licua durante aproximadamente un minuto. La gelatina que envuelve a las semillas negras se retirará al momento de mezclar. Asegúrate de no mezclar demasiado, ya que las semillas se romperán y crearán grumos.
  3. Cuela para separar las semillas.
  4. Agrega aproximadamente 3 veces más agua fría y endulzante al gusto.
  5. Transfiere el jugo a una botella o jarra y déjelo refrigerar.
  6. Consume esta deliciosa bebida directamente sacada del refrigerador, con mucho hielo o mezclada con vodka.
  7. Sírvela en una taza de acero aislada y disfruta.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.