Salud

Causas de la pérdida de peso inexplicable e involuntaria

El peso es una variable biológica que es muy bien regulada por el organismo, por lo que una variación en más o en menos supondría la presencia de alguna enfermedad de base.

una mujer con pérdida de peso sin motivos

El cuerpo humano posee una regulación energética que consiste en el equilibrio entre la ganancia y gasto energético que se compone por la tasa metabólica basal que es la porción mas grande de gasto de energía (75%) y es la cantidad de energía que se requiere para cumplir con las funciones vitales como respirar, pensar, caminar, entre muchas otras.

Los hombres poseen un a tasa metabólica basal más alta que las mujeres por su mayor masa muscular y altura pero también personas que tienen exceso de actividad de la glándula tiroides tienen mayor tasa de gasto energético basal.

Existe un 10% de gasto energético por consumo de alimentos en procesos como absorción, metabolismo y depósito de los nutrientes, pero además existe un efecto térmico del ejercicio que incluye la actividad física voluntaria como correr o hacer algún deporte y la involuntaria para mantener equilibrio, postura y en situaciones de temblor espontáneo.

Por otro lado, el ingreso de energía al organismo proviene de los hidratos de carbono, grasas y proteínas de los alimentos ingeridos y el mecanismo de saciedad y hambre está finamente regulado por el sistema neuroendocrino que está alerta para generar el estímulo del hambre y de saciedad cuando corresponda.

La pérdida de peso es el descenso del 10% o más del peso corporal del individuo en un período de 1 año sin que medie la intervención de actividad física o modificaciones voluntarias en la ingesta de alimentos. Por otra parte, ante la existencia de pérdida de peso inexplicable mayor al 10% del peso corporal debe investigarse su origen porque puede estar ocasionada por la presencia de alguna enfermedad de base.

También puedes leer:  Porqué el Kale es mejor que la carne

Causas de pérdida de peso inexplicable e involuntaria

Tiene tres orígenes:

  1. Por disminución del aporte calórico: Se observa en casos de dificultades económicas para acceder a alimentación segura y adecuada, problemas en selección y preparación de alimentos, alteraciones en la dentadura y al tragar (cáncer de esófago) y anorexia nerviosa (trastorno de la alimentación que se caracteriza por el peso corporal anormalmente bajo, el temor intenso a aumentar de peso y la percepción distorsionada del peso).
  2. Por aumento de las pérdidas calóricas: enfermedades intestinales que provocan pérdidas de nutrientes (síndromes de malabsorción), enfermedades renales que provoquen pérdida de proteínas por la orina (síndrome nefrótico) y en enfermedades metabólicas como la diabetes mellitus tipo 1 donde no exista producción de insulina y por lo tanto no haya captación de glucosa por ninguna célula. 
  3. Por aumento del gasto calórico: Por enfermedades como el hipertiroidismo que aceleran el metabolismo basal o en actividades que requieren ejercicio físico sin compensación en la ingesta. Otras enfermedades presentes en esta clasificación son: las neoplasias y las infecciones crónicas como VIH-SIDA y tuberculosis pulmonar

Es importante abordar un término nuevo: la caquexia es un trastorno grave de la composición corporal donde existe pérdida de peso de hasta 60% de lo esperado para la talla y edad en el que el médico deberá ser más acucioso en la búsqueda de patologías para su tratamiento lo antes posible.

También puedes leer:  Dolor en los senos y casos donde no es normal sentirlo

Entre los síntomas principales de la caquexia se encuentran: debilidad y “ganas de no hacer nada”, pérdida de masa corporal, pérdida de la elasticidad de la piel, presencia de arrugas, caída del cabello, modificación en el color del cabello, estreñimiento y diarreas, vómitos y saciedad temprana ante la ingesta de alimentos, disminución de la temperatura corporal y tensión arterial, desaparición de grasa de mejillas dando aspecto de una persona de edad avanzada.

Síntomas según la causa de pérdida de peso 

  1. Neoplasias: anemia y debilidad.
  2. Anorexia nerviosa: fobia a engordar, negativa a alimentarse y falta de menstruación secundaria a lo anteriormente expuesto.
  3. Insuficiencia renal: coloración terrosa de la piel, aliento a manzana podrida (urémico), náuseas, vómitos, gastritis y anemia secundarias.
  4. Infecciones crónicas (SIDA): fiebre y adenopatías (inflamación de ganglios).
  5. Diabetes tipo 1: apetito conservado, poliuria (orinar con mucha más frecuencia), polifagia (apetito exagerado e ingesta aumentada de alimentos), polidipsia (sed incontrolable) y prurito (picazón).
  6. Síndrome de malabsorción: diarreas oleosas.

Es importante que ante la pérdida de peso inexplicable y rápida se consulte al médico para que indique exámenes de laboratorio pertinentes e identifique a tiempo signos y síntomas que puedan orientar el diagnóstico de la enfermedad de base que el paciente está padeciendo.

También es importante no subestimar cualquier pérdida de peso ya que es de suma importancia clínica el diagnóstico oportuno para tratar la causa del problema 

4.7/5 (3 Reviews)