Cómo deshacerte de los celos para volver a sentirte libre

El síntoma más común de desconfianza en una relación son los celos. Puede ser a la vez mutuo o solo ir de un lado.

Una paraja discutiendo por celos y desconfianza

Los celos, como se considera por muchos, no son un componente necesario de una buena relación, es bueno solo en el marco de jugar y coquetear entre con la pareja, de manera eventual, pero en otros casos, tiene un efecto devastador en la pareja.

Características generales de los celos y sus causas

Basándonos en los trabajos realizados por psicólogos con personas afectadas por los celos, y también con otras personas víctimas de parejas celosas, se pueden encontrar las siguientes razones para la formación de desconfianza y celos en una pareja:

Los que son coqueteadores por naturaleza

Comportamiento no confiable de una pareja, es decir, una pasión por coquetear con el sexo opuesto en cualquier situación. La razón es rara, pero estos casos ocurren. Y esas personas también se encuentran, esto se aplica tanto a hombres como a mujeres. Algunos de ellos son realmente coqueteadores, otros simplemente están acostumbrados a llamar la atención y la aprobación coqueteando a diestra y siniestra. Está claro que puede resultar muy difícil para una pareja al lado de una persona así. Especialmente si tú mismo tienes tendencia a desconfiar de los demás.

Malos ejemplos en la familia

Cuando desde la infancia ante los ojos del niño o niña se presentan los ejemplos de uno de los padres engañando al otro. O ruptura y divorcio de los padres debido a una nueva relación que ha contraído uno de ellos. O control, celos y verificación sin confirmación de infidelidad en la relación. El niño crece y ve un ejemplo de relación con desconfianza el uno del otro, ¡¿de qué otra manera puede construir su propia relación?!

Desconfianza e hipercontrol por parte de los padres

Primero, el modelo de relación simplemente se arrastra de los padres a la pareja. Puedes leer cómo los padres influyen en las relaciones amorosas de sus hijos. Y en segundo lugar, un niño hipercontrolado crece inseguro. La falta de confianza en uno mismo está parasitada por la desconfianza hacia los demás, lo cual crea un escenario ideal para la formación de una persona celosa.

Niño constantemente criticado y despreciado

Además del hipercontrol por parte de los padres, los niños en este cuadro son además criticados y no reciben el respeto que se merecen. Aquí juega un papel la crítica constante por parte de la familia, y la falta de respeto al niño, y las altas expectativas del niño, que afectan el perfeccionismo, así como la falta de confianza de los padres en sí mismos se transmite por la falta de confianza en el niño.

Baja autoestima

Las dudas sobre uno mismo del último párrafo forman una baja autoestima, lo que, a su vez, genera una gran cantidad de miedos y celos en la relación. Toda desconfianza en el otro comienza en los miedos propios. La experiencia de la traición y el engaño en la adolescencia o la edad adulta puede causar una herida importante que, si no se trata adecuadamente, comienza a afectar fatalmente las relaciones posteriores.

¿Cómo deshacerte de los celos?

Para con problemas de desconfianza y celos

La primera y más importante condición en cualquier cambio y cualquier psicoterapia es el deseo y la disposición para cambiar algo. Si una persona se queja constantemente de ser celoso, o siente que los celos no le permiten realmente sentirse libre en su relación y admite ser impotente, no es un deseo, sino una búsqueda de apoyo y consuelo. Pero incluso con el deseo existente, puede acudir a un especialista durante mucho tiempo o madurar para cambiar, pero aún hace falta tener la disposición para conseguirlo.

Es una cuestión de preparación y responsabilidad para los cambios en la vida. Cuando una persona está lista para los cambios (deseo + disposición + responsabilidad por sí misma y por su vida), entonces pide ayuda.

El segundo paso ya es más sencillo. Si ha llegado a un especialista maduro, no se escapará después de 2 reuniones, lo que significa que hay muchas posibilidades de hacer frente a las dudas y aumentar la autoestima. Siempre es muy difícil explicar cómo se hace esto en contacto con un psicólogo. En palabras simples, con un apoyo constante y una aceptación total, estás aumentando una cierta dosis de confianza en ti mismo. Entonces empiezas a considerarte digno de una buena relación y una buena vida.

En el tercer punto, estás repensando todo el escenario familiar y las actitudes de los padres, descartando todo lo que no sea viable.

En el penúltimo punto, revisarás tus patrones para elegir pareja. Y ya por amor y autoestima, dejas de elegir a aquellas parejas que inicialmente parecen poco fiables.

En el último paso se requerirá un esfuerzo de voluntad o todo sucederá por sí solo, habiendo nacido de una actitud renovada hacia uno mismo y un nuevo sistema de valores y cosmovisión. Empezarás a correr riesgos y a prestar créditos en la relación. Porque la intimidad siempre es un riesgo. Pero siempre con grandes recompensas para quienes se arriesgan.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.