Consejos Salud

¿Cómo distinguir una hernia de un desgarro abdominal?

El abdomen es la zona del organismo que alberga órganos como el hígado, vesícula, el bazo, el estómago y el intestino delgado y grueso y está protegido por la pared abdominal que contiene el peritoneo, los músculos abdominales, el tejido celular subcutáneo y piel.

Distinguiendo una hernia de un desgarro abdominal

Diferencias entre hernia y desgarro abdominal

El abdomen es una región vulnerable a diversas patologías, sobretodo, cuando la persona hace ejercicios o realiza trabajos cargando objetos pesados, cuyo impacto puede generar lesiones en la pared abdominal. Por esta razón, en este artículo desarrollaremos dos lesiones frecuentes y dolorosas que debemos conocer para saberlas diferenciar, como son la hernia y desgarro abdominal.

Definición

Por su definición, las hernias son defectos o agujeros que permiten la salida del contenido del abdomen, principalmente del intestino y peritoneo, por orificios naturales o anatómicos. Por ejemplo: el ombligo, el anillo inguinal y el espacio entre músculos rectos anteriores, mientras que el desgarro abdominal o ruptura muscular es la lesión o ruptura en el interior de cualquier músculo de la pared abdominal que ocurre posterior a un ejercicio o movimiento brusco.

Clasificación de las hernias

De acuerdo a su localización se clasifican en:

  1. Hernia epigástrica o supraumbilical: La protuberancia o masa se palpa por encima del ombligo, entre los dos músculos rectos abdominales.
  2. Hernia umbilical: Cuando la salida del contenido de la hernia es a través de la cicatriz umbilical.
  3. Hernia inguinal: Cuando la masa se palpa sobre el pliegue inguinal.
  4. Hernia femoral o crural: Cuando la tumefacción se palpa en la raíz del muslo (afecta al agujero femoral).

Clasificación del desgarro abdominal

Se clasifican según su severidad en:

  1. Grado I: dolor leve en el área afectada y no se limitan los movimientos del abdomen.
  2. Grado II: el dolor es de moderada intensidad, exacerbándose al tocarlo y limita la movilización del abdomen.
  3. Grado III: dolor intenso, limitante, se acompaña de un hematoma e impide la actividad física durante varios días.
También puedes leer:  ¿Sabes lo que significa la ‘media luna’ de las uñas? Esto dice sobre tu salud

Mecanismo de producción

Las hernias se producen cuando un individuo realiza maniobras que aumentan la presión en el interior del abdomen (pujar repetidamente, toser o levantar grandes pesos) y el contenido del abdomen se desplaza y se introduce en los orificios o agujeros del abdomen, dando lugar a una masa externa, palpable y dolorosa.

Por su parte, el desgarro abdominal se produce cuando la persona realiza un ejercicio o movimiento de manera abrupta, generalmente sin calentamiento previo del músculo, el cual genera rápidamente un aumento de presión en las fibras musculares y sus vasos sanguíneos, rompiéndolos con posterior aparición de un dolor intenso de tipo punzante en la zona de la lesión.

Síntomas

Es importante saber que ambas lesiones producen dolor. En el caso de la hernia, el dolor punzante se localiza en la zona donde se encuentra la protrusión y se puede acompañar de otros síntomas como náuseas, vómitos y sensación de peso.

La hernia complicada puede mostrar cambios de coloración cuando no existe suficiente aporte de sangre a los tejidos; mientras que el desgarro abdominal se caracteriza por un dolor punzante localizado en el área de la ruptura del músculo, asociado a calambres musculares y hematomas en el área afectada. El dolor puede aparecer en cualquier parte del abdomen donde existan músculos.

Tiempo de evolución

Una vez instaurada una hernia, su evolución es progresiva en el tiempo, creciendo de tamaño y generando cada vez más dolor. Algunas personas pueden tolerar el dolor evitando maniobras que lo exalten, como cargar cajas o herramientas pesadas, pero en la mayoría de los casos, el dolor aumenta.

También puedes leer:  10 consejos para aumentar tu felicidad

Por el contrario, la ruptura abdominal se produce de manera súbita y el dolor aparece instantáneamente, empeorando con los movimientos del abdomen y mejorando con el tiempo y reposo.

Complicaciones

La principal complicación de una hernia es que su contenido quede atascado en el agujero y se comprima la porción del intestino allí contenida, comprometiendo su flujo sanguíneo, convirtiéndose en una emergencia médica que amerita operación; mientras que la principal complicación de un desgarro es el hematoma o sangre localizada, la cual se acumula por la ruptura de las fibras musculares, además del dolor intenso que impide los movimientos del tronco y del abdomen.

Tratamiento

La principal recomendación que se debe tener en cuenta ante un dolor abdominal es que se debe acudir al médico y no automedicarse, puesto que el uso de analgésicos pudiera esconder una real emergencia.

De allí que es importante distinguir una lesión de la otra, ya que el tratamiento de las hernias es la cirugía. Si la hernia es detectada a tiempo, el cirujano puede programar una cirugía para corregir la hernia, pero si ésta se complica, la cirugía debe realizarse de emergencia. Por otra parte, si el médico detecta un desgarro abdominal indicará tratamiento con medicinas antiinflamatorias, reposo, rehabilitación física y terapia con hielo local.

0/5 (0 Reviews)