Cómo usar el compost terminado de manera inteligente

El compostaje es la magia de los jardineros. Tiene el poder de transformar las cáscaras de vegetales en un suelo rico en nutrientes y ayudar a las plantas a crecer. También es relativamente simple de hacer, a pesar de los complejos procesos necesarios para que esto suceda.

Aprende c´ómo usar el compost una vez terminado

Hay un sinfín de maneras en que puedes utilizar el producto final. Sin embargo, el problema más común es que rara vez hay suficiente compost para todos. Es por eso que la manera en que lo utilices es muy importante.

¿Cómo se ve el compost terminado?

Siempre ten en cuenta que usar abono antes de que esté listo puede atraer plagas y dañar las plantas de jardín. También podría robar nutrientes del suelo, haciendo que estos mismos nutrientes no estén disponibles para las plantas de tu jardín.

Para asegurarte de que tu compost esté listo para usar, toma un puñado y échale un vistazo. El compost maduro tiene las siguientes características:

  • Una textura que se desmorona y es suave. Dependiendo de lo que agregues a tu pila de composta, también puede haber piezas leñosas o fibrosas. Pero no debería haber nada reconocible, como cáscaras u hojas intactas. Que haya unos pocos huesos de aguacate o mazorcas de maíz son normales, ya que estos tardan más en descomponerse. Retíralos de tu compost terminado.
  • Un olor fragante dulce y arcilloso, como un bosque en un día húmedo. Los rastros de amoníaco u olores agrios indican que tu compost necesita más tiempo para madurar.
  • Un color oscuro. No lo llaman ‘oro negro’ por nada.

Cuando esté madura, tu pila de compost se reducirá en aproximadamente un tercio de su cantidad original. La temperatura general de la pila estará dentro de un rango de 5 °C de la temperatura exterior. (Una pila que está caliente en el centro significa que todavía sirve).

¿Cuánto tarda el compost en madurar?

La velocidad a la que se descompone la materia orgánica depende de tres cosas:

  1. El tamaño y tipo de materia orgánica agregada a tu pila. El material picado y desmenuzado se descompone más rápidamente que un material entero. Una proporción correcta de ingredientes marrones ricos en carbono a ingredientes verdes ricos en nitrógeno también acelerará la descomposición.
  2. Con qué frecuencia volteas tu pila mientras se está abonando. Girar una pila mejora la aireación y ayuda a mover pedazos más grandes al centro donde se descompondrán más rápidamente. Una compostera giratoria hace que este proceso sea rápido y fácil.
  3. Si estás utilizando un método de compostaje frío o caliente. El compostaje en caliente, aunque requiere más trabajo para monitorear y configurar, descompondrá el desperdicio de alimentos más rápido que el frío. En el compostaje en caliente, es fácil saber cuándo se hizo el compost. La temperatura de la pila disminuye y no se calienta nuevamente cuando se voltea.

Los compost calientes funcionan mejor con materiales triturados y una proporción de carbono a nitrógeno de 30 a 1. Las compoteras giratorias pueden funcionar como compostadores calientes, porque su diseño sellado ayuda a conservar el calor y mezclar el material caliente de compostaje con nuevos materiales.

Dependiendo de los factores anteriores, tu compost puede tardar entre cuatro semanas y 12 meses en descomponerse por completo. Si estás usando una compostera, tendrás compost listo para usar en tres semanas a tres meses.

Beneficios de usar compost en el patio y jardín

Una vez que tu compost esté listo para usar, agrégalo a tu suelo en cualquier época del año para obtener los siguientes beneficios:

  • Mejor retención de humedad: el suelo fortificado con compost retiene más agua durante períodos más largos. Tendrás que regar tu jardín con menos frecuencia, ahorrando tiempo y dinero.
  • Mejor estructura del suelo: que haya más materia orgánica en tu suelo significa que habrá más bolsas de aire para que el agua y los nutrientes se muevan sin obstáculos.
  • Niveles mejorados de nutrientes: el compost es alto en los ‘tres grandes’ nutrientes que necesitan las hortalizas de jardín: nitrógeno, fósforo y potasio. También contiene oligoelementos como calcio, magnesio, hierro y zinc.
  • PH equilibrado del suelo: agregar compost evita que tu suelo se vuelva ácido o alcalino.
  • Organismos naturales del suelo sanos: las criaturas como los gusanos y moscas soldado se alimentan de ingredientes de compost. También ayudan a tu jardín.

No te preocupes por matar plantas o contaminar las aguas cercanas. El compost terminado no conlleva estos riesgos. Pero si bien solamente añadir unos cuantos cm de compost es bueno para tu jardín, hay algunas maneras de obtener aún más beneficios de tu compostaje.

Los 10 usos principales del compost terminado

Una vez que tenemos a nuestra disposición el compost que tanto trabajo pudo habernos costado conseguir, no podemos usarlo de forma inapropiada, para ello debemos saber cómo usar el compost de una forma inteligente.

1. Usar como mantillo

El compost como mantillo es una forma fantástica de mejorar la cosecha de tu jardín. Es naturalmente absorbente y denso, y aplicado a la superficie del suelo evitará la evaporación cuando se coloca sobre riego por goteo o después del riego. También evitará que broten las malezas. Aplica en una capa de 8 a 15 cm y rastrilla hasta que esté parejo.

2. Mezcla para tierra de macetas DIY

El compost terminado es una excelente adición a la tierra para macetas caseras. Elimina los desechos grandes pasando tu compost a través de un tamizador de suelo de 1.5 a 2.5 cm de ancho. Haz una mezcla con las siguientes proporciones:

  • 1 parte de compost
  • 1 parte de vermiculita
  • 1 parte de tierra vegetal

3. Preparar té de compost

¿Alguna vez te has preguntado cómo obtener los beneficios del compost directamente en las raíces de tu planta? Empapar tu compost en una emulsión líquida es una forma de concentrar los nutrientes y hacerlos más fáciles de absorber. ¡Investiga y aprende como preparar un té de compost y aprovecha aún más los beneficios de tu trabajo!

4. Alimentar a las plantas perennes de otoño

Agrega de 2 a 4 tazas de compost al hoyo donde plantaras las plantas perennes de otoño. Esto alimentará tus plantas y ayudará a extender su tiempo de floración. Agregar un poco de compost a tu hoyo de excavación retiene la humedad y le da a la planta energía extra para que tenga un crecimiento vigoroso y saludable.

El compost es un factor clave en la jardinería regenerativa y nos permite proceder sin la filtración de fertilizantes en nuestra capa freática. El suelo sano beneficia no solo a la planta, sino a organismos vitales que ayudan a nuestro ecosistema.

5. Alimentar los bulbos de primavera

Ahora también es el momento de plantar tus bulbos para la primavera. Agrega compost al hoyo de plantación para ayudar a los bulbos que se hayan dividido recientemente. Esto les dará una gran ayuda cuando salgan de la latencia invernal.

6. Esparcirlo en céspedes nuevos o establecidos

El otoño trae el mejor clima para plantar y mantener el césped. Agrega una capa de compost de 2.5 a 5 cm encima de tu césped en las semanas antes de plantar. Esto mejorará la labranza de tu suelo y proporcionará los nutrientes que tus semillas necesitan para prosperar.

7. Fertilizar camas de jardín

Dos veces al año debemos dar a nuestras camas elevadas una buena dosis de compost terminado. Tenemos que esparcirlo a lo largo de la superficie del suelo, y pronto las lluvias estacionales bajan los nutrientes hasta el nivel de la raíz. Los gusanos hacen el resto del trabajo, arrastrando la materia orgánica al suelo.

8. Añadir compost a los árboles frutales

Los árboles frutales se fertilizan mejor a principios de la primavera antes de que se abran los brotes. Asegúrate de reservar parte de tu compost terminado para la temporada de crecimiento si generalmente cosechas en el otoño.

Si se te pasa esta oportunidad, la aplicación de compost entre marzo y julio aún podrá ayudar a tus árboles. También puedes usarlo como mantillo en cualquier época del año. El compost es rico en nitrógeno, un favorito de los árboles frutales, junto con muchos micro y macronutrientes.

9. Alimentar las plantas de contenedores

Cuando renueves el suelo alrededor de tus plantas en macetas al aire libre o las transfieras a macetas más grandes, agrega compost tamizado para impulsar su crecimiento. Mézclalo con tierra para macetas y / o turba para una mejor absorción.

10. Cultivar melones, tomates, berenjenas, pepinos y calabazas

Estas plantas necesitan mucho alimento y mucho nitrógeno para producir. Es por eso que no es raro ver a plantas de calabaza plantadas directamente en una pila de compost. Agrega compost a los agujeros de plantación cuando trasplante estas plántulas al jardín. Fertiliza varias veces durante la temporada de crecimiento para obtener mejores resultados.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.