Contraer matrimonio mejora la salud y reduce el estrés, según estudios

Si te decimos que contraer matrimonio mejora la salud, ¿lo creerías? Porque de hecho, es la realidad. Varios estudios científicos dan fe de esto. ¿Sigues escéptico? Lo siguiente disipará tus últimas dudas.

Pareja casada. Contraer matrimonio ayuda a la salud

Un estudio realizado por el Dr. Carlos Alivar de la Escuela de Medicina de Langone, Universidad de Nueva York, afirma que las personas casadas son menos propensas a las enfermedades cardiovasculares, en comparación con las divorciadas, viudas y solteras.

Después de analizar los registros médicos de más de 3 millones de estadounidenses durante un período de 5 años, el equipo del Dr. Carlos Alivar descubrió que la salud vascular de las personas está influenciada por su estado civil. Las posibilidades de contraer una enfermedad vascular para las personas casadas son 5% más bajas que para las personas solteras, mientras que son 3% más altas para los viudos.

El riesgo de tener una enfermedad cardíaca también es 5% más alto entre las personas solteras. Otro equipo de investigadores de las universidades de East Anglia y Aston, Inglaterra, ha demostrado que después de contraer matrimonio las personas tienen más probabilidades de sobrevivir a un ataque cardíaco que otras, aproximadamente un 14% más, para ser más específicos. Esto puede deberse al hecho de que, en teoría, estas personas comen más saludablemente que otras: comidas balanceadas con la familia y menos comida rápida.

Contraer matrimonio reduce el estrés

Algunos dirán que el matrimonio no es fácil, y sin embargo, los estudios científicos demuestran lo contrario.

Contraer matrimonio evita la soledad, permite un intercambio único de intimidad y prácticamente ayuda incluso a las finanzas, ya que facilita el reparto de gastos. Según otro estudio realizado en el Centro de Investigación de Recursos Humanos en Ohio, Estados Unidos, a medida que las parejas jóvenes contraen matrimonio, su nivel de estrés emocional disminuye.

Sin embargo no es cierto en todos los casos: depende de la relación. Pero las personas casadas que tienen una relación estable están mucho menos estresadas que las personas solteras.

  • Hoy dos tercios de las parejas viven juntas.
  • Sobre todo las mujeres se benefician de vivir junto a su pareja.
  • Para los hombres, las cargas emocionales disminuyen cuando se casan.
Te puede interesar:
¿La infidelidad se puede prevenir?

En la década de 1990, estudios demostraron que los jóvenes eran más felices y emocionalmente saludables cuando se casaban. Durante esos tiempos, casarse resultaba la única manera de que las parejas jóvenes fueran reconocidas y apoyadas por la sociedad.

Solteros compartiendo piso

Hoy, sin embargo, dos tercios de las parejas viven juntas sin contraer matrimonio. Por lo tanto ya no es tan necesario como antes para estas parejas casarse para beneficiarse emocionalmente. Por otro lado, estar comprometida con tu pareja puede tener un efecto positivo en tu salud emocional. Pero esto solo sucede más que nada en las mujeres.

Los hombres ven su primera vida junto a su pareja como una prueba de la relación, y es solo cuando se casan que la carga emocional disminuye.

Contraer matrimonio por primera vez es más saludable

El matrimonio es beneficioso para la salud mental de mujeres y hombres por igual. Se llegó a esta conclusión en base a los estudios realizados, según los cuales se suponía que los hombres se benefician más de un matrimonio de manera saludable, lo cual no pudo confirmarse del todo.

Sin embargo durante el primer matrimonio se encontraron diferencias entre hombres y mujeres: después de contraer matrimonio por primera vez, los hombres sufren menos depresión que las mujeres. Esto se atribuye al hecho de que las mujeres, especialmente en su primer matrimonio, tienden a orientarse más hacia los modelos a seguir tradicionales.

La pérdida trae el efecto opuesto

Si bien contraer matrimonio es saludable según los investigadores, un divorcio puede ser muy poco saludable: la pérdida de un cónyuge por separación, divorcio o muerte puede hasta ser causa de enfermedades. La separación hace que muchas personas sean “vulnerables a las enfermedades mentales”.

En consecuencia, los hombres son particularmente propensos a sufrir depresión después de divorciarse, y las mujeres son más propensas al abuso de drogas o alcohol.

Bibliografía:
  1. ackson SE, Steptoe A, Wardle J. The Influence of Partner’s Behavior on Health Behavior Change: The English Longitudinal Study of Ageing. JAMA Intern Med. 2015;175(3):385–392. doi:10.1001/jamainternmed.2014.7554

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar