Dietas

Dieta Dukan – Fases, beneficios, plan dietario y observaciones

La dieta Dukan se basa en el consumo de productos lácteos magros, verduras, pescado y carne, ricos en proteínas, pero bajos en grasa. El modo de acción de la dieta Dukan es comparable a otras dietas basadas en proteínas. Al eliminar los carbohidratos, el cuerpo carece de la energía necesaria, por lo que debe atacar las reservas de grasa y convertirlas en energía. De esta manera, el plan de dieta Dukan también conduce a una reducción de peso.

Una mujer realizando la dieta Dukan

Plan de dieta Dukan

Con el fin de no sufrir de hambre durante la dieta y para absorber otras sustancias vitales, se agregan al cuerpo alimentos que contienen proteínas. Si bien estos alimentos tienen un efecto de relleno y nutren los músculos, el cuerpo no puede convertirlos en energía. Así que el aumento de peso no es suficiente.

Las verduras también incluidas en el plan de nutrición de la dieta Dukan son ricas en fibra, agua, vitaminas y minerales. Esto puede ayudar a contrarrestar la fatiga y la apatía durante la dieta Dukan.

La dieta Dukan desarrollada por Pierre Dukan se basa menos en la reducción de carbohidratos que otras formas de dieta bajas en carbohidratos. Después de una primera fase de pérdida de peso, en la cual, de acuerdo con el plan de dieta Dukan, solo se deben consumir proteínas magras, productos lácteos sin grasa y vegetales, se proporciona el consumo de carbohidratos con moderación. Los alimentos con alto contenido de grasa también deben evitarse, ya que conducen a un nivel elevado de colesterol en la sangre y la grasa también puede obstruir las arterias.

La dieta Dukan consta de cuatro fases

  • 1ª fase: pérdida de peso (fase de ataque)
  • 2ª fase: fase de fortalecimiento (crucero)
  • 3ª fase: fase de consolidación (consolidación)
  • 4ª fase: fase de estabilización (estabilización)

1ª fase: pérdida de peso (fase de ataque, ataque)

Duración: 7 días. En la primera fase de la dieta Dukan, una reducción drástica de la ingesta de energía se lleva a cabo en un corto período de tiempo, de manera que la propia grasa del cuerpo se descompone relativamente rápido y la pérdida de peso de dos a tres kilos se produce en un corto período de tiempo. Si sólo deseas perder un poco de peso, puedes acortar la primera fase en consecuencia.

Los alimentos recomendados en esta etapa de la dieta son proteínas magras como pescado, ternera, pollo sin piel, huevos, jamón bajo en grasa o productos lácteos con cero por ciento de grasa. Además, se debe tener cuidado de asegurar una hidratación adecuada (al menos dos litros al día).

También puedes leer:  Dieta con semillas - 5 semillas para quemar grasas

El agua o diferentes tipos de infusiones sin azúcar son los más adecuados. Además, debes incorporar 1.5 cucharadas de salvado de avena diariamente en su dieta. El ejercicio regular no se debe perder en ninguna dieta, así que camina unos 20 minutos al día.

2ª fase: fase de fortalecimiento (crucero)

Duración: 100 días o hasta alcanzar el peso deseado. Después de producirse una pérdida de peso, es importante primero estabilizar el peso alcanzado y reducir aún más la dieta Dukan en el siguiente paso. Sin embargo, la dieta rica en proteínas seguirá manteniéndose. Gradualmente, se prevé un aumento gradual de la ingesta de carbohidratos, de manera que el equilibrio hormonal y de insulina no se vea afectado.

En la fase de fortalecimiento, las verduras se agregan a los alimentos que contienen proteínas de la primera fase. Esto se puede comer combinado con las proteínas, pero solo cada dos días. En los otros días, como en la primera fase, solo las proteínas deben estar en el menú. Se recomienda en la fase de fortalecimiento cualquier tipo de verdura, aparte de papas, maíz, arroz, frijoles, lentejas y aguacates. Las verduras se deben comer crudas o al vapor tanto como sea posible.

Como en la primera fase de la dieta Dukan, se aplica lo siguiente: Beber lo suficiente líquidos naturales. La duración de la segunda fase depende completamente de si el peso deseado ya se ha alcanzado. La ingesta de salvado de avena ahora debe aumentar a dos cucharadas por día, y la caminata o paseos ligeros se deben realizar durante 30 minutos.

3ª fase: fase de consolidación (consolidación)

Duración: unos 150 días. La dieta corresponde a la segunda fase, con una ingesta de proteínas con moderación. Una o dos veces por semana puedes comer lo que quieras. El alcohol se debe consumir con moderación, como ocasionalmente una copa de vino, pasta y pan, así como el cordero y el cerdo por un máximo de dos días a la semana, ahora se permiten de nuevo.

Las frutas y los vegetales pueden combinarse en cualquier cantidad, pero si es posible, evita las frutas como los plátanos, las cerezas y las uvas. Se mantiene así con un exclusivo día de proteínas a la semana. La duración de esta fase depende del peso perdido anteriormente: por kilogramo perdido debes seguir 10 días de consolidación.

4ª fase: fase de estabilización (estabilización)

Duración: Largo plazo. En la cuarta fase de la dieta Dukan, no se produce más pérdida de peso. En cambio, el peso alcanzado debe mantenerse a largo plazo y estabilizarlo. Para lograr este objetivo, es importante seguir comiendo sano y equilibrado.

También puedes leer:  Dieta de 3 días con vinagre de manzana

De acuerdo con el plan de dieta Dukan, se debe mantener un día cada semana, durante el cual solo se comen alimentos que contienen proteínas. De esta manera, el cuerpo tiene que recurrir a las reservas de grasa una y otra vez. Sin embargo, la dieta Dukan no debe carecer de carbohidratos. Los carbohidratos proporcionan energía al cuerpo y también aseguran que el nivel de colesterol en la sangre disminuya. Según los expertos, esto se necesita para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Riesgos con la dieta Dukan.

Las personas que padecen de enfermedad renal o hepática deben consultar a un médico antes de realizar la dieta Dukan. Debido a que la ingesta elevada de proteína proporciona una gran cantidad de productos finales metabólicos, esto significa mucho trabajo para el riñón.

La excreción de estas sustancias también requiere una alta cantidad de líquido, que se retira del cuerpo. Por eso es importante beber siempre mucha agua, jugos e infusiones naturales.

Observaciones de expertos

Esta dieta podría resultar en una significativa pérdida de peso, sin embargo, la poca ingesta de carbohidratos que se maneja durante la dieta, una vez que son incorporados nuevamente, pueden hacernos recuperar el peso perdido, dando lugar al temido efecto rebote.

Según investigaciones realizadas, se considera que las dietas altas en proteínas resultan efectivas cuando se quiere bajar de peso, sin embargo, los efectos a largo plazo aún no han podido ser comprobados tanto en la repercusión sobre nuestra salud y la ganancia de peso posterior.

Lo positivo de esta dieta sobre otras dietas altas en proteínas, es que podemos sentirnos más satisfechos y reducir la ingesta diaria, por lo que se puede perder peso más fácilmente, sin embargo, lo indispensable es aprender buenos hábitos alimenticios que nos acompañen toda la vida, y esta dieta no está centrada en ello.

Cuando la persona tiene mucho peso por perder, esta dieta puede no resultar adecuada debido al tiempo que pueden durar estas medidas, lo que llevaría a una deficiencia nutricional.

Si necesitas perder peso y no es mucha la cantidad que debes reducir, esta dieta puede adecuarse más a ti, pero en el caso de personas que tengan gran sobrepeso, y que además tengan problemas relacionados a la salud como diabetes, gota, problemas renales entre otros, lo más aconsejable es consultar con un médico antes de comenzar a cambiar los hábitos alimenticios.

5/5 (1 Review)