Quita el dolor y rigidez en tus músculos y huesos con gelatina

Existen causas fundamentales importantes de por qué el cuerpo sufre de dolor y rigidez con el tiempo, y realmente no tienen nada que ver con el envejecimiento. Aquí hay un vistazo a lo que realmente podría estar sucediendo.

dolor y rigidez

5 razones del dolor y rigidez en el cuerpo

Trauma

Es común atribuir el proceso de envejecimiento a los dolores y molestias, pero si te has lesionado en el pasado, en muchos casos tu dolor actual puede deberse a un viejo trauma que no se trató adecuadamente. Con el trauma por impacto, una lesión puede estar activa en tu cuerpo durante años y puede crear suficiente rigidez para llamar tu atención.

Represión

Estudios muestran que el dolor puede ser de origen psicológico o emocional. En el acto de represión, usamos nuestros propios músculos para contener nuestras emociones; no todo el dolor es de naturaleza puramente física. El dolor crónico podría estar relacionado con el estrés psicológico o emocional reprimido que está causando directamente la tensión muscular.

Estrés

Preste atención a cómo se tensan los hombros y el cuello cuando estás bajo presión, y piensa en cómo tendemos a ser respiradores poco profundos cuando los niveles de estrés son altos.

Si bien nuestra respuesta al estrés natural está diseñada para ayudarnos a responder cuando nos enfrentamos a un miedo, ya sea que el miedo sea real o imaginario, una de las consecuencias es que tus músculos se endurezcan. Si no se estás tomando el tiempo para desintoxicar el estrés y la recarga, el dolor y rigidez diarios pueden ser una consecuencia.

Inactividad

El movimiento es probablemente el aspecto más esencial para mantener tu cuerpo libre y flexible. Cuando activamos nuestros músculos hace que nuestros tejidos se calienten y estén en un estado más fluido.

Si pasamos días o semanas sin hacer tiempo para hacer ejercicio y movernos, en realidad estamos creando rigidez. Se ha demostrado que descuidar el ejercicio y el movimiento diario acelera el proceso de envejecimiento y además te pone en riesgo de trastornos relacionados con la edad, como enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, obesidad y trastornos musculoesqueléticos.

Movimiento contractual

Una cosa que puede ser peor que la inactividad es participar en el tipo incorrecto de movimientos. La rigidez muscular después del ejercicio suele ser el resultado de un micro trauma de bajo nivel o un pequeño desgarro de las fibras musculares, causado por el factor de estrés del ejercicio.

No solo es importante asegurarse de que estás realizando los ejercicios correctamente, sino que también es importante evitar el sobreentrenamiento. Más no siempre es mejor y no necesitas entrenamientos de alta intensidad para ver resultados.

Es importante equilibrar tu estilo de vida incluyendo actividades como los flujos terapéuticos de yoga y el trabajo central como el pilates.

Además de evaluar la verdadera causa raíz del dolor y rigidez, también hay alimentos funcionales que puedes incluir en tu rutina diaria que tienen el potencial de proporcionar muchos beneficios, como disminuir la inflamación, curar las articulaciones y reparar el daño.

Alimentos funcionales para el dolor articular

Ya sea que tengas un dolor articular ocasional o un caso más crónico de artritis, hay ciertos alimentos que pueden ayudarte. Un alimento que ayuda mucho en al dolor y rigidez es la gelatina. Intenta usarla en esta sencilla receta de jugo:

  • 1 pepino orgánico, en jugo
  • 1 cucharadita de jengibre orgánico en polvo
  • 2 tazas de leche de coco orgánica
  • 1 cucharada de miel orgánica cruda
  • 2 cucharadas de gelatina orgánica
  • 1 cucharadita de polvo de cúrcuma orgánica (agrega una pizca de pimienta negra)
  • Mezclar y disfrutar frío.

¿Qué es la gelatina?

En pocas palabras: la gelatina es esencialmente “colágeno cocido”. En el proceso natural de hacer caldo de huesos casero, estás concentrando toda su energía de cocción en extraer el maravilloso colágeno natural, prolina, glutamina y glicina de los huesos y ligamentos. Puedes ver las características gelatinosas del colágeno cocido (también conocido como gelatina) cuando tu caldo casero se enfría.

El colágeno es nuestra proteína más abundante en el cuerpo, especialmente lo que se conoce como colágeno tipo 1, que se encuentra en nuestros huesos, músculos, piel, vasos sanguíneos, sistema digestivo y tendones.

El colágeno es lo que ayuda a dar juventud a nuestra piel: fuerza, regeneración y elasticidad. Cuando se trata de nuestras articulaciones y tendones, el colágeno es como el pegamento que funciona para mantener el cuerpo unido.

A medida que envejecemos, nuestra producción natural de colágeno disminuye. Puede disminuir aún más rápido si no seguimos una rutina de alimentación limpia y si descuidamos hacer tiempo para las prácticas holísticas de estilo de vida que incluyen tu movimiento diario, manejo del estrés, hidratación y sueño adecuados.

La velocidad a la que las arrugas y la flacidez de nuestra piel podrían acelerarse y nuestras articulaciones podrían debilitarse debido a una disminución en el cartílago sano.

Si sientes que tienes un conjunto de “piernas de esqueleto”, que se sienten más rígidas y te causan dolor durante el movimiento, esto puede ser un indicador claro de una pérdida de colágeno. Cuando perdemos colágeno, nuestros tendones y ligamentos ya no se mueven con facilidad.

Muévete sin dolor enfocándote en el colágeno. Agrega esta proteína compleja curativa a tu rutina, piensa en ello como agregar aceite a una bisagra chirriante de la puerta.

El colágeno funciona para ayudar a que tus articulaciones se muevan más fácilmente y sin dolor. Estudios incluso han encontrado que el colágeno es un método de tratamiento efectivo en la osteoartritis y otros dolores y trastornos articulares.

Tipos de fuentes de colágeno

Es importante saber que se encuentran al menos 16 tipos diferentes de colágeno en el cuerpo. De estos diferentes tipos, entre el 80 y el 90 por ciento consisten en los tipos 1, 2 y 3. Esto es importante saber, ya que se encuentran diferentes formas de colágeno en ciertos alimentos y suplementos de colágeno. Aquí está el desglose de nuestras 3 formas más abundantes de colágeno:

Tipo 1: nuestro más abundante con diferencia, y considerado el más fuerte. El tipo 1 forma tendones, ligamentos, órganos y piel. El tipo 1 también ayuda a formar huesos y se puede encontrar dentro del tracto gastrointestinal. Esencial en la curación de heridas y agregando elasticidad a la piel.

Te puede interesar:
8 alimentos que mejoran tu memoria y que deberías incluir en tu dieta

Tipo 2: principalmente trabaja para construir el cartílago y también se encuentra en nuestros tejidos conectivos. La salud de las articulaciones depende del cartílago hecho de colágeno tipo 2. Los investigadores han descubierto que la suplementación con colágeno tipo 2 ayuda a los pacientes con artritis reumatoide y osteoartritis.

Tipo 3: compone nuestros órganos y piel. Generalmente se encuentra con el tipo 1: ayuda a dar elasticidad y firmeza a nuestra piel. También forma vasos sanguíneos y tejidos dentro del corazón.

Las diferentes fuentes de colágeno contendrán diferentes tipos, aquí están nuestras principales fuentes y sus diferencias:

Bovinos (Vacas / Res)

Provienen de vacas y más específicamente de su piel, huesos y músculos. El colágeno bovino contiene principalmente colágeno de los tipos 1 y 3 y, además, contiene glicina y prolina, que son útiles en la producción de creatinina, construyendo músculo y también ayudando al cuerpo a producir su propio colágeno.

Pollo

Esta fuente proporciona colágeno tipo 2, que es el mejor para construir cartílago. El colágeno de pollo es beneficioso para la salud de las articulaciones, especialmente porque esta fuente también proporciona sulfato de condroitina y sulfato de glucosamina.

Pescado

Proporciona principalmente colágeno tipo 1, con los aminoácidos glicina, prolina e hidroxiprolina. Debido a que el colágeno tipo 1 se puede encontrar en todo nuestro cuerpo, el consumo de más colágeno de pescado se ha asociado con beneficios para las articulaciones, la piel, los órganos vitales, los vasos sanguíneos, la digestión y los huesos.

Membrana de cáscara de huevo

Se encuentra en las cáscaras y las claras de los huevos, esta fuente contiene principalmente colágeno tipo 1 y también proporciona sulfato de glucosamina, sulfato de condroitina, ácido hialurónico y varios aminoácidos que benefician la construcción de tejido conectivo, la cicatrización de heridas, la construcción de masa muscular y la reducción de la rigidez y dolor.

Suplementos de colágeno y suplementos de gelatina

El colágeno y la gelatina son esencialmente lo mismo, tienen un perfil de contenido de aminoácidos y proteínas reflejado; lo que los hace diferentes es cómo deben usarse y cómo se digieren.

El polvo de gelatina tiene una consistencia gelatinosa cuando se prepara. Puedes usar gelatina en polvo para hacer gomitas curativas para el intestino, postres a base de gelatina y puedes agregarla a tu horneado para crear una consistencia masticable.

Debes tener un plan de juego cuando uses gelatina, ya que el polvo de gelatina pura solo se disolverá en agua caliente y siempre creará esa consistencia gomosa. Para alguien que no tiene una digestión fuerte, la gelatina no es la opción más adecuada, ya que puede ser problemático descomponerla.

Los polvos de colágeno, que se conocen con el nombre de colágeno hidrolizado o hidrolizado de colágeno, se procesan de manera diferente a la gelatina. El colágeno se calienta a una temperatura más alta y luego se trata con enzimas, lo que rompe los enlaces entre los aminoácidos.

Los polvos de colágeno pueden descomponerse más fácilmente en el cuerpo, en comparación con la gelatina, y es mejor para aquellos con una digestión más débil o estresada.

El polvo de colágeno se puede disolver tanto en líquidos fríos como calientes y no crea una consistencia similar a un gel. El hecho de que puedas agregarlo a casi cualquier cosa sin introducir un nuevo sabor o textura hace que este sea un producto fácil de usar con mucho potencial positivo.

El caldo de huesos es tu opción más natural y también es la más fácil de digerir, consulta esta receta para obtener el juego casero de caldo de huesos.

Beneficios para la salud adicionales del colágeno

Piel brillante

Es posible que el colágeno ya sea un ingrediente en tus productos para el cuidado de la piel, pero la absorción tópica del colágeno es casi nula; cuando usas el colágeno internamente, esta proteína funciona para reparar y mejorar significativamente la elasticidad y el aspecto de la piel.

Cabello fuerte y grueso

Los efectos de tomar colágeno son reales por sus beneficios de belleza. Puedes lograr restaurar un cabello débil en un cabello fuerte, grueso y con brillo natural. Con menos roturas y menos caída tomando de 2-4 cucharadas de colágeno diariamente.

Uñas saludables

¿Tienes uñas quebradizas? La falta de colágeno podría ser la culpable. La proteína de colágeno es un componente esencial para la salud de las uñas y agregar colágeno a tu rutina puede ayudar a mantener tus uñas fuertes.

Mejor digestión

Los beneficios de belleza son grandiosos, pero detrás del escenario el colágeno funciona para reparar y curar el revestimiento intestinal, y es una poderosa adición al Protocolo para curar un intestino permeable.

Si el estrés es el causante de tus problemas de digestión, donde sólo comiendo un sólo chícharo ya es causa de una gran hinchazón, primero recuerda que la digestión no es una función prioritaria cuando estás en modo de lucha o huida.

Tómate el tiempo para recargar, y la inclusión de colágeno diariamente puede funcionar para disminuir la inflamación digestiva y sanar el revestimiento intestinal.

Ejercicio de recuperación

Cuando haces una carrera de larga distancia o para una sesión de levantamiento de pesas, estás ejerciendo una gran presión sobre el cuerpo, lo que naturalmente causa inflamación.

Buena inflamación, pero del tipo que te deja con el dolor “dos días después del día de la pierna”. El colágeno funciona para promover una respuesta inflamatoria saludable al acelerar la reparación de los tejidos conectivos dañados.

Agregar solo 2 cucharadas de colágeno en polvo al agua, café o té de hierbas lo convierte en un preentrenamiento funcional y con beneficios notables en la disminución del tiempo de recuperación en los días de entrenamiento más difíciles.

Notas finales

Un polvo de colágeno de buena calidad se disolverá como el algodón de azúcar en agua, ya sea caliente o frío. No tiene sabor ni textura, también es una manera fácil de agregar un poco de proteína agregada (8 g en 1 cucharada).

Experimenta los beneficios por ti mismo. ¡Mejora tu día y agrega colágeno a tu rutina!

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja tu comentario

avatar
  Subscribirse  
Notificar