El intestino permeable y su relación con las enfermedades autoinmunes

El Síndrome del Intestino Permeable puede ser muy difícil de entender, pero la verdad es que no tiene por qué serlo. Hoy en día se ha dado una creciente aceptación entre la conexión del síndrome del intestino permeable con afecciones autoinmunes. Sin embargo, muchas de las causas del intestino permeable (y sus tratamientos) aún se encuentran en debate.

intestino permeable

La mayoría de los médicos ya conocen este padecimiento, pero aún están luchando por comprender sus síntomas, signos y tratamientos. En este artículo se hablará sobre cómo tratar el Síndrome del Intestino Permeable, qué lo causa y por qué la dieta SCD (dieta de carbohidratos específicos) y otras dietas para el síndrome del intestino permeable son un componente esencial para mejorar.

Qué es el Síndrome del Intestino Permeable

El término del Síndrome del Intestino Permeable se usa para describir una condición llamada “intestinos hiperpermeables”, un término médico que se utiliza cuando el revestimiento intestinal ya no funciona correctamente. Esta condición da como resultado que todo tipo de moléculas y partículas lleguen directamente al torrente sanguíneo. Cosas como:

  • Bacterias y toxinas bacterianas
  • Virus, levaduras, parásitos y otros organismos de la flora intestinal
  • Moléculas de comida parcialmente digeridas
  • Metabolitos y Ácidos

Normalmente tu organismo no permite que nada de esto pase. Nuestro cuerpo tiene un sistema muy sofisticado para garantizar que solo el tamaño correcto de alimentos y el tipo correcto de partículas ingresen al torrente sanguíneo.

Así es como funciona:

El revestimiento intestinal es la primera línea de defensa de nuestro sistema inmune. Las capas externas de las células intestinales (epiteliales) están conectadas por estructuras llamadas uniones estrechas. En la punta de las células de mucosa se encuentran las microvellosidades, que absorben los nutrientes digeridos adecuadamente y los transportan a través de la célula epitelial hacia el torrente sanguíneo.

Durante un proceso de digestión normal, las uniones estrechas permanecen cerradas obligando a todas las moléculas a ser seleccionadas y absorbidas a través de las células de la mucosa.

Por razones que mencionaremos más adelante, estas uniones estrechas pueden volverse “abiertas” o permeables permitiendo que cualquier tipo de moléculas fluyan directamente entre las células. Y cuando esto sucede, el flujo sanguíneo que se encuentra justo detrás de las células de la mucosa se llena de cosas malas.

Cómo se activa nuestro sistema inmunológico

La primera reacción que tiene tu cuerpo ante la presencia de estos cuerpos “extraños” en tu sangre es verdaderamente luchar con todas sus fuerzas. El sistema inmune salta a la acción inmediatamente. Este necesita neutralizar, deshacerse y enviar la señal al resto del cuerpo sobre el ataque de este intruso.

Para hacerlo, el sistema inmunitario aumenta la inflamación alrededor de la pared intestinal donde se encuentra el “problema”. Pero también aumenta los niveles de inflamación en todo el cuerpo en general.

Este aumento de la inflamación, especialmente en la pared intestinal, puede comenzar a dañar las células de la pared intestinal, lo cual puede convertirse rápidamente en un ciclo de autoperpetuación del daño celular y empeorar el intestino permeable si no se trata.

Inflamación crónica

A medida que se filtran más partículas extrañas desde el intestino permeable, la respuesta inmune aumenta y esto resulta en una inflamación crónica. Este ciclo puede llevar a tu cuerpo a luchar contra sí mismo, y a la formación de una variedad de enfermedades autoinmunes como el lupus, la artritis reumatoide, la colitis ulcerosa y la enfermedad de Raynaud.

Además de todo esto, el sistema inmune puede pasar por alto a algunos invasores peligrosos o si es demasiado permeable puede dejar pasar demasiados cuerpos dañinos.

Esto pone una carga sobre el hígado y el sistema de desintoxicación de la sangre. Recuerda que justo detrás de la pared intestinal se encuentra un transporte directo de sangre al hígado. Y si comienzas a maltratar tu hígado con un montón de toxinas, esto comenzará a causar problemas en el sistema de desintoxicación.

El intestino permeable causa alergias alimentarias

El aumento de la inflamación en todo el cuerpo ya es suficientemente malo, pero luego ocurre la siguiente fase. En esta, el sistema inmune comienza a crear anticuerpos que son específicos para los tipos de partículas extrañas que se han infiltrado. Lo cual tiene el propósito de alertar al resto del cuerpo sobre el ataque que está ocurriendo en el intestino.

Estos soldados anticuerpos diseñados específicamente, están hechos para luchar contra estos objetos extraños (que pueden ser cosas como la proteína de caseína de la leche que bebes u otras proteínas en las nueces, granos, carne o huevos).

Incluso productos químicos como los fenoles y la glicerina que normalmente se encuentran en los alimentos, pueden desencadenar respuestas inmunes cuando ingresan al cuerpo.

Si experimentas sensibilidad a algunos alimentos, a una docena, o hasta más, entonces es muy probable que tengas un intestino permeable.

Falta de enzimas digestivas en el intestino permeable

Cuando se sufre de síndrome de intestino permeable, las microvellosidades dañadas a lo largo del revestimiento intestinal no pueden fabricar las enzimas digestivas que se necesitan para descomponer los alimentos y tener una digestión adecuada.

Esta condición del intestino permite que las moléculas de alimentos que no se han descompuesto correctamente en nutrientes que tu cuerpo necesita fluyan al torrente sanguíneo.

Por lo tanto, si tienes sensibilidades alimentarias, realmente no es culpa de los alimentos en sí. Es gracias al intestino permeable que deja que las moléculas de los alimentos ingresen al torrente sanguíneo. Por supuesto, siempre hay que tener cuidado con las alergias alimentarias graves, como al gluten, a un celíaco, o las alergias mortales al cacahuate.

¿Tienes síntomas del síndrome del intestino irritable?

Los síntomas del intestino permeable pueden variar de persona a persona según el nivel de daño y los tejidos afectados. Esto se debe en gran parte a cuánto tiempo se ha tenido el intestino permeable y a la historial familiar.

Y por historia familiar nos referimos a la genética y la epigenética (qué genes están activados o desactivados).

Por lo tanto, es probable que tus síntomas puedan ser diferentes a los de otra persona, ya que ambos tienen antecedentes familiares diferentes, y alguno ha lidiado más o menos tiempo con la condición. Sin embargo, estos se pueden agrupar en cuatro categorías principales:

  • Piel – erupciones cutáneas, picazón en la piel, psoriasis, rosácea, urticaria, acné
  • Cerebro – dolores de cabeza, migrañas, niebla cerebral, pérdida de memoria, depresión, ansiedad
  • Inmune : condiciones autoinmunes, alergias alimentarias, fatiga excesiva, inflamación alta
  • Intestino – deficiencias nutricionales, diarrea crónica, eructos, hinchazón, gases, estreñimiento

Comprendiendo los daños causados por el intestino permeable

Vale la pena tomarse un momento para reflexionar sobre cómo sucede todo esto y, con suerte, comprender cómo es posible que suceda en primer lugar. Recuerda que cuando tu intestino es permeable de manera crónica, el cuerpo reacciona de las siguientes maneras:

  1. Aumenta la inflamación del intestino y del sistema en general
  2. Crea anticuerpos específicos contra las partículas invasoras
  3. Los sistemas de desintoxicación y hormonas tendrán una carga adicional

Por lo tanto, toma en cuenta por cuanto tiempo has experimentado este padecimiento, tal vez una semana, un mes o años. Luego considera tu historia familiar que podría incluir enfermedades autoinmunes, cánceres o cualquier otro número de enfermedades crónicas.

El punto es que cada linaje genético y epigenético tiene puntos débiles. Todos los tenemos.

Y es probable que tus puntos débiles sean los que comenzarán a experimentar todo este daño inflamatorio.

Mientras esto sucede, tu cuerpo comienza a tratar de calmar la inflamación a través del uso de hormonas y otros medios. También tiene que enviar una gran cantidad de nutrientes para apoyar al proceso de desintoxicación y la reparación celular.

Esto puede crear deficiencias de nutrientes con el tiempo que solo empeorarán la salud del cuerpo.

Como puedes comprobar, el Síndrome del intestino permeable es un problema grave del tracto digestivo que puede sobrecargar el sistema inmunológico, el sistema hormonal y el sistema de desintoxicación.

Cuanto más prolongado e intenso sea el síndrome del intestino permeable, mayor será tu riesgo de desarrollar una enfermedad crónica.

¿Cuáles son las causas de un intestino permeable?

Tu historia: Uso crónico de antibióticos, lesión cerebral traumática, quimioterapia o tratamientos con radiación, parto por cesárea, disbiosis intestinal, desequilibrio hormonal, inflamación crónica, deficiencias de vitaminas/nutrientes.

Tu dieta: Gluten, solanáceas, azúcar, aceites industriales de semillas.

Tu estilo de vida: Toxinas ambientales, privación del sueño, alcohol, estrés crónico, toxicidad hepática.

La lista de las causas del intestino permeable crece cada año a medida que se hacen más investigaciones al respecto. Por eso puede ser bastante abrumador tratar de procesar toda esta información. ¿Cuál de estos síntomas sabes que tienes? ¿Cuáles has tenido? ¿Podrías tenerlos en secreto y no saberlo?

Esto puede volver loco a cualquiera.

Sin embargo hay una manera más fácil de pensar sobre esto:

  • Activación inmediata del intestino permeable por eventos
  • Causantes inflamatorios crónicos a largo plazo

Casi todos los tipos de causas del síndrome de intestino permeable entran en alguno de esos dos grupos.

Intestino permeable causado por eventos

Estos son eventos tales como una conmoción cerebral, un evento traumático estresante (divorcio, muerte, etc.), quimioterapia o radiación, vivir en una casa llena de moho, etc.

Básicamente, el evento que experimentas es tan fuerte que en una semana tu intestino se vuelve permeable, y empeorará si se sigue expuesto por causa del evento.

Esto puede empeorar más la situación si ya estabas experimentando alguna de las causas del intestino permeable por inflamaciones crónicas a largo plazo.

Sin embargo esto es algo muy común, vivir estas experiencias es normal y no hay ninguna razón por la que debas sentirte mal si alguna vez te ha sucedido. Pues es así como funciona en primer lugar.

Intestino permeable por inflamación crónica a largo plazo

Hay todo tipo de causantes a largo plazo del intestino permeable que son de naturaleza inflamatoria. A veces, algunas personas realizan muchas de estas cosas al mismo tiempo, por lo que se ocasiona rápidamente un intestino permeable.

Pero lo más probable en tu caso es que estés haciendo solo algunos de los comportamientos que se mencionarán a continuación, y que están dañando tu pared intestinal de manera constante. Por lo que tu cuerpo se mantiene siempre en guardia para poder limpiarse y repararse a sí mismo.

Te puede interesar:
Envueltos de repollo con zanahoria para enfermedades inflamatorias

Estas son algunas de las causas más “comunes”:

Dieta

El consumo de grandes cantidades de azúcares refinados, alimentos procesados, conservantes, harinas refinadas y saborizantes introduce cantidades masivas de productos químicos en el cuerpo que se consideran tóxicos. Si tu cuerpo tiene dificultades para luchar contra las toxinas, estas comenzarán a acumularse y causar inflamación (como mencionamos anteriormente).

Estrés crónico

El estrés crónico casi siempre ocasiona un sistema inmunitario debilitado. Un sistema inmunitario débil no puede hacer su trabajo normal y es fácil y rápidamente invadido por agentes patógenos. Esto aumenta la inflamación intestinal general que conduce a una mayor permeabilidad del revestimiento intestinal.

Inflamación

Cualquier tipo de inflamación intestinal puede conducir al intestino permeable. Esta inflamación puede ser provocada por un bajo nivel de ácido estomacal, el crecimiento excesivo de levadura (Candida), crecimiento excesivo de bacterias (SIBO), infecciones, parásitos, y una cantidad excesiva de toxinas ambientales.

Medicamentos

Cualquier tipo de medicamentos recetados o incluso analgésicos de venta libre como la aspirina o el acetaminofeno irritan el revestimiento intestinal y disminuyen los niveles de la mucosa (una membrana produce moco en el revestimiento intestinal como medida de protección natural). Esto puede empezar o agravar el ciclo de inflamación (más problemas de bacterias, levaduras y digestión) y promueve un aumento de la permeabilidad.

Falta de zinc

El zinc es un elemento crítico para mantener un revestimiento intestinal resistente. La deficiencia de esta vitamina puede hacer que el revestimiento de la mucosa pierda fuerza y se vuelva más permeable. Hay estudios que muestran que suplementarse con zinc cuando su cantidad es deficiente puede mejorar dramáticamente la integridad del revestimiento intestinal.

Alcohol

El consumo de alcohol es un factor estresante importante para la pared intestinal. No es realmente la cantidad lo que importa, ya que incluso pequeñas cantidades son tóxicas para el cuerpo. La verdad es que es muy difícil para el sistema digestivo procesar cada copa de vino que tomamos durante el día.

Con todo esto no estamos diciendo que debas abstenerte de todos tus alimentos fritos preferidos, o el alcohol, y que no debes tomar un analgésico si lo necesitas.

Recuerda que crónico se refiere a la frecuencia con la que expones tus células intestinales a estos desencadenantes problemáticos.

Cuanto más frecuentemente, y más cosas al mismo tiempo, mayores serán las posibilidades de que se produzca un intestino permeable.

Cómo tratar el síndrome de intestino permeable

La comunidad médica aún está bastante dividida acerca de los métodos que se pueden utilizar para tratar el intestino permeable. Resulta que muchas cosas pueden causar el intestino permeable, por lo que también hay muchas formas de solucionarlo. Sin embargo, todos ellos parecen adoptar por un enfoque multifacético.

Este está dividido en 3 pasos básicos

  • Eliminar los factores desencadenantes del intestino permeable
  • Reconstruir el intestino (llevando una dieta y suplementos para el intestino permeable)
  • Arreglar las causas subyacentes

Este enfoque existe en forma de un programa completo que te guiará a través de cada uno de estos pasos en profundidad, pero por ahora se te dará una versión simplificada que realmente te ayudará para empezar a aplicarlo.

Solo asegúrate de realizar varios de estos al mismo tiempo, ya que será básicamente imposible que te sanes por completo simplemente cambiando tu dieta o solamente tomando suplementos.

Así es como funciona el tratamiento contra el intestino permeable.

Lleva una dieta para intestino permeable

Sin duda, la primer y más poderoso medio de tratamiento es llevar una dieta para el intestino permeable. Pero, ¿qué significa esto en una época en la que “todo el mundo” está llevando una dieta que es considerada “la mejor”?

Lo mejor es que mires más allá de los expertos “en blanco y negro” y te des cuenta de que hay muchas dietas para el intestino permeable que pueden funcionar para ti. Y si miras lo suficientemente cerca, verás que las que funcionan son muy similares.

Esto es lo que tienen en común las mejores dietas para el intestino permeable: la eliminación de azúcares, almidones, granos, aceites procesados, solanáceas, lácteos, aditivos alimentarios y cualquier otro alimento irritante, alivia la inflamación y elimina la acumulación excesiva de levaduras / bacterias (tanto la dieta SCD como la dieta para el intestino permeable funcionan de esta manera).

La reducción de cualquier levadura permite que el tracto intestinal comience a sanar. Además de eliminar alimentos inflamatorios como granos, azúcares y lácteos que a menudo causan problemas en las células intestinales, reducen la inflamación general y aumentan la digestión.

Si detenemos toda acumulación excesiva y eliminamos los alimentos naturalmente inflamatorios, las paredes intestinales comenzarán a sanar más rápido, el flujo de cuerpos extraños hacia el cuerpo se reducirá, y empezaremos a sentir un bienestar.

Realmente la dieta de carbohidratos específicos o la dieta para intestino permeable son la base de la curación del intestino permeable. Y dicho esto, hay muchas otras dietas de curación intestinal que pueden funcionar.

También ten en cuenta que no debes tratar de restringir la comida que consumes para siempre. El objetivo siempre debe ser eliminar los alimentos dañinos y los alimentos que a los que eres sensible, sanar y luego ir añadiendo los mejores nuevamente (y esto es o que harás con estas dos dietas).

Suplementos para el intestino permeable

El siguiente paso importante para curarte, es usar los suplementos para el intestino permeable adecuados. Si investigas acerca de esto, hallarás que hay muchas ideas sobre qué tomar para sanar el intestino. Aquí están los suplementos más importantes que debes comenzar a usar:

Suplementos Nutricionales Básicos

Las condiciones que conducen al intestino permeable también pueden ocasionar problemas de absorción y una digestión inadecuada, los cuales provocarán deficiencias nutricionales. En primer lugar, complementar con un buen multivitamínico, grandes cantidades de vitamina D, y zinc, ayudará a que el revestimiento intestinal vuelva a la normalidad (suponiendo que se eliminen los irritantes de la dieta).

También se ha demostrado que los aceites esenciales de pescado realmente ayudan a mejorar la condición del revestimiento de la mucosa intestinal (los omega-3 reducen en gran medida la inflamación entre una serie de otros beneficios).

Enzimas digestivas

Las enzimas digestivas son críticas para descomponer adecuadamente los alimentos que comemos. ¿Por qué son tan importantes para tratar el intestino permeable? En primer lugar, las enzimas descomponen los alimentos en partículas muy pequeñas, evitando que moléculas grandes que no fueron digeridas irriten el revestimiento intestinal y limiten la absorción nutricional. También funcionan en tus intestinos actuando como escudos para eliminar toxinas, bacterias y células dañadas de la mucosa.

Todo este proceso le ofrece al intestino muchas células sanas con las cuales reconstruirse. Se ha demostrado que las enzimas bromelina y papaína reducen la inflamación en el revestimiento intestinal y en otros tejidos del cuerpo, permitiendo que el sistema inmunitario y el hígado puedan descansar y aliviarse. No pases por alto las enzimas de origen animal, ya que estas pueden ayudar a que haya una mejor absorción de grasas y proteínas.

La betaína HCL

Recuerda que la digestión comienza en el estómago. Si tienes un nivel bajo de ácido estomacal, no importa qué hagas, será poco probable que puedas curar tu síndrome del intestino permeable. El ácido debe descomponer los alimentos para que las moléculas no sean demasiado grandes. La forma más fácil de corregir este problema común es haciendo una prueba de suplemento de betaína HCL.

L-Glutamina

Una suplementación con L-glutamina puede ser un cambio esencial para aquellos que tienen alergias a los alimentos y han luchado con problemas intestinales durante años. Esta se usa en hospitales en grandes dosis para tratar a las víctimas de quemaduras, y los físico culturistas lo usan para recuperarse del sobreentrenamiento.

Pero nosotros podemos usarlo para promover la curación de las células intestinales, ya que estas necesitan L-glutamina para reconstruirse. Es muy importante usarla en grandes cantidades. Como mínimo 5 gramos varias veces al día.

Estos son los suplementos con los que puedes empezar para tratar el intestino permeable. Después de esto, si quieres probar otras ideas más avanzadas como el calostro, los probióticos, los prebióticos y los reguladores del sistema inmunológico, adelante.

Estos no son recomendados como suplementos para iniciar el tratamiento porque muchas personas pueden reaccionar a ellos. También la dosificación puede ser confusa, ya que las opciones para cada uno son infinitas.

Busca las causas principales de tu intestino permeable

El último paso es buscar y encontrar la raíz de tu intestino permeable. Este proceso comúnmente se realiza junto con un médico profesional, pero también hay muchas cosas que puedes hacer por tu cuenta.

Lo primero que puedes hacer por ti es descansar más. El cuerpo necesita energía y espacio para sanar. En este mundo acelerado en el que vivimos, muchas veces nos olvidamos de esto. Lo más fácil que puedes hacer esta noche para sentirte mejor es tomar un baño de sal de Epsom.

La otra cosa que querrás hacer es hacerte un chequeo de parásitos o infecciones intestinales persistentes. Estas infecciones ocultas son una causa muy común del intestino permeable constante. Si encuentras alguna y la eliminas, te sorprenderás de la cantidad de energía, sueño y las mejoras de tu peso corporal que notarás.

Nota final sobre el tratamiento del intestino permeable

Hay algunas formas de detectar el intestino permeable, pero el sistema digestivo es un lugar tan dinámico y complejo que muchas veces es una pérdida de tiempo y dinero. Si ya detectaste la mayoría de los síntomas de intestino permeable, especialmente si tienes alergias alimentarias o afecciones autoinmunes, esta es una muy buena señal de que lo padeces.

No es el fin del mundo si sufres de intestino permeable.

Esta una condición completamente reversible si sigues el enfoque de las fases múltiples descrito en este artículo.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.