Extensiones de pestañas y sus peligros ocultos

En todo el mundo, los humanos consideran que las pestañas largas y oscuras son un rasgo atractivo y deseable. Al igual que el cabello en nuestras cabezas, percibimos las pestañas largas y tupidas como indicadores de salud física (algunas afecciones médicas pueden hacer que las pestañas se caigan). Por lo tanto, las extensiones de pestañas son una tendencia de moda y belleza en aumento.

extensiones de pestañas

En un nivel puramente visual, estas extensiones también hacen que nuestros ojos parezcan más grandes y brillantes. Ambas son características que evocan sentimientos de calidez y confianza.

Durante milenios, los seres humanos han intentado hacer que sus pestañas naturales parezcan más largas, gruesas y oscuras. Hemos intentado rizarlas, alargarlas con rímel y aplicar adhesivos “falsos”.

Sin embargo, recientemente pasamos a las extensiones de pestañas. Algunos salones cobran cientos de dólares o más por cada aplicación de estas pestañas temporales de aspecto realista.

Peligros ocultos de las extensiones de pestañas

Aunque las extensiones de pestañas pueden darte un toque extra de glamour, hay algunos inconvenientes y riesgos. De hecho, debes tener en cuenta estas posibles complicaciones antes de invertir en tu propio conjunto.

Estar informada con anticipación puede marcar la diferencia entre tener ojos sanos o problemas de salud ocular desagradables.

1. Irritación de los párpados

El uso ocasional de extensiones de pestañas puede no causar ningún daño a los ojos, pero el uso frecuente puede irritar los párpados.

El adhesivo utilizado para unir las pestañas no solo puede ser dañino contra los tejidos que rodean el ojo, sino que con el tiempo, las extensiones pueden causar blefaritis, una inflamación del párpado que también puede dificultar la producción de lágrimas.

Las lágrimas no son solo una expresión visible de emociones fuertes; También son un componente esencial de la salud ocular. Tus lágrimas ayudan a mantener tus ojos humectados y también eliminan los desechos e irritantes de las córneas.

La blefaritis puede ser aguda o crónica y, desafortunadamente, no se puede curar.

2. Infecciones oculares

Tus pestañas ayudan a evitar que los desechos en el aire entren en tu ojo. Si tus pestañas naturales pueden proteger tu ojo contra infecciones, ¿no pueden las extensiones de pestañas hacer lo mismo?

Lamentablemente no. De hecho, las extensiones de pestañas y las pestañas postizas pueden atrapar bacterias dañinas, incluido el Staphylococcus aureus (S. aureus), causando una variedad de infecciones dañinas.

Estas infecciones pueden incluir un orzuelo (una protuberancia blanca en el párpado que causa picazón, hinchazón, dolor y secreción) y conjuntivitis bacteriana. La conjuntivitis puede causar enrojecimiento del ojo, lagrimeo, dolor y secreción.

Si decides usar extensiones de pestañas, es importante que tengas cuidado de mantenerlas limpias lavándote las manos regularmente y evitando tocarte los ojos.

3. Escleritis

Uno de los efectos secundarios de la irritación en el ojo es la esclerótica (la parte blanca del ojo) inyectada en sangre, que es una imagen opuesta a la que estás tratando de lograr usando extensiones de pestañas en primer lugar.

Se supone que las pestañas postizas son una herramienta de embellecimiento, y lo último que quieres es que presten más atención a tus ojos rojos, inflamados y llorosos.

Si encuentras que tus extensiones de pestañas te causan irritación visible y enrojecimiento en tus ojos, considera cambiar a máscara de pestañas.

4. Reacciones alérgicas

Antes de comprar extensiones de pestañas, o cualquier otro tipo de pestañas postizas, debes investigar y descubrir exactamente qué ingredientes se encuentran en el adhesivo. Muchos consumidores se sorprenderán al saber que algunos adhesivos para pestañas contienen formaldehído, un irritante respiratorio y un conocido carcinógeno.

Este químico cáustico es comúnmente utilizado como conservante químico en laboratorios médicos y morgues, y puede ser increíblemente dañino para la delicada piel que rodea los ojos e incluso puede causar reacciones alérgicas. Evitar los productos que contienen formaldehído es esencial para proteger la salud de los ojos y la salud general.

5. Pérdida de pestañas

Las pestañas no existen solo para que tus ojos se vean más bonitos. De hecho, tus pestañas son una de las defensas naturales de tu cuerpo contra lesiones en los ojos, y el uso frecuente de extensiones de pestañas puede poner en peligro este importante mecanismo de defensa.

Uno de los riesgos de las extensiones de pestañas es una afección conocida como alopecia por tracción, una forma de pérdida de cabello que ocurre cuando se aplica una tensión excesiva en el tallo del cabello durante un período prolongado de tiempo.

Además, debido a que las extensiones de las pestañas están unidas directamente a tus pestañas naturales, la eliminación a veces puede sacar las pestañas por completo.

La calvicie de pestañas no solo es visualmente poco atractiva, sino que también deja tus ojos más vulnerables a lesiones e infecciones.

De la misma manera que nuestra piel actúa como una barrera contra los agentes patógenos que ingresan a nuestros cuerpos, nuestras pestañas ayudan a filtrar el polvo, los desechos y los microbios que pueden causar lesiones en la córnea, infecciones bacterianas y más.

6. Erupciones

Una reacción alérgica es la respuesta más severa a la irritación que las extensiones de pestañas pueden causar, pero hay otras reacciones más leves que pueden ser igual de molestas. Si los químicos en el adhesivo de las pestañas irritan la piel, puedes experimentar una erupción incómoda y con picazón en el área de los ojos.

Las erupciones alrededor del ojo pueden ser especialmente molestas porque suceden en una sección muy delicada, y los rasguños y roces que las personas suelen hacer para rascarse pueden dañar aún más la piel ya delicada e inflamada de los párpados y debajo de los ojos.

7. Lagrimeo

La mayoría de nosotros podemos mantener nuestras manos alejadas de nuestros ojos cuando estamos despiertos, pero cuando dormimos es una cuestión diferente.

De hecho, puedes arrancarte las extensiones de pestañas mientras duermes, ya sea frotándote los ojos o simplemente dándote la vuelta y atrapándolas entre la mejilla y la almohada.

A menudo, cuando se arrancan las extensiones de pestañas, estás se llevan tus pestañas naturales con ellas. Además de la pérdida de pestañas que se mencionó anteriormente, esto puede causar dolor e incomodidad.

8. Tus párpados pueden quedarse pegados

Si le pagas a un profesional de spa para que realice la instalación de tu extensión de pestañas, es probable que no experimentes este problema. Pero si te vas por la opción económica y tratas de aplicarlas tu misma, podrías terminar con una situación difícil en tus manos.

Si llegas a aplicar demasiado pegamento en las extensiones, corres el riesgo de que tus pestañas superiores e inferiores se queden pegadas, sellando los ojos en el proceso. Si esto ocurre, puede ser muy difícil quitar el pegamento sin causarte dolor y daños permanentes en las pestañas.

9. Pestañas quebradizas

Además de la pérdida de cabello causada por las extensiones que tiran de las pestañas naturales, las extensiones también pueden causar la rotura de las pestañas.

Esto puede dejar tus pestañas naturales con una apariencia desigual que es difícil de disfrazar con el rimel. Para cubrirlo, algunas personas simplemente aplican más extensiones, perpetuando así el ciclo de rotura y pérdida del cabello.

Además de tener una apariencia indeseable, las pestañas rotas pueden dejar tus ojos más vulnerables a la irritación de tu entorno y a las infecciones.

10. Posibles consecuencias a largo plazo

La mayoría de los efectos secundarios que hemos discutido aquí han sido a corto plazo y de naturaleza finita. Sin embargo, debido a que no se han realizado estudios a largo plazo sobre los riesgos de las extensiones de pestañas, es posible que haya efectos más duraderos que aún no conocemos.

Una consideración importante es el riesgo de cáncer asociado con los ingredientes en el adhesivo de pestañas. El uso constante de cualquier producto cosmético que contenga carcinógenos puede aumentar tu riesgo total de cáncer a lo largo de tu vida.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.