Salud Síntomas

Falta de aire: síntomas y causas de la disnea

La falta de aire es conocida también como dificultad respiratoria o disnea, en términos médicos.

Una mujer presenta síntomas de falta de aire o disnea

La disnea, no es más que la sensación de ahogo y opresión torácica a causa de  una respiración difícil. Su intensidad no se relaciona directamente con la gravedad de la enfermedad que puede estar ocasionándola y puede estar influenciada u originada por las emociones, la personalidad y los estímulos externos.

Esta sensación es una de las más atemorizantes para el paciente ya que puede llegar a sentir la muerte inminente.

Principales síntomas de la falta de aire

Los principales síntomas que puede experimentar el paciente pueden ser:

  • Incomodidad para respirar.
  • Dificultad para respirar.
  • Sensación de ahogo, asfixia o sofocamiento.
  • Opresión torácica.
  • Incapacidad de inspirar el aire necesario.

Clasificación

Se puede clasificar la falta de aire o la disnea en 5 grados dependiendo de los síntomas y del momento en el que se originan:

  • Disnea grado 0: dificultad respiratoria que se origina al realizar actividad física de fuerte intensidad (Correr, escalar, nadar, etc.)
  • Disnea grado I: dificultad para respirar que se origina al caminar rápido o con cierta inclinación.
  • Disnea grado II: dificultad respiratoria que se origina al andar distancias cortas y a una velocidad normal, la persona refiere sentirse cansado al andar una distancia menor  a la de una cuadra.
  • Disnea grado III: es la dificultad respiratoria que se origina al caminar distancias cortas, el paciente refiere no poder andar más de 100 metros sin sentirse cansado y sin tener la necesidad de detenerse y descansar.
  • Disnea grado IV: sensación de falta de aire incluso al estar en reposo. El paciente refiere dificultad respiratoria al estar acostado o sentado.

Existe otra clasificación, descrita por la asociación de cardiología de Nueva  york (New York Heart Association)(1) conocida como escala NYHA por sus siglas. Es utilizada para calificar la disnea de origen cardiaca:

  • Clase I: No hay limitación de la actividad física, la actividad ordinaria no ocasiona fatiga, disnea o dolor torácico. El paciente mantienen un estilo de vida normal.
  • Clase II: Ligera limitación de la actividad física, el paciente está tranquilo siempre y cuando se mantenga en reposo. La actividad ordinaria ocasiona fatiga, disnea o dolor torácico. El paciente refiere estos síntomas al subir escaleras o levantar peso.
  • Clase III: Marcada limitación de la actividad física, el paciente refiere sentirse bien al estar en reposo pero la más mínima actividad desencadena la fatiga, disnea o dolor torácico. El paciente refiere síntomas con el simple hecho de peinarse o vestirse.
  • Clase IV: el paciente presenta síntomas incluso estando en reposo, cualquier actividad física empeora el cuadro clínico.

Causas de la disnea

La dificultad respiratoria es la principal causa por la cual los pacientes consultan al neumonólogo, pero lo que no saben es que las afecciones pulmonares o de las vías respiratorias no son las únicas causantes de esta alteración.

Distintos factores pueden ocasionar dificultad respiratoria, incluso en pacientes totalmente sanos. De manera práctica y sencilla, se puede clasificar tomando en cuenta sus tres orígenes más comunes:

1. Cardiaca

Se presenta cuando el sistema cardiovascular no funciona de manera adecuada por razones fisiológicas o anatómicas, por ejemplo en pacientes con insuficiencia cardiaca que se origina cuando la función del corazón está alterada o el músculo cardiaco no es capaz de bombear suficiente sangre para abastecer a los órganos, músculos y tejidos del organismo.

2. Pulmonares

La dificultad respiratoria por causas pulmonares es una de las más comunes. En esta categoría, el órgano encargado de realizar el intercambio gaseoso y de proporcionar oxígeno a la sangre se ve afectado, es decir, el pulmón. Al igual que las demás estructuras que ayudan a llevar a cabo este proceso.

Principales alteraciones respiratorias

Las principales alteraciones o patologías respiratorias que pueden causar disnea son:

  • Asma: en donde se evidencia una disminución del calibre de las vías respiratorias, específicamente de los bronquios, que impiden el paso del aire al pulmón.
  • Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC): enfermedad crónica inflamatoria de los pulmones en la que se obstruye el paso  de aire. Los síntomas incluyen, además de la dificultad para respirar, tos, producción excesiva de moco y silbidos al respirar. La principal causa de esta enfermedad es el consumo de cigarrillos por un tiempo prolongado.
  • Neumonía: Infección pulmonar en donde la presencia de infiltrado alveolar, no permite el correcto intercambio de oxígeno y dióxido de carbono.
  • Colapso pulmonar: ocasionado por la entrada de aire o presencia de líquido (sangre, líquido pleural o pus) en la cavidad pleural, es decir, en el espacio que se forma entre la capa que recubre al pulmón y la que está adosada a la cavidad torácica en su interior.
  • Embolia pulmonar: bloqueo de la arteria pulmonar por un coagulo de sangre.

3. Mixtas

Dentro de esta clasificación conseguimos aquellas causas que no tienen relación directa con el corazón o los pulmones. Por ejemplo la acidosis metabólica, anemia, dolor, ansiedad, Enfermedades neuromusculares, entre otras.

Referencias:

  1. Manual.jointcommission.org. (2016). New York Heart Association (NYHA) Classification. [online] Disponible en: https://manual.jointcommission.org/releases/TJC2016A/DataElem0439.html [Accessed 11 Oct. 2018].
5/5 (1 Review)