7 hábitos matutinos que hacen que sea más difícil perder peso

¿Por qué son importantes los hábitos matutinos? Bueno, la forma en que comienzas tu mañana a menudo dicta cómo será el resto del día. Si te levantas del lado equivocado de la cama, entonces puede que todo tu día se arruine. Es más o menos lo mismo con el aumento de peso.

hábitos matutinos

No importa cuánto intentes perder peso, hay algunos hábitos matutinos que simplemente no te dejarán escapar del aumento de peso y evitarán que tu cuerpo a consuma más calorías.

La grasa corporal se acumula en nuestros cuerpos de varias maneras gracias a nuestras rutinas diarias. No es tan simple como solo elegir tener un desayuno saludable todos los días, por más que sí sea de gran ayuda.

7 hábitos matutinos que hacen que sea más difícil perder peso

Si te tomas en serio tu pérdida de peso, aquí hay algunos hábitos matutinos que debes eliminar para que realmente puedas comenzar a tener el progreso que estabas esperando.

No bebes un baso de agua después de levantarte

Ya sea porque lo olvidaste o porque no lo sabías, muchas personas no hacen esto. ¡Buenas noticias! Esta es una rutina simple que puedes incluir en tus actividades matutinas. Si necesitas un recordatorio, coloca un vaso de agua en tu mesita de noche antes de irte a dormir. Por la mañana, a primera hora después de levantarte, bébelo.

Mucha gente piensa que se debe beber agua durante el desayuno; Sin embargo, eso está mal. La función del agua es acelerar tu metabolismo y facilitar el procesamiento del desayuno. También te ayudará a deshacerte de las toxinas no saludables en tu cuerpo.

Por lo tanto, no importa si tienes sed o no, asegúrate de beber ese vaso de agua todas las mañanas y verás que tu grasa corporal disminuye más rápidamente.

No dejas entrar la luz del sol

La luz del sol es buena para ti en cualquier momento del día, pero sobre todo cuando te despiertas. Si te gusta dormir con las cortinas cerradas, es hora de liberarte de ese hábito. Los rayos del sol te ayudarán a impulsar tu metabolismo correctamente y a preparar tu cuerpo para desayunar y procesarlo de la manera correcta.

También te podría sorprender la explosión de energía que te dará recibir un poco más de sol. Tan solo 20 o 30 minutos de sol por la mañana serán excelentes para tu IMC y tu camino hacia la pérdida de peso.

Bebes demasiada cafeína por la mañana

Esto es muy malo para las personas que quieren perder peso, especialmente aquellas para quienes la cafeína es un ingrediente necesario para comenzar el día. Pero en realidad no se trata del café en sí. De hecho, el café es un antioxidante natural y es excelente para la digestión. Esto se trata más bien del azúcar, leche u otros aditivos.

Consumir todos esos azúcares en la mañana hará exactamente lo opuesto de ayudar a tu digestión. Estos agregan calorías y te llevan un paso atrás de tus objetivos de pérdida de peso. Deja el azúcar y mejor prepara una taza de café negro.

O incluso mejor, cámbiate al té verde, un antioxidante natural que sabe mejor que el café negro, con el beneficio extra de que te mantiene lo suficientemente despierto para empezar el día.

Te saltas el desayuno

Incluso si no tienes ganas de comer temprano en la mañana, hay una razón por la cual la gente dice que el desayuno es la comida más importante del día. No puedes permitirte saltarte el desayuno si estás tratando de perder peso. Dicho esto, trata de evitar comer cosas azucaradas, como cereal, o cualquier alimento con muchos conservantes.

En cambio, opta por un desayuno ligero pero nutritivo. Un batido es la elección de muchas personas porque es fácil de hacer y puedes beberlo mientras te preparas para el día. Pero algo tan simple como un tazón de avena o un yogur con bayas también puede ser más que suficiente.

Te saltas el ejercicio matutino

Ya sea yoga o un trote rápido, intenta incorporar el ejercicio en tu rutina matutina. Sí, es difícil. Probablemente aún te sientas cansado o con sueño, pero los efectos positivos de incorporar el ejercicio en tu rutina de pérdida de peso son numerosos. Hacer ejercicio es una excelente manera de despertarte y aumentar tu metabolismo, y también disminuye tu apetito.

Normalmente, comerías algo para despertarte, pero si cambias tu desayuno lleno de calorías por una sesión de yoga de 15 minutos o un trote rápido, te sentirás mucho más inclinado a tener un desayuno saludable posteriormente.

Ves las noticias en la mañana

Puede sonar un poco descabellado, pero ver las noticias puede ser perjudicial para tu rutina de pérdida de peso. Cuando te despiertas, tus células trabajan más rápido de lo normal para que tu cuerpo alcance un ritmo de funcionamiento normal.

El estrés, que a menudo se puede asociar con ver las noticias, convertirá tus células madre en células grasas y te hará ganar grasa corporal.

Lo mismo ocurre con intentar hacer mucho esfuerzo en el momento en que te despiertas. En su lugar, intenta escuchar música relajante o leer un libro cuando te despiertes. Cuanto menos estresado estés en la mañana, más fácil será para ti perder peso.

Te quedaste dormido hasta tarde

Siempre debes tratar de dormir entre 7 y 8 horas todos los días, pero no más de 10 horas. Cuando te duermes hasta tarde de manera constante, tu IMC aumentará y te darás cuenta que tu grasa abdominal también aumentará junto a él.

Esto se debe a que tu cuerpo está esperando a ser alimentado y, si en vez de eso sigues durmiendo, este producirá más células grasas para sustentarse. Además, dormir demasiado afectará tu metabolismo y tu horario de desayuno. Mantener constantes los tiempos de comida es importante para perder peso.

Acerca del autor

Equipo Editorial

Equipo Editorial

Equipo editorial de Vida Lúcida. Somos un equipo de trabajo comprometido con la propuesta de temas informativos y redacción basada en fuentes serias y confiables para asegurar un artículo de calidad a nuestros lectores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.