Haz la limpieza de tu hogar en menos tiempo con estos consejos

La limpieza de tu hogar es un proceso continuo, y lamentablemente es muy poco el tiempo que las cosas van a durar en perfecto orden. Sin embargo, puedes hacer el aseo de manera que se requiera muy poco tiempo y esfuerzo para completarlo.

Persona que está poniendo ropa en la secadora

Limpia tu hogar en menos tiempo

En este artículo te explicaremos ocho consejos sencillos y eficaces que te ayudarán a olvidarte de la limpieza tediosa y tardada habitual.

Guarda todos los objetos que no estés usando

Por alguna razón, esta simple regla es la que descuidamos la mayor parte del tiempo. Como resultado, dejamos el procesador de alimentos en la encimera, quedan papeles desordenados sobre la mesa, se acumulan champús innecesarios en el costado de la bañera y pisamos bloques de Lego tirados en el suelo. Lo mejor sería acostumbrarnos a guardar el procesador de alimentos en la alacena, los papeles en un cajón, y los champús en el estante, para así liberar espacio.

Haz arreglos a tus medios de almacenamiento

El consejo anterior es difícil de seguir si tu casa carece de espacio para almacenamiento, así que organízalo de manera que haya espacio para cada artículo. Es ideal hacer esto en la etapa de planificación de interiores de un apartamento nuevo, pero incluso si vives en un apartamento alquilado y tienes un presupuesto limitado, aun así, hay opciones. 

Una de las formas más fáciles y económicas de organizar tu almacenamiento de manera armoniosa es usar cajas. Estas vienen en una variedad de colores y tamaños. Pueden almacenar rápidamente cualquier cosa, desde maquillaje hasta almohadas y mantas. Las cajas se pueden colocar en un estante, debajo de una cama o en un ático.

Algo importante a tomar en cuenta: para que funcione el método de “guardar todo lo que no uses”, es importante que antes encuentres un lugar conveniente y hagas una limpieza. Claramente no podrás guardar un procesador de alimentos en un gabinete de cocina si primero necesitas reorganizar un par de ollas y apartar sartenes.

Deshazte de las cosas innecesarias

Es difícil encontrar un lugar para almacenar las cosas que necesitas si los gabinetes están llenos de cosas innecesarias. Tirarlos es opcional: puede venderlos, donarlos a organizaciones benéficas o reciclarlos, para así liberar espacio. 

Averigua qué tipo de limpieza te toma más tiempo completar

Dedica una semana o dos a “investigar” y averigua qué te hace gastar más tu tiempo. Por ejemplo, lavar los platos son quince minutos, sacar la ropa limpia de la lavadora y colgarla es media hora al día, y otros cuarenta para aspirar las alfombras y limpiar el piso. El total da casi una hora y media. Este tiempo puede acortarse “delegando” todos estos asuntos a los electrodomésticos.

Uso de lavavajillas

Déjale el lavado de platos a un lavavajillas. Incluso si te parece que tienes pocos platos y es “más fácil con tus manos”, definitivamente cambiarás de opinión después de incorporar este dispositivo en tu casa. Con su ayuda, será más fácil seguir el consejo de “guardar objetos que no estés usando”: los platos sucios ya no se acumularán en el fregadero, sino que esperarán su turno para ser lavados en el lavavajillas. 

Otra ventaja son los ahorros en las facturas de servicios públicos: el lavavajillas utiliza menos agua en comparación con el lavado de manos y el proceso en sí puede iniciarse por la noche.

Un robot aspirador

Un robot aspirador puede limpiar y trapear alfombras. Puedes establecer un programa de limpieza de una vez, por ejemplo, en modo nocturno, o configurar la ruta de la aspiradora en la aplicación.

El secador de ropa

Colgar la ropa puede excluirse por completo de la rutina del hogar si consigues una secadora. Las prendas pueden guardarse inmediatamente en los armarios directamente después del secado, y en muchos casos ni siquiera necesitan planchado.

Reparte las responsabilidades del hogar

Lo principal es ponerse de acuerdo sobre quién hará qué y cuándo, y adherirse estrictamente a estos acuerdos. Incluso los niños más pequeños pueden ayudar. Por ejemplo, pueden poner juguetes en cajas fácilmente. Ten en cuenta el segundo punto: debe haber suficiente espacio de almacenamiento para poder guardar las cosas.

Haz un “programa” de limpieza de tu casa

Encender el robot aspirador todos los días, lavar la estufa y los accesorios de plomería una vez a la semana, limpiar el polvo una vez cada dos semanas, limpiar los frentes de la cocina una vez al mes. Este es solo un ejemplo, pero una lista así te ayudará mucho a mantener la limpieza: por un lado, definitivamente no se te pasará nada, por otro lado, no se acumularán todas las tareas.

No esperes para poner las cosas en orden, hazlo de manera inmediata

Cuelga tu abrigo en el armario nada más entrar a tu casa, mete los platos en el lavaplatos justo después de comer, haz la cama después de levantarte, mete tus zapatos en tu armario o cajón apenas te los quites. 

La micro limpieza sobre la marcha también ayuda a mantener las cosas ordenadas. El principio es simple: si el desorden se puede eliminar en cinco minutos, hazlo ahora. Limpia el fregadero y el grifo después de cepillarte los dientes, guarda los restos de comida en el refrigerador, pon la sartén en el lavaplatos y apila los papeles en la encimera. 

Ventila regularmente el hogar y usa un humidificador

El aire limpio en un apartamento es el principal enemigo del polvo doméstico y, por lo tanto, tendrás que limpiarlo con menos frecuencia.