Belleza

Hazte una limpieza facial en sólo 3 pasos

Existen hábitos que deben convertirse en rutina para cualquier mujer, y la limpieza facial es uno de ellos. Diariamente, es necesario, para conservar la salud y buena apariencia del rostro, que se tenga una rutina de limpieza ideal y adaptada según el tipo de piel.

joven mujer haciendo una limpieza facial con cremas hidratantes y gel

Cuidar la piel del cutis es vital en estos tiempos donde la apariencia es tan importante. Las mujeres deben tratar de mantener el brillo natural, la frescura y belleza natural de su piel, simplemente insertando en su rutina diaria un plan de limpieza facial que puede hacerse en solo 3 pasos.

No es necesario gastar un montón de dinero en productos anti-envejecimiento o arrugas, si usas los productos adecuados según el tipo de piel, la técnica correcta, y sobre todo, eres constante. Con estos 3 elementos, es muy probable que el rostro tenga siempre brillo y luminosidad, haciéndote lucir mucho más bonita y atractiva.

También puedes leer:
Remedio natural para eliminar el vello facial y suavizar la piel

¿Qué necesitas para hacer una limpieza facial en solo 3 pasos?

En primer lugar, y antes de comenzar, debes acudir a un dermatólogo o cosmiatra/cosmetólogo que identifique el tipo de piel que tienes. Una vez identificado este, puedes comprar los productos adecuados que están clasificados para: piel grasa, piel mixta y piel seca.

Luego de saber tu tipo de piel, debes adquirir 3 productos básicos:

  • Gel, crema o loción limpiadora
  • Tónico astringente
  • Crema o loción hidratante

En el mercado existen diversas opciones para elegir. Existe una alta competencia entre buenas marcas, por lo cual debes ser muy perspicaz para elegir la mejor en relación costo-beneficio. Acá debes tomar en cuenta que las marcas reconocidas siempre son hipo alergénicas y están dermatológicamente probadas, por lo que siempre inclínate por estas, antes que por marcas poco conocidas, o que no cumplan con las normas legales de producción.

También puedes leer:
Loción para el rostro con antigua receta

Cómo hacer la limpieza facial paso a paso

Ilustración de una mujer limpiando su rostro

Una vez tengas los productos correctos, hacer la limpieza facial es muy sencillo:

Paso 1

Aplicar el limpiador en el rostro incluyendo el área del cuello y el escote. Es muy importante este paso ya que con este producto eliminas todas las impurezas que la piel pudo haber absorbido durante el día. Asegúrate de mojar tu rostro siempre con agua tibia para que los poros se dilaten.

Paso 2

Luego, para cerrar los poros, debes aplicar agua y fría y acto seguido, el tónico astringente. Con esto vas a refrescar tu piel y devolverle el equilibrio natural que debe tener.

Paso 3

Finalmente, la crema hidratante sella todo el trabajo y te deja lista para dormir o aplicar el bloqueador solar y posteriormente el maquillaje si es de día.

El rostro perfecto

También puedes leer:
Cómo hacer un limpiador facial para todo tipo de piel

Es muy importante que esta rutina de limpieza facial se cumpla diariamente, en la mañana y en la noche. En la mañana para preparar la piel para el maquillaje, los agentes externos y contaminantes, y eliminar los residuos productos del sudor que prolifera cuando dormimos, y en la noche para que la piel esté limpia y perfecta para ejecutar su proceso de regeneración celular como es debido.

Además, como extra, no debes olvidar nunca el uso del bloqueador solar. Esto le dará un plus de cuidado a tu piel, que junto a la limpieza fácil logrará que luzcas radiante y con el rostro perfecto.

Comparte esto:
Suscribirte al Boletín
Recibe en tu correo las últimas publicaciones de Vida Lúcida Totalmente gratis!
También podrás recibir novedades y noticias sobre salud y los temas de interés que tratamos.
2016 (C) Derechos reservados
   
* No olvides revisar tu bandeja de entrada para confirmar tu suscripción.
Vida Lúcida Social!
Forma parte de Vida Lúcida Social. Crea tu cuenta gratis y comienza a conectar con más personas que buscan el bienestar y mejorar su calidad de vida.
2018 (C) Vida Lúcida