Psicología Reflexiones Relaciones de pareja

Las mentiras blancas pueden ser más perjudiciales de lo que piensas

Para muchas personas, las llamadas pequeñas mentiras blancas se consideran permisibles e inofensivas. Tiene que ver con el hecho de que quienes las dicen creen que lo están haciendo con buenas razones. Sin embargo, estas mentiras puede trae consecuencias que muchas veces son subestimadas.

las mentiras blancas y cuál es su repercusión

Las mentiras son más frecuentes en nuestra vida diaria que nunca. Sin embargo, en la mente de algunas personas al menos, no todas las mentiras son iguales. Deliberadamente mentir de una manera dañina o engañosa para causar daño o encubrir una transgresión es visto como malo por la mayoría de la gente. Sin embargo, algunos otros tipos de mentiras, incluidas  las mentiras blancas , no lo son.

El daños que ocasionan las “mentiras blancas”

Estas pequeñas mentiras blancas pretenden evitar herir innecesariamente a un amigo, pariente o compañero. También puede suceder simplemente porque sientes que la verdad simplemente no es importante.

Sin embargo, la verdad sobre las mentiras es que son daltónicas. Por lo tanto, colocar las palabras en blanco y poco antes de una mentira no lo hace menos malo que a otros tipos de mentiras.

¿Por qué sucede esto? Hay una serie de buenas razones por las cuales las mentiras blancas son más dañinas de lo que piensas. A continuación puedes conocer algunos de los perjuicios que ocasionan estas mentiras.

1. Si alguien puede mentir sobre cosas pequeñas, es probable que mientan sobre cosas más grandes

Como es el caso con muchas cosas en la vida y en el mundo, comienzan pequeñas pero crecen y se expanden. Las mentiras no son diferentes. Lo que comienza con pequeñas mentiras, con el tiempo se pueden tornar en conductas y modos de vida. Le dices a otro y a otro, con cada uno, cada vez es más fácil. Eventualmente, estás diciendo mentiras cada vez más grandes sin siquiera pestañear al respecto.

También puedes leer:  La posición en que duermes con tu pareja dice mucho de la relación

2. Mentiras equivale a la deshonestidad sin importar el tamaño

una mujer que miente

Para la mayoría de las personas, su reputación es importante. La deshonestidad no es buena para tu reputación. Por ejemplo, en los negocios, las personas elegirán comprar productos o usar sus servicios en función de lo que les digan. Si te atrapan incluso en una pequeña mentira, puede causar problemas difíciles de rectificar.

Incluso si le dices a tu esposa o amigo que su idea realmente mala es “buena”, solo porque no quieres ser negativo, sigues sin ser honesto con ellos. La honestidad es importante para tu reputación y también para las relaciones que lleves con los demás, ya sean personales o de negocios, ya que la idea que se forjan de ti depende de lo que demuestras, y muchas veces las mentiras blancas son fáciles de detectar, pero muy difíciles de limpiar de la imagen de alguien.

3. Mentiras blancas, incluso las más pequeñas pueden causar que otros parezcan tontos

A menudo, como notamos al principio, las personas dicen mentiras piadosas porque quieren evitar herir a alguien que les importa y ama. A menudo, sin embargo, esto en realidad es contraproducente.

Por ejemplo, evitas ser honesto acerca de alguien en su capacidad para cantar y reservan un micrófono abierto o actúan frente al público en general. ¿Cuál es el resultado? Podrías estar exponiendo a esa persona para que se burlen de el o ella. Porque es evidente que no canta bien, y  las personas que no están emocionalmente involucradas en ellos no van a perdonar sus sentimientos.

Es mucho mejor utilizar el tacto y ser honesto con ellos, que pretender que cantan como un ángel solo para evitar herir sus sentimientos.

4. Las mentiras blancas distorsionan la realidad

mentiroso

Incluso cuando dices una pequeña mentira blanca, eso no parece ser un gran problema. Por ejemplo, dices que no puedes ayudar a un amigo por problemas en la espalda. Al mismo tiempo, sabes muy bien que no tienes problemas de espalda. Una vez que hayas dicho esa mentira, a menos que quieras confesar y explicar que solo estabas dando una excusa, comenzarás a exponer la mentira.

También puedes leer:  Técnicas efectivas para controlar la ira

Esto crea una realidad distorsionada. A menos que quieras ser completamente sincero con ese amigo (o en otras situaciones y ejemplos), debes continuar fingiendo con él.

En pocas palabras, las mentiras no son verdaderas. Entonces, cuando cuentas pequeñas mentiras en la vida, tu vida se vuelve cada vez menos honesta y se llena de matices ficticios, que en muchas ocasiones, tendrás que sostener con el ánimo de proteger tu engaño.

5. Las mentiras blancas, como las demás mentiras, eventualmente se descubren

Cuando estás construyendo un mundo de deshonestidad, incluso de pequeñas mentiras blancas aquí y allá, eventualmente te alcanzarán o serás atrapado. No importa lo bien que creas que lo has hecho, la mayoría de los mentirosos son desenmascarados finalmente.

Por lo tanto, es mejor ser honesto tanto como sea posible y evitar enredarse en estas redes de pequeñas verdades a medias y mentiras piadosas que mucha gente piensa que están bien.

Con suerte, el artículo anterior ha demostrado cuán perjudiciales pueden ser las llamadas mentiras blancas para la vida y tus relaciones. Puede ser que requiera más agallas y fuerza de carácter ser honesto, pero tus amigos, parientes y otras personas en tu vida sin duda lo apreciarán y te respetarán más por ello.

Si la alternativa es seguir contando mentiras y llevar una vida cada vez más distorsionada. Al final, te encontrarás creyendo que las cosas que no son verdaderas son la realidad.

5/5 (1 Review)