Los diferentes tipos de discriminación y su causa

Discriminar, en el buen sentido de la palabra, hace referencia al acto de distinguir o diferenciar personas o cosas pero esto toma una connotación negativa cuando se incluyen sentimientos negativos al objeto de la diferencia.

Conociendo las diferentes maneras de discriminación y sus repercusiones psicológicas en las personas

     Entre seres humanos, la discriminación se presenta a través de manifestaciones negativas a nivel conductual dirigido a personas de forma individual o grupal.

Las conductas originadas en la discriminación llegan a ser de naturaleza agresiva y desencadenan consecuencias desfavorables en aquellos que son víctimas de éstos comportamientos. Estas personas llegan a experimentar sentimientos de frustración, ansiedad o desolación debido a la discriminación.

Causas de la discriminación:

La principal causa de la discriminación tiene su raíz en la intolerancia que describe de manera explícita la no aceptación hacia las diferencias. Como individuos, somos únicos y estamos compuestos por un conjunto de creencias que forman parte de nuestra personalidad, por ende, nos creemos poseedores de la verdad y de que nuestra manera de concebir la vida es la correcta.

Muchas personas no pueden aceptar o tolerar a las personas distintas a ellas en cuanto a maneras de ser como pensamientos, sentimientos, credos, ideologías, apariencia física o procedencia.

Si la creencia está arraigada de manera tan intensa que impulse a la persona a atentar con lo que considera diferente, surgen actos de discriminación. La segregación se deriva de factores como los que expondremos a continuación:

  • Individuales: Provienen del interior de la persona y por lo general toman como punto de partida a los propios miedos. En estos casos, es muy probable que aquel que no se siente a gusto con su apariencia física o le tema de forma desmedida al sobrepeso, discrimine a personas obesas, por ejemplo.
  • Influenciados por el medio: La discriminación no proviene del individuo sino que se debe a una aptitud adquirida a través del proceso de socialización. Puede ser una especie de herencia en vista de que es información que es transmitida a través de los padres, familiares, la escuela o su entorno cercano.
  • Ideológicas: Se fundamentan en el conjunto de creencias, prejuicios o estereotipos que se hayan establecido sobre un grupo social, cuyas características les hacen inferiores frente a los ojos de otros.
  • Pertenencia al grupo: Es una causa bastante habitual y genera que se institucionalice el maltrato o segregación. De hecho, para el que pertenece al grupo agresor, es una forma de sentirse importante y le genera sentido de pertenencia y en ésta medida asume las costumbres propias sin importar las consecuencias negativas que ellas puedan generar.

Tipos de discriminación:

      Existen diferentes tipos de discriminación, entre ellas podemos destacar:

Racismo

 Es un tipo de discriminación que mantiene la creencia de la desigualdad de razas, por ende, una será superior con respecto a otras.

     Los individuos son rechazados y excluidos en base a su raza y llegan a ser víctimas de agresiones físicas, psicológicas y son excluidos de diversos sectores sociales.

Xenofobia

El objeto de la segregación en estos casos es hacia las personas de otras nacionalidades. Se desprecia a alguien debido a que es de un país distinto al suyo.

Te puede interesar:
Cómo el amor maternal afecta el cerebro del niño

     La xenofobia puede extenderse o dirigir su objetivo hacia un ataque hacia las características propias de habitantes de un país como sus formas de ser o su lenguaje, por ejemplo.

Por género u orientación sexual

 Es un tipo de discriminación dirigida específicamente al género con el que se identifique una persona. La segregación de éste tipo más popular va dirigida hacia las mujeres e incluso persiste actualmente en algunas sociedades. La discriminación hacia la mujer se encuentra enmarcada dentro de la creencia de que ésta es un ser inferior.

     En sociedades machistas o patriarcales, se segrega a la mujer sólo por pertenecer a éste género, no obstante, también puede ocurrir en el caso opuesto cuando de grupos feministas radicales se trata.

     La orientación o preferencia sexual también es objeto de discriminación por grupos con tendencias homofóbicas que pueden ser civiles, políticos o religiosos hacia individuos que se orientan por gustos que no se ajustan a los típicos y socialmente aceptados.

Discriminación laboral

A nivel laboral, la discriminación es un fenómeno latente y atenta generalmente contra las mujeres, la edad, así como contra individuos de cierta procedencia étnica.

     En muchas empresas o instituciones, aún en la actualidad, cuando la mujer ha ganado gran presencia en todos los ámbitos, se suelen discriminar a nivel salarial, concediéndole mejores beneficios a los hombres. Por otra parte, es posible que sean discriminadas por su capacidad natural a la maternidad en vista de que esto genera gastos imprevistos a la empresa.

     En cuanto a los salarios, a ciertos grupos considerados minoritarios por racismo o xenofobia, suelen asignárseles salarios más bajos en comparación con los que se consideran las razas superiores para determinada sociedad.

     En lo que respecta a la edad, se discriminan a los individuos por alcanzar edades que ya no son consideradas productivas en el mundo empresarial o por carecer de la experiencia debido a su corta edad. Con respecto a la asignación de altos cargos dentro de las corporaciones, es una realidad que se los siguen asignando de forma preferencial a los hombres.

Por apariencia física

 Ciertos rasgos como la tonalidad de la piel, la obesidad o la presencia de tatuajes son empleados para despreciar y excluir a estas personas.

     Además de ser atacadas y sometidas a maltratos de cualquier índole, se les niega el acceso a las oportunidades laborales, por ejemplo, o el ingreso a sitios exclusivos.

     Esta es una condición que, sumada a la procedencia étnica y la xenofobia, se manifiesta a través del denominado “bullying” en los espacios educativos y que, debido a las graves consecuencias, se ha venido atacando en muchos países por medio de campañas educativas y de la creación de leyes o penalizaciones ante este tipo de actos.

     Las consecuencias de la discriminación son tan graves y devastadoras en los individuos que son víctimas de éstos comportamientos que se han establecido lineamientos y leyes que penalizan este tipos de actos que van en contra de la integridad humana.

Acerca del autor

Avatar

Dayerlin Sosa López

Socióloga y Psicoterapeuta egresada de la Universidad Central de Venezuela con componente Docente en la Universidad de Oriente. Se desempeña como facilitadora de talleres de crecimiento personal para empresas. Es escritora, dedicada al trabajo terapéutico y Psicoterapeuta Gestalt.