Los hábitos matutinos que favorecen la salud del cerebro

El ritmo de vida moderno a veces no permite mantener la cabeza despejada y la salud del cerebro se puede ver afectada. La fatiga, el estrés y el agotamiento dificultan mantenerse alerta y concentrado.

Hábitos que mejoran la salud cerebral

Los problemas cognitivos empeoran con la edad. Sin embargo, si empiezas a cuidar tu cerebro lo antes posible, en el futuro podrás asegurarte de tener una mejor memoria y agudeza mental.

Los neurocientíficos aconsejan comenzar con cuatro hábitos para estimular el cerebro todas las mañanas.

No uses despertador

Una de las peores cosas que puedes hacerle a tu sistema nervioso es despertarte de un pitido agudo y alarmante. El neurocientífico Patrick Porter aconseja establecer un régimen para conciliar el sueño y despertar a una hora determinada, para no irritar el cerebro todas las mañanas, sino levantarse de acuerdo con el propio reloj interno.

Sin embargo, si añun eres de esas personas que no lo consigue por completo, puedes cambiar la música con la que despiertas, por algo más relajante y que no sea impactante para tu sistema nervioso.

Lo primero es agua, luego café

Después de muchas horas de restricción de agua durante el sueño, será útil que el cuerpo se despierte con un vaso de agua pura. El segundo vaso se puede diluir con jugo de limón fresco, la hidratación ayuda a la función cognitiva. Según un estudio realizado por el Instituto de Tecnología de Georgia, la deshidratación reduce la actividad del cerebro.

Elige alimentos de origen vegetal para el desayuno

Los científicos han descubierto que el intestino afecta la salud del cerebro. Los microorganismos de este órgano digestivo secretan neurotransmisores, vitaminas, hormonas y otras sustancias que afectan el estado de ánimo, el comportamiento y la función cognitiva de una persona.

Los investigadores han relacionado varios trastornos intestinales con afecciones como la depresión y la ansiedad. Por eso, para el desayuno es mejor ingerir aquellos alimentos que tengan un efecto positivo en la salud del tracto digestivo. Estos incluyen frutas, verduras, legumbres, cereales integrales, nueces y semillas.

No olvides tu entrenamiento matutino

El ejercicio puede ayudar a dormir mejor, controlar el estrés y la ansiedad, esto es lo que señala la Association for Applied Sports Psychology. Estos son los factores que son importantes para el bienestar cognitivo.

El entrenamiento cardiovascular aumenta el flujo de oxígeno al cerebro, reduce el riesgo de pérdida de memoria y mejora el rendimiento y el estado de alerta. Esto se debe a que la actividad corporal mejora la circulación y estimula la liberación de proteínas y hormonas responsables del desarrollo nervioso y la plasticidad cerebral.