Causas del mal olor en los pies y como evitarlo

El mal olor en los pies puede deberse a un gran número de factores que no están relacionados directamente con la falta de higiene, sino con bacterias y malas costumbres respecto al calzado y las condiciones en las que nuestros pies diariamente se ven afectados.

Causas más comunes del mal olor en los pies

El olor en los pies puede ser causado por sudoración excesiva de los pies y el rápido crecimiento de bacterias que se alojan en los mismos, lo que termina generando el ambiente ideal para su formación.

El mal olor de los pies, que a menudo recuerda al queso, no es el sudor sino las bacterias. Las bacterias llamadas Brevibacterium se alimentan del sudor. El motivo de los pies malolientes son las bacterias y sus excreciones.

Las razones principales para los pies malolientes y los pies sudorosos suelen ser las siguientes:

  • El uso de los mismos zapatos cada día. Las bacterias necesitan lugares oscuros y húmedos para reproducirse. Cuando se usan los mismos zapatos demasiadas veces sin secarlos completamente, las bacterias tendrán condiciones óptimas para proliferar.
  • Mala higiene. Esta es una de las causas más usuales, sin embargo, parece la menos reconocida, y se trata simplemente de aprender a llevar una higiene correcta con nuestros pies para evitar la acumulación de bacterias y hongos.
  • Los cambios hormonales pueden causar pies sudorosos, especialmente entre adolescentes y mujeres embarazadas.
  • El estrés y el nerviosismo pueden provocar que nuestros pies suden y se promuevan las bacterias que causan mal olor en los pies.

Cuando sudamos, principalmente excretamos solución salina, el olor desagradable en los pies es solo cuando las bacterias que se encuentran en la piel se agregan al sudor. Las bacterias descomponen el sudor y producen entre otros, el ácido butírico, que huele penetrante y muy característico, definido como “olor a queso”.

Cómo prevenir el mal olor en los pies

Para evitar el olor de los pies, usa de medidas preventivas. Usa calcetines de algodón, ya que absorberá el sudor y permitirá que los pies respiren mejor que al usar calcetines sintéticos. Los zapatos de cuero o abiertos (sandalias) son mejores que los sintéticos.

Cambiar los zapatos todos los días con el fin de darles la oportunidad de que se sequen. Comprar un cepillo de pies en tu farmacia y frota tus pies, exfoliar tanto los pies como el resto del cuerpo está comprobado que resulta muy beneficioso para la salud de la piel y la circulación de la sangre.

Te puede interesar:
Tratamientos para la psoriasis en las uñas

Remedios Populares

Existen una serie de remedios caseros que puedes utilizar para tratar esta afección con resultados efectivos y en un corto plazo de tiempo. Debes considerar también cambio de ciertos malos hábitos para que los resultados se den con mayor efectividad.

Alumbre

Comprar un poco de alumbre en la sección de especias de tu supermercado. Mezcla una cucharadita con uno o dos galones de agua en un recipiente y sumerja los pies durante 30 minutos, enjuaga con agua limpia, repetir al cabo de cuatro días. Si lo haces una vez al mes puede eliminar el mal olor de los pies.

Vinagre de manzana

Para controlar el olor en los pies, remoja tus pies varias veces a la semana en un tercio de taza de vinagre de manzana en una olla pequeña con agua tibia, esto resulta ser un remedio natural muy usado por las abuelas para tratar el problema del olor en los pies.

Usar bicarbonato de sodio

Espolvorear bicarbonato de sodio sobre el calzado es un método efectivo para prevenir el mal olor de los pies. El bicarbonato de sodio dentro de tus zapatos puede absorber la humedad y los olores.

Jabón

Lávate los pies diariamente con jabón (un jabón antibacteriano es preferible). Asegúrate de secar los pies y los dedos a fondo también, de esta manera evitarás la formación de hongos en los pies. Esto deshace la piel muerta donde las bacterias pueden crecer.

Usar las propiedades del té

Hervir un litro de agua y añadir 5 bolsas de té. Después de que el agua se enfría, sumerge los pies durante 30 minutos. El tanino en el té es un astringente, lo que impedirá que tus pies suden.

Alimentos con zinc

Trata de tomar alimentos que contengan zinc. El zinc puede hacer la piel más resistente a las bacterias que causan el olor. Si tomas el zinc en multivitaminicos sin supervisión médica, altos niveles de zinc pueden interferir con la absorción de cobre.

Óxido de zinc

Es recomendable encontrar un desodorante para los pies que contenga óxido de zinc y hierbas. Este tipo de desodorantes tienen las ventajas de ayudar a prevenir la formación de bacterias y evitar el mal olor en los pies, al mismo tiempo que previene los hongos en los pies.

Acerca del autor

Avatar

Juan Carlos Cantú

El Doctor Juan Carlos Cantú es Cirujano general (Cirugía Endoscópica) con amplia experiencia en la redacción de artículos médicos para sitios web de salud y bienestar.